Última medida de Beijing para inmiscuirse en la democracia de Hong Kong podría ser contraproducente

Por Yang Wei
13 de Noviembre de 2020
Actualizado: 13 de Noviembre de 2020

Opinión

Hong Kong ha vuelto a atraer la atención internacional. El régimen chino ha descalificado a cuatro legisladores democráticos de Hong Kong, lo que ha provocado la dimisión de 15 legisladores del campo prodemocracia de la ciudad. Los líderes mundiales han condenado la última medida de Beijing porque se inmiscuye en la autonomía y en las libertades de Hong Kong.

El Partido Comunista Chino (PCCh) interfiere con la democracia de Hong Kong

El 11 de noviembre, el Comité Permanente de la legislatura títere de China, el Congreso Nacional del Pueblo (APN), aprobó una resolución que llevó a la descalificación de cuatro legisladores de Hong Kong: Alvin Yeung, Dennis Kwok Wing-hang, Kwok Ka-ki y Kenneth Leung Kai-cheong.

El PCCh podría no haber esperado que su decisión hubiera llevado a los legisladores prodemocracia a renunciar al Consejo Legislativo (LegCo).

El medio de comunicación estatal de China, Xinhua, inmediatamente publicó un artículo en el que atacaba a los cuatro miembros descalificados, alegando que “calumniaron el ejercicio del gobierno central de su poder constitucional legítimo como ‘represión política'”, “suplicaron a las fuerzas externas la intervención e incluso sanciones que solo pondrían en peligro la estabilidad de la RAEHK [Región Administrativa Especial de Hong Kong]” y “se confabularon con fuerzas externas para intervenir en los asuntos de Hong Kong”.

Xinhua también afirmó que la “renuncia en masa” mostraba que los legisladores a favor de la democracia estaban rechazando la jurisdicción general de las autoridades centrales sobre Hong Kong.

Se considera que la medida del PCCh socava el acuerdo legal establecido en la Ley Básica de Hong Kong y la Declaración Conjunta Sino británica que otorga autonomía a Hong Kong. En virtud del tratado, el PCCh prometió garantizar a los habitantes de Hong Kong las libertades básicas no concedidas a los chinos continentales bajo el régimen del PCCh durante, al menos, 50 años después de 1997, mediante el modelo de “un país, dos sistemas”.

Reclamo de líderes mundiales a Beijing

Los líderes mundiales han expresado su preocupación por la destitución de los cuatro legisladores de Hong Kong.

El gobierno británico convocó de inmediato al embajador comunista chino, Liu Xiaoming, para expresar su profunda preocupación por la situación en Hong Kong. El secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, dijo: “China ha roto una vez más sus promesas y ha socavado el alto grado de autonomía de Hong Kong… El Reino Unido defenderá al pueblo de Hong Kong y denunciará las violaciones de sus derechos y libertades”.

Nigel Adams, ministro para Asia del Reino Unido, dijo: “Continuaremos considerando designaciones bajo nuestro régimen de sanciones al estilo Magnitsky”.

Los 27 gobiernos de la Unión Europea dijeron en un comunicado: “Esta última decisión arbitraria de Beijing socava aún más significativamente la autonomía de Hong Kong bajo el principio ‘Un país, dos sistemas’… Estos últimos pasos constituyen un nuevo golpe severo al pluralismo político y la libertad de opinión en Hong Kong”.

La ministra de Relaciones Exteriores de Australia, Marise Payne, emitió un comunicado de prensa en el que afirmó que “la descalificación de Beijing a los miembros electos del Consejo Legislativo ha socavado gravemente el proceso y sistema democrático de Hong Kong, así como el alto grado de autonomía estipulado en la Ley Básica y la Declaración conjunta”.

La Alianza Interparlamentaria sobre China, un grupo internacional de legisladores multipartidistas que trabaja para reformar el enfoque de los países democráticos hacia China, también condena la violación, por parte del PCCh, de la Ley Básica de Hong Kong y la destrucción de su autonomía.

El asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, Robert O’Brien, también criticó la medida y dijo en un comunicado: “‘Un país, dos sistemas’ es ahora simplemente una hoja de parra que cubre la expansión de la dictadura de un solo partido, por parte del PCCh, en Hong Kong”.

Es previsible que el PCCh provocara de manera proactiva el enfrentamiento. Estados Unidos podría imponer una nueva ronda de sanciones a Hong Kong. El PCCh está asumiendo un gran riesgo.

El problema de Hong Kong hace evidente la crisis política del PCCh

Durante una conferencia de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, el 12 de noviembre, un reportero de AFP (Agencia de Noticias de Francia) preguntó: “Estados Unidos advirtió recientemente sobre nuevas sanciones contra China después de que cuatro legisladores de la oposición, en Hong Kong, fueran descalificados ayer. Otros países, incluidos Reino Unido y Alemania, también han criticado la descalificación de estos legisladores. ¿Cuál es la respuesta de China?”

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin, dijo: “La cuestión de la calificación de los miembros de la HKSAR LegCo es puramente un asunto interno de China, y otros países no tienen derecho a hacer comentarios irresponsables e interferir”.

El Consejo Legislativo de Hong Kong (LegCo) siempre ha sido un obstáculo para la tiranía del PCCh. Aunque la elección de LegCo de este año se canceló debido a la pandemia, ¿qué pasará el próximo año? Beijing quiere abolir la elección de la LegCo de Hong Kong para que el PCCh pueda elegir a sus miembros directamente y garantizar su gobierno de partido único. La descalificación de los cuatro legisladores prodemocracia es solo el primer paso.

El PCCh nunca se sentirá cómodo mientras las elecciones de LegCo sigan siendo posibles. Una vez que los demócratas tomen el control del LegCo, sería difícil para el PCCh controlar Hong Kong y el efecto podría extenderse a China continental. Cualquier alteración sutil podría conducir a una gran crisis para el régimen.

Yang Wei ha estado siguiendo de cerca los asuntos de China durante varios años y ha contribuido con opiniones políticas sobre China para The Epoch Times, en idioma chino, desde 2019.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Brasil y el plan ‘Red Limpia’ de EEUU para excluir la tecnología china en las comunicaciones

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS