Ultrasonido revela una burbuja en la boca del bebé y su mamá queda destrozada al enterarse qué es

Por Li Yen
03 de Agosto de 2019 Actualizado: 03 de Agosto de 2019

Cuando esta madre se enteró de que la peculiar burbuja que salía de la boca de su feto de 17 semanas de edad era en realidad un tumor raro y fatal, pensó “tiene que haber una forma de salvarla”. Así que, a pesar del consejo de los médicos de abortar al bebé, se sometió a la primera cirugía de útero del mundo en su tipo para extirpar el tumor del tamaño de un melocotón.

Leyna Mykaella González, de Miami, Estados Unidos, es una saludable “pequeña niña milagrosa”. Hace años, en el 2010, su madre, Tammy González, pasó por una dura prueba para mantenerla con vida.

Cuando Leyna, que significa “angelito”, estaba en el vientre de su madre a las 17 semanas de gestación, los médicos descubrieron algo extraño durante un ultrasonido, vieron una “burbuja” soplando desde el paladar blando del feto.

“¿Esta en mí o en la bebé?”, preguntó Tammy, mientras miraba el monitor del ultrasonido, según ABC News.

Los médicos confirmaron más tarde que la burbuja era en realidad un teratoma, un tumor oral raro y potencialmente mortal, que se desarrollaba en 1 de cada 100.000 embarazos. “Me dijeron que ese tipo de tumor puede crecer realmente rápido”, dijo Tammy.

“Yo estaba como, ‘tiene que haber una manera de salvarla'”, le dijo al Miami Herald.

El ginecólogo de Tammy, Jason James, le dio dos opciones: interrumpir el embarazo, ya que la bebé tenía pocas posibilidades de sobrevivir después del nacimiento, o tener a la bebé y arriesgarse a un aborto espontáneo. Tammy se negó a abortar a la bebé. Y empezó a buscar formas de salvarla.

“Es la sensación más horrible que te puedas imaginar; física, emocional y mentalmente”, dijo Tammy en una entrevista con CBS Miami.

“Le pregunté a mi ginecólogo si había otra manera, si alguien podría operarla mientras está adentro”, dijo según The Guardian.

Tammy fue referida al Dr. Rubén Quintero, director del Centro de Terapia Fetal del Jackson Memorial Hospital de Miami. Dos semanas después, en mayo del 2010, el Dr. Quintero y su equipo procedieron con la cirugía del útero utilizando un endoscopio, un procedimiento médico que nunca antes se había realizado.

operaciones
Imagen ilustrativa. (sasint/Pixabay)

Insertaron una pequeña cámara y herramientas quirúrgicas a través de una incisión de un cuarto de pulgada en el abdomen de Tammy y dentro del saco amniótico. Con las imágenes visuales proporcionadas por la cámara y un ultrasonido, los cirujanos pudieron determinar dónde estaba el tumor del tamaño de un melocotón antes de cortarlo de la boca del feto mediante un rayo láser.

Todo el procedimiento “se sentía como un globo estallando”.

“No podía sentir la incisión debido a la anestesia local, pero podía sentir el tubo entrando en el saco”, dijo Tammy, quien estaba despierta durante el procedimiento. “Fue como si se hubiera quitado un gran peso de encima. Simplemente se me fue flotando y pude ver su cara”, agregó la mamá.

El tumor del tamaño de un melocotón no se pudo extirpar a través del pequeño agujero en el saco amniótico, por lo que permaneció flotando en el útero de Tammy hasta que el bebé nació unos cinco meses después, el 1 de octubre del 2010.

Cuando Leyna llegó al mundo, pesando aproximadamente 4 kg, el tumor que flotaba en el vientre de Tammy se había reducido al tamaño de una galleta. El único remanente de la cirugía de Leyna es “una pequeña cicatriz en el paladar de su boca”.

“Ellos son sus salvadores”, dijo Tammy entre lágrimas a los médicos. “Ella no estaría aquí sin ellos”, agregó.

“Está agradecida de que le hayamos ofrecido esta oportunidad”, dijo el Dr. Quintero. “Pero no podríamos haberle ofrecido la oportunidad si no hubiera tenido el valor”, añadió.

En junio del 2012, Leyna, una vibrante niña de 20 meses, caminó por el pasillo del Jackson Memorial Hospital con sus padres. Es enérgica como cualquier otra niña pequeña, nadie podría haber imaginado que la niña tuvo un roce cercano con la muerte incluso antes de nacer.

“Ella es perfectamente normal, gracias a Dios”, dijo Tammy.

Abajo hay una foto reciente de Leyna. ¡En qué hermosa chica se ha convertido!

Mira el video a continuación:

Sus papás la invitan a cenar y le dan una gran sorpresa

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS