Trump promete proteger la libertad religiosa en Desayuno Nacional de Oración y habla sobre impeachment

Por Bowen Xiao
06 de Febrero de 2020
Actualizado: 06 de Febrero de 2020

El presidente Donald Trump se comprometió a proteger la libertad religiosa en el 68º Desayuno Nacional de Oración en Washington, haciendo uso de sus primeras declaraciones públicas desde que el Senado lo absolvió un día antes para hablar también en contra del juicio político.

Mientras subía al escenario, Trump sostuvo dos periódicos diferentes que llevaban una palabra en el titular: “Absuelto”.

A una mesa de distancia estaba la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.) que también hizo comentarios. La noche anterior, mientras el presidente concluía su discurso sobre el Estado de la Unión, Pelosi rompió una copia del discurso, diciendo a los periodistas que el documento “era un manifiesto de falsedades”.

El vicepresidente Mike Pence, su esposa Karen Pence, miembros del gabinete y un puñado de congresistas también asistieron al evento.

“Nos reunimos como una nación bendecida por vivir en libertad y agradecida de orar en paz”, dijo Trump en el desayuno anual celebrado en Washington.

El presidente habló luego sobre la investigación y el juicio político, que han dominado la política y los titulares de los medios de comunicación estadounidenses desde septiembre.

“Mi familia, nuestro gran país y su presidente han sido sometidos a una terrible prueba por algunas personas muy deshonestas y corruptas”, dijo Trump. “Han hecho todo lo posible para destruirnos, y al hacerlo, han dañado gravemente a nuestra nación. Saben que lo que están haciendo está mal, pero se han puesto muy por delante de nuestro gran país”.

Trump dijo que los republicanos tenían “la fortaleza y la fuerza para hacer lo que todos saben que es correcto”.

También hizo una aparente referencia a Pelosi, quien dijo en septiembre que estaba rezando por el presidente “todo el tiempo” en una entrevista días después de anunciar que la Cámara estaba empezando su investigación de destitución.

“No me gusta la gente que usa su fe como justificación para hacer lo que saben que está mal. Tampoco me gusta la gente que dice, ‘Rezo por ti’, cuando saben que no es así”, dijo.

Trump dedicó gran parte de sus comentarios a reiterar que él, su administración y Estados Unidos siempre protegerán la fe.

“En todo lo que hacemos estamos creando una cultura que protege la libertad, y eso incluye la libertad religiosa”, dijo.

“En Estados Unidos no castigamos la oración, no derribamos cruces, no prohibimos los símbolos de la fe, no amordazamos a los predicadores, no amordazamos a los pastores”, dijo Trump. “En América celebramos la fe, apreciamos la religión, levantamos nuestras voces en la oración y elevamos nuestra vista a la gloria de Dios”.

Hacia el final de sus comentarios, el presidente recibió una ovación de pie cuando habló de la construcción de la iglesia de Mount Pleasant, una de las tres iglesias afroamericanas que fueron incendiadas en Louisiana por pirómanos.

“Sin embargo, tras tan espantoso mal, América fue testigo de la inquebrantable unidad, devoción y espíritu del reverendo Toussaint y de toda su hermosa y animada congregación. Las familias se reunieron rápidamente en oración. Pronto, la gente de toda Luisiana vino a ayudar de cualquier manera que pudiera. Los americanos de los 50 estados y 20 países diferentes se enteraron y donaron más de 2 millones de dólares para ayudar a reconstruir Mount Pleasant”.

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes Kevin McCarthy (D-Calif), Pelosi y otros sentados en las largas mesas que rodean el podio, se pusieron de pie y aplaudieron durante ese momento.

Pelosi, que habló ante el presidente, pidió oraciones por las minorías religiosas que eran perseguidas por su fe.

“Recemos para que nunca seamos inmunes a las atrocidades que siguen desafiando la conciencia colectiva de nuestra humanidad compartida”, dijo.

El 5 de febrero, los senadores votaron en línea partidista para absolver al presidente de los dos cargos que se le imputaban: abuso de poder y obstrucción del Congreso. Solo Mitt Romney (R-Utah) votó con los demócratas para condenarlo por abuso de poder, resultando 52-48 en el primer artículo de la impugnación y 53-47 en el segundo artículo.

Sigue a Bowen en Twitter: @BowenXiao

 

¿Sabía?

El libro chino más traducido en la historia se lee en 40 idiomas pero está prohibido en China

TE RECOMENDAMOS