Trump quiere un juicio de impeachment y espera que Biden testifique, dice funcionario de la Casa Blanca

Por Jack Phillips
22 de Noviembre de 2019 Actualizado: 22 de Noviembre de 2019

En una medida sin precedentes, un portavoz de la Casa Blanca dijo que el presidente Donald Trump quiere que el juicio de impeachment siga adelante en el Senado porque recibirá el debido proceso legal, y espera que el vicepresidente Joe Biden sea testigo.

“El presidente Trump quiere tener un juicio en el Senado porque es claramente la única cámara donde puede esperar justicia y recibir el debido proceso bajo la Constitución”, dijo el portavoz de la Casa Blanca Hogan Gidley en una declaración, según informó la agencia de noticias Reuters el jueves por la noche.

“Esperamos oír finalmente a los testigos que realmente presenciaron y posiblemente participaron en actos de corrupción, como Adam Schiff, Joe Biden, Hunter Biden y el llamado denunciante, por nombrar algunos”, agregó Gidley, refiriéndose al presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Schiff (D-Calif.), que es el líder de la investigación de impeachment contra el Presidente.

El foco de la investigación de impeachment dirigida por los demócratas es una llamada telefónica del 25 de julio en la que Trump le pidió al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky que “investigara” a Joe Biden y a Hunter Biden, que formaban parte hasta principios de este año de la junta directiva de una empresa ucraniana de gas natural, Burisma Holdings. El gobierno ucraniano está investigando al fundador de Burisma, cuyo paradero se desconoce, por malversación de fondos estatales.

Los demócratas dijeron que Trump abusó de su poder al supuestamente retener la ayuda militar a Kiev a cambio de investigaciones o de una reunión. Trump, Zelensky, el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania y otros funcionarios de la Casa Blanca han negado las acusaciones de quid pro quo y soborno.

Trump y otros republicanos han pedido repetidamente al denunciante que testifique en las audiencias de la Cámara y que alegue quién es la persona que efectivamente es el origen de la investigación del juicio político. Los demócratas han dicho que el testimonio de otros testigos reemplaza la queja original del denunciante sobre la llamada telefónica del 25 de julio, y han añadido que se deben cumplir las medidas de protección del denunciante.

Los republicanos también han alegado que el denunciante pudo haber colaborado con la oficina de Schiff antes de que se iniciara la investigación del juicio político, una afirmación que Schiff ha negado. Durante las audiencias de impeachment, Schiff dijo que no conoce la identidad de dicho denunciante.

Al mismo tiempo, varios senadores republicanos de rango han señalado que llamarían a los Biden y al denunciante.

Uno de ellos es el presidente del Comité Judicial del Senado, Lindsey Graham (R-S.C.), quien envió una carta al secretario de Estado Mike Pompeo el jueves solicitando documentos relacionados con Biden y sus comunicaciones con funcionarios ucranianos.

El congresista Lindsey Graham (R-S.C.) da una conferencia de prensa en el Capitolio en Washington el 24 de octubre de 2019. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Graham está tratando de acceder a cualquier llamada que Biden pueda haber hecho a Petro Poroshenko, un expresidente ucraniano, sobre el despido del principal fiscal de Ucrania, así como a cualquier referencia a Burisma.

Graham también está buscando cualquier documento relacionado con una reunión entre Devon Archer, socio comercial de Hunter Biden, y el exsecretario de Estado John Kerry.

Tales documentos “ayudarán a responder preguntas sobre las acusaciones de que el vicepresidente Biden desempeñó un papel en el cese del fiscal general [Viktor] Shokin, en un esfuerzo por poner fin a la investigación de la empresa que empleaba a su hijo”, dijo.

Descubre

Google estaría intentando evitar la reelección de Trump

TE RECOMENDAMOS