Trump y Biden se preparan para las disputas legales sobre el resultado de las elecciones

Por Janita Kan
06 de Noviembre de 2020
Actualizado: 06 de Noviembre de 2020

A medida que el conteo de votos se reduce, el presidente Donald Trump y su campaña han iniciado disputas legales en varios estados cruciales, pidiendo a las cortes que protejan la integridad del proceso de votación y conteo.

“Creemos que el pueblo estadounidense merece una total transparencia en todo el recuento de votos y en la certificación de las elecciones, y que ya no se trata de unas únicas elecciones. Se trata de la integridad de todo nuestro proceso electoral”, dijo Trump en una declaración el viernes.

“Desde el principio, hemos dicho que todos los votos legales deben ser contados y todos los votos ilegales no deben ser contados, sin embargo, hemos encontrado resistencia a este principio básico por parte de los demócratas en cada momento. Seguiremos este proceso a través de cada aspecto de la ley para garantizar que el pueblo estadounidense tenga confianza en nuestro gobierno. Nunca dejaré de luchar por ustedes y por nuestro país”.

La carrera por la Casa Blanca depende ahora de varios estados clave —Pensilvania, Georgia, Nevada, Arizona y Carolina del Norte— algunos de los cuales tienen un proceso de recuento de votos o cambios de última hora en las reglas electorales que están siendo disputados en las cortes.

Hasta el viernes por la mañana, el camino de Trump a los 270 votos electorales se redujo significativamente luego de que el candidato demócrata Joe Biden pasara a liderar la carrera en Pensilvania y Georgia después que Trump perdiera la delgada ventaja que mantuvo durante varios días. El viernes por la tarde las elecciones siguen sin definirse.

Las elecciones también penden de un hilo debido a una letanía de demandas presentadas en todo el país. Mientras que algunos de los casos siguen en curso, los casos en Georgia, Michigan y un caso federal en Pensilvania han sido desestimados. Se ha pedido a un juez federal de Nevada que escuche el alegato de la campaña Trump sobre el fraude electoral en el estado, mientras que también se ha pedido a la Corte Suprema de Pensilvania que revise la decisión de una corte estatal inferior sobre el derecho de los observadores republicanos a revisar el recuento de votos.

La campaña Trump también ha pedido unirse a una demanda en Arizona que alega que el equipo de tabulación de votos en el área metropolitana de Phoenix no pudo leer la boleta de una votante porque había utilizado un marcador Sharpie emitido por el condado.

Mientras tanto, la campaña también ha presentado una moción en un caso pendiente en la Corte Suprema —citado como Partido Republicano contra Boockvar— para permitir que Trump se una al caso. Esta objeta una decisión de la Corte Suprema de Pensilvania que requiere que los funcionarios electorales acepten las boletas de voto en ausencia recibidas hasta tres días después del 3 de noviembre. Cuatro de los jueces han indicado que están interesados en revisar ese caso.

La campaña de Trump también ha prometido solicitar un recuento en Wisconsin, debido a que según ellos hubo “irregularidades en varios condados de Wisconsin”.

En los últimos días, Trump se ha manifestado sobre la necesidad de proteger la santidad de las urnas, y también afirmó que los demócratas están tratando de “robarle” las elecciones debido a los intentos por contar los votos que llegan tarde, que él alega son “ilegales”. Él y sus equipos legales han estado argumentando que las boletas enviadas por correo con matasellos del 3 de noviembre, pero recibidas después del día de las elecciones no deben ser contadas y que los votos que fueron contados sin la presencia de observadores republicanos en los centros de conteo deben ser considerados “votos ilegales”.

“Quiero que se cuenten todos los votos legales. Queremos apertura y transparencia, sin salas de recuento secretas, sin votos misteriosos, sin votos ilegales emitidos después del día de las elecciones”, dijo Trump a la prensa en la Casa Blanca el jueves.

Antes de las elecciones, el presidente y los republicanos han expresado repetidamente su preocupación por la integridad del proceso electoral, especialmente después de la presión de los demócratas para expandir el voto ausente este año debido a la pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista Chino). Trump y sus aliados han dicho que el uso generalizado del voto por correo es un caldo de cultivo para el fraude electoral.

El presidente también dijo que espera que sus esfuerzos legales lleguen a la máxima corte del país. “¡La Corte Suprema de Estados Unidos debería decidir!”, escribió Trump en un posteo de Twitter el viernes.

Los esfuerzos de Trump recibieron el apoyo de los legisladores republicanos, quienes subrayaron la importancia de proteger la integridad de las elecciones.

De manera similar, el líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell (R-Ky.) también pidió que se cuenten “todos los votos legales”, al tiempo que añadió que se debería permitir a ambas partes observar el proceso de conteo.

En respuesta, un abogado de la campaña de Biden ha calificado a las demandas de no tener mérito y las ha caracterizado como una estrategia política.

“Quiero subrayar que para sus propósitos estas demandas no deben tener mérito. Ese no es el propósito. (…) Es crear una oportunidad para que ellos envíen un mensaje falso sobre lo que está ocurriendo en el proceso electoral”, dijo el abogado Bob Bauer a The Associated Press.

Bauer también acusó a la campaña de Trump de “alegar continuamente irregularidades, fallos del sistema y fraude sin ningún fundamento”.

Mientras tanto, el mensaje de Biden a sus partidarios esta semana ha sido: “Cada voto debe ser contado”. También ha estado recaudando fondos para luchar contra las demandas presentadas por la campaña Trump.

“Donald Trump está acudiendo a la corte para impedir que se cuenten los votos. Hemos reunido el mayor esfuerzo de protección electoral de la historia para contraatacar y necesitamos su ayuda. Contribuya para asegurarse de que cada voto sea contado”, escribió Biden en una declaración en Twitter el jueves por la noche.

El mensaje del exvicepresidente tuvo el apoyo del representante Adam Schiff (D-Calif.), quien calificó a las medidas de Trump como “el momento más deshonesto y antidemocrático en la historia de la presidencia”.

“Donald Trump mintió incesantemente sobre nuestras elecciones y socavó los cimientos de nuestra democracia. Contaremos cada voto. No importa lo que diga”, dijo Schiff en su declaración en Twitter.

Demandas por la relajación de las reglas electorales

Varios estados claves como Pensilvania y Carolina del Norte han permitido el recuento de los votos recibidos después del día de las elecciones, lo que ha planteado múltiples cuestiones jurídicas y ha generado una gran incertidumbre sobre la credibilidad de los resultados de las elecciones en esos estados.

Los funcionarios electorales de Pensilvania, por ejemplo, están obligados a aceptar las boletas de voto por correo y en ausencia hasta tres días después de las elecciones del 3 de noviembre, tras un fallo de la Corte Suprema del estado. El fallo está siendo impugnado en la Corte Suprema de EE. UU. por el Partido Republicano de Pensilvania, que argumenta que la extensión del plazo viola la ley federal que establece al día de las elecciones como el primer martes después del primer lunes de noviembre, y que la decisión de extender el plazo recae en los legisladores, no las cortes.

En octubre, la Corte Suprema de EE. UU. indicó que estaba interesada en conceder una solicitud de revisión de la decisión de la Corte Suprema de Pensilvania.

“Las disposiciones de la Constitución Federal que confieren a las legislaturas de los estados, y no a las cortes estatales, la facultad de dictar normas que rijan las elecciones federales carecerían de sentido si una corte estatal pudiera anular las normas adoptadas por la legislatura simplemente alegando que una disposición constitucional estatal otorga a las cortes la autoridad para dictar las normas que considere apropiadas para la realización de unas elecciones justas”, escribió el juez Samuel Alito en su declaración (pdf). A esta se le unieron los jueces Clarence Thomas y Neil Gorsuch.

Aunque la máxima corte del país rechazó una solicitud de considerar inmediatamente una petición para su revisión del caso, Alito dijo que las cuestiones presentadas en el caso son de “importancia nacional y es muy probable que la decisión de la Corte Suprema del estado viole la Constitución Federal”.

Según la Constitución de Estados Unidos, los “tiempos, lugares y forma de celebrar las elecciones” pueden ser prescritos por la “legislatura” y el “Congreso” del estado.

Hans von Spakovsky, un investigador legal senior de Heritage Foundation, dijo anteriormente a “American Thought Leaders” de The Epoch Times que él cree que el número de boletas de voto ausente que llegan después del día de las elecciones podría hacer una diferencia en quién gane las elecciones.

Debido a eso, agregó, los estados clave como Pensilvania y Carolina del Norte podrían terminar nuevamente en las cortes para impugnar su prórroga para la entrega de las boletas. Estas prórrogas concedidas en ambos estados no fueron emitidas por los legisladores, sino por la Corte Suprema del estado y la Junta Electoral del estado, respectivamente.

Von Spakovsky añadió que cree que si cualquiera de las partes presenta una demanda para disputar el resultado de las elecciones, la corte actuaría con rapidez para considerar los casos.

“Las cortes federales, incluyendo la Corte Suprema, son muy conscientes del hecho de que el Colegio Electoral se debe reunir hacia principios de diciembre. Y los resultados en los estados tienen que estar determinados para ese momento a fin de que el Colegio Electoral pueda reunirse y los electores puedan emitir sus votos para el presidente”, dijo.

Con información Jan Jekielek.

Sigue a Janita en Twitter: @janitakan


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

El comunismo socavó la moralidad de la ley de Estados Unidos

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS