Un abuelo sorprende al repartir billetes de 200 pesos en el tren dejando una hermosa lección

Por Jesús de León – La Gran Época
19 de Agosto de 2018 Actualizado: 19 de Octubre de 2018

Los pasajeros del tren Sarmiento en la ciudad de Buenos Aires fueron sorprendidos el pasado viernes cuando un pasajero empezó a repartir billetes de 200 pesos.

Un testigo a bordo de la formación con destino a la localidad bonaerense de Moreno contó que el anciano se subió al vagón del tren junto a una mujer y comenzó a repartir billetes envueltos en papeles, los cuales tenían un mensaje.

“Todos pensamos que estaba pidiendo alguna colaboración”, contó un testigo al diario Crónica. Sin embargo, era todo lo contrario. Cuando alguno de los pasajeros lo ignoraba, el hombre sonreía y decía “Qué Dios lo bendiga”.

Los que confiados tomaron la pequeña hoja de papel que entregaba el abuelo, y quizás ya con la intención de ayudarlo, se encontraron con un billete de 200 pesos y un mensaje muy especial:

“Señoras y señores pasajeros, los invito a compartir esta experiencia. Lo opuesto a la ambición desmedida y la indiferencia, que tanto daño hace a los seres que queremos ser humanos, es la práctica de dar sin esperar nada a cambio”.

Además, decía: “Lo poco o mucho que damos sin esperar nada a cambio nos ayuda a vivir mejor. ¡Practíquenlo!”.

Varios testigos del hecho compartieron su vivencia en las redes sociales. Gracias a ello, hoy podemos conservar alguna imagen del señor, y de su inusual gesto.

Otra joven pasajera contó en las redes que “estaba en el tren Sarmiento yendo a la universidad, como todos los días, pero hoy fue distinto. Un hombre se acercó y les dio a todos los pasajeros una nota y 200 pesos. Nadie entendía nada, nos mirábamos entre todos. Muchos creían que estaba loco o no se encontraba bien”.

Además agregó que, “el hombre estaba con lágrimas en sus ojos. A una joven le dijo ‘es para que lo gastes como quieras’. Él estaba acompañado con una mujer que nos decía que el señor solo quería ayudar”.

La primera reacción de esta joven fue no aceptar el dinero. “Me acerqué a decirle que no podía aceptarlo y su respuesta fue ‘Regálalo, seguí con lo que empecé, aprendé de chica’”. Además, ella le preguntó al abuelo por qué lo hacía y él le respondió “porque me hace feliz”.

Sin dudas, gestos como estos merecen nuestra admiración y respeto. Damos gracias al abuelo, y a las personas que conmovidas han compartido esta hermosa historia.

Te puede interesar:

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS