Trump y Bolsonaro se manifestaron “unidos en apoyo al sufrido pueblo de Cuba, Nicaragua” y Venezuela

Por Emel Akan - La Gran Época
20 de Marzo de 2019 Actualizado: 20 de Marzo de 2019

WASHINGTON – El presidente Donald Trump recibió al presidente brasileño Jair Bolsonaro, a quien se le ha apodado el “Trump de los trópicos”, en la Casa Blanca el 19 de marzo.

Después de décadas de antiamericanismo en la política brasileña, la visita de Bolsonaro marcó un nuevo capítulo en las relaciones entre Estados Unidos y Brasil.

Ambos líderes dijeron que sus políticas estaban alineadas en muchos temas, incluyendo Venezuela, seguridad y comercio. Trump elogió a Brasil por reconocer a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela y por apoyar a Estados Unidos en dar ayuda humanitaria a los venezolanos.

Durante una conferencia de prensa conjunta con Bolsonaro en la Casa Blanca, Trump instó a los militares venezolanos a poner fin a su apoyo al dictador socialista Nicolás Maduro, llamándolo “un títere cubano”. En una declaración conjunta, ambos líderes reiteraron que apoyarán a Guaidó, a la Asamblea Nacional elegida democráticamente y al pueblo venezolano.

“Creo que todas las posibilidades, todas las opciones están abiertas”, dijo Trump cuando se le preguntó sobre las probabilidades de una intervención militar.

“Pero aún no hemos hecho las sanciones más duras”, dijo, y agregó que es posible que tengan que aumentar las sanciones contra Venezuela.

Trump también condenó al socialismo durante la conferencia de prensa y dijo que tanto Estados Unidos como Brasil estaban “unidos en apoyo al sufrido pueblo de Cuba y Nicaragua”.

“La hora del crepúsculo del socialismo ha llegado a nuestro hemisferio. Y esperamos, por cierto, que también haya llegado –esa hora del crepúsculo– a nuestro gran país”, dijo Trump. “Lo último que queremos en Estados Unidos es socialismo”.

Ambos líderes hablaron de tener puntos de vista estrechamente alineados sobre los valores.

“Brasil y Estados Unidos están codo con codo en sus esfuerzos por garantizar las libertades y el respeto a los estilos de vida familiares tradicionales, el respeto a Dios, nuestro creador, en contra de la ideología de género o las actitudes políticamente correctas y en contra de las ‘noticias falsas'”, dijo Bolsonaro.

Trump elogió al presidente brasileño “por usar el término ‘noticias falsas'”.

Primera visita oficial

Bolsonaro, que ha expresado su admiración por Estados Unidos y Trump varias veces, dijo que estaba feliz de visitar Washington, particularmente después de décadas de líderes “anti Estados Unidos” en su país.

Trump fue el primer líder extranjero que llamó a Bolsonaro para felicitarlo por su victoria electoral en octubre. El encuentro entre los líderes también marcó muchos hitos en las relaciones de ambos países. Esta es la primera visita bilateral de Bolsonaro al extranjero, y es la primera vez en la historia que un presidente brasileño visita Washington como su primera visita oficial al extranjero.

Trump también elogió al presidente de Brasil por su rápida recuperación de una “prueba verdaderamente horrible”.

En septiembre pasado, un mes antes de las elecciones en Brasil, Bolsonaro fue apuñalado durante un acto de campaña, perdiendo el 40 por ciento de su sangre.

“Es una recuperación increíble. La gente de su país sabe que ha demostrado una valentía tremenda”, dijo Trump.

Trump también dijo que tenía la intención de designar a Brasil como “un gran aliado fuera de la OTAN” o “tal vez un aliado de la OTAN”.

“Tendré que hablar con mucha gente, pero tal vez un aliado de la OTAN, lo que contribuirá en gran medida a la seguridad y la cooperación entre nuestros países”, dijo.

Trump también dijo que Estados Unidos apoya las aspiraciones de Brasil de unirse a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), un club de naciones mayormente ricas.

Los dos líderes acordaron trabajar juntos en la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico y el tráfico de armas, los delitos cibernéticos y el lavado de dinero, así como en la mejora de la seguridad fronteriza. Bolsonaro anunció la intención de Brasil de eximir a los ciudadanos estadounidenses de solicitar visas de turista para visitar el país sudamericano.

Estados Unidos tuvo un superávit comercial de unos 27.000 millones de dólares con Brasil el año pasado. Ambos líderes se comprometieron a reducir las barreras comerciales y a facilitar la inversión en varias industrias, en particular la energía, la infraestructura, la agricultura y la tecnología.

De acuerdo con la declaración conjunta, Brasil acordó implementar un cupo arancelario que permitiría la compra de 750.000 toneladas de trigo estadounidense al año a una tasa cero. Además, Brasil permitirá la importación de carne de cerdo estadounidense.

Tras 20 años de conversaciones, ambos países están ultimando un acuerdo de salvaguardias tecnológicas que permitirá a las empresas estadounidenses realizar lanzamientos espaciales desde Brasil. Debido a su proximidad al ecuador, Brasil es un lugar ideal y ayudará a ahorrar “enormes cantidades de dinero”, según Trump.

Para mejorar las relaciones comerciales, ambos países acordaron revitalizar el Foro CEO de Estados Unidos-Brasil y comenzar un nuevo Foro de Energía EE.UU.-Brasil.

“Contra la clase dirigente”

Exoficial militar, Bolsonaro sirvió durante casi tres décadas en el Congreso y se convirtió en presidente el 1 de enero. Muchos establecen paralelismos entre él y Trump.

En un discurso pronunciado en la Cámara de Comercio de Estados Unidos el 18 de marzo, el nuevo ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, dijo que Bolsonaro “ganó sobre la base de grandes principios y valores”.

“Había mucha gente con buenos modales y muy malos principios. Y los brasileños lo entendieron y votaron masivamente por el presidente Bolsonaro”, dijo.

“Fue una disrupción de las redes sociales contra el establishment, los partidos políticos, los medios de comunicación convencionales”, dijo, añadiendo que había muchas similitudes entre Trump y Bolsonaro.

Exbanquero de inversiones de Río de Janeiro, Guedes está liderando la reforma del sistema de pensiones de Brasil y otras políticas económicas.

Las acciones brasileñas han batido récords desde la victoria de Bolsonaro en octubre. El índice bursátil Bovespa subió más del 20 por ciento desde la elección, alcanzando los 100.000 puntos por primera vez en su historia. El creciente optimismo sobre la agenda de reformas de Bolsonaro ha impulsado las acciones brasileñas.

Media docena de ministros se unieron a Bolsonaro durante su visita de tres días a Washington.

“La relación entre Estados Unidos y Brasil siempre ha sido de potencial, sin embargo, siempre pareció que ese potencial nunca se había alcanzado”, dijo un alto funcionario de la administración, en una llamada con periodistas el 18 de marzo. “Esta vez, es diferente. Esta es una reconstrucción histórica de la relación entre Estados Unidos y Brasil, donde realmente va a haber un eje Norte-Sur de las dos economías más grandes del Hemisferio Occidental”.

Sigue a Emel en Twitter: @mlakan

***

Video recomendado

Cómo Brasil se salvó por poco de ser un desastre socialista como Venezuela

TE RECOMENDAMOS