Un experimento en internet hace pensar a los padres sobre sus hijos y el uso de las redes sociales

Por La Gran Época
24 de Enero de 2019 Actualizado: 25 de Enero de 2019

¿Qué tan preocupado estás por tus hijos y el uso de las redes sociales, incluso si son adolescentes o adultos jóvenes, sabiendo que los depredadores sexuales utilizan estos medios para llegar a sus víctimas?

Si estás preocupado, tienes toda la razón para estarlo.

En colaboración con los padres de tres niñas adolescentes, el YouTuber Coby Persin llevó a cabo un experimento para ver si estas niñas se convertirían en víctimas de un depredador sexual. Los resultados fueron alarmantes, aterradores y profundamente impactantes para los padres y las niñas involucrados.

En un vídeo subido a YouTube, en agosto de 2015, Coby muestra cómo crear tan fácilmente un perfil falso de un adolescente de 15 años, con una fotografía encantadora y añadió tres chicas a sus contactos. Cada uno aceptó su petición.

La primera chica que intenta conocerlo es Mikayla, de 13 años. Ella se comunicó con Coby, que se hace pasar por “Jason”, a través de un mensaje instantáneo, que dice, “mis padres acaban de irse, puedo estar en el parque en 10 minutos”.

Imagen ilustrativa (Crédito: Leungchopan/Shutterstock )

Coby llega al parque. Se instalan cámaras ocultas. El padre de Mikayla también está allí, escondido, probablemente con la respiración contenida. Probablemente se esté preguntando por qué su hija accedió a venir al parque a conocer a un extraño que conoció en Internet.

Cuando aparece la niña de 13 años, Coby confirma que es ella. “¡Mikayla!”, dice “… de Facebook…”

Aunque no se parece en nada a “Jason”, al que se hacía pasar por él, Mikayla se acerca lentamente.

Su padre, furioso por ver a su hija tan fácilmente engañada, sale corriendo gritando: “¡Mikayla!”.

La chica asustada salta de miedo.

“¿Estás loca?”. Su padre continúa gritando,”¿¡Estás loca!? Podría ser un violador. Podría tratarse de un pedófilo. ¿Por qué haces esto?”.

Coby le dice a Mikayla que solo se hacía pasar por “Jason” y le advierte que tenga cuidado al hablar con extraños en Internet.

Imagen ilustrativa (Crédito: StockSnap/Pixabay)

Todavía enojado, pero aparentemente tratando de contener su enojo, el padre le hace una pregunta a su hija: “¿Te das cuenta de lo aterrador que pudo ser esto?”.

Se inclina para besar la frente de Mikayla y le dice: “Tenemos que hablar”.

Y así termina la agitada escena en el parque. Sin duda, los corazones palpitan un poco más rápido de lo normal, pero afortunadamente, esto es solo un experimento, aunque movilizante. Es una que gran lección sobre el peligro de los extraños y los males de las redes sociales que tanto el padre como la hija no olvidarán, incluyendo a todos los que están observando.

Los dos experimentos siguientes, uno con una niña de 12 años y el otro de 14, también son desconcertantes. Necesitarás ver el video de abajo para los tres experimentos.

Basado en un incidente real

Coby se inspiró para crear este experimento, después de enterarse de un incidente real que involucró a una niña de 12 años que es víctima de un depredador sexual, de ser por su padre, que la salvó en el último minuto.

El padre de Los Ángeles, Tim LeBlanc, se levantó a las 2 a.m. y encontró la ventana de su hija abierta. Ella no estaba en su habitación.

Preocupado, se llevó a su hijo mayor con él para registrar el vecindario. Pronto encontraron a un joven, más tarde identificado como Scott Stilwell, de 27 años, del condado de San Diego, con su brazo alrededor de la hija de Tim, tratando de forzarla a subir a su camioneta.

El hombre le había mentido a la adolescente en Internet, haciéndole creer que solo tenía 15 años.

Tim lo noqueó en defensa propia. La policía llegó pronto a la escena y arrestó al sujeto. Se determinó, que Scott era en verdad un depredador sexual y se lo acusó de encontrarse con una niña con la intención de cometer un acto sexual. Lo habían atrapado hablando sexualmente con la niña de 12 años y estuvo enviando fotos desnudo a la niña en Internet.

 

“De mi interacción con este tipo, no creo que ella hubiera vuelto a casa con vida”, dijo Tim a CBS Los Ángeles, en un informe de junio de 2015.

El padre, que solía llamarse “sobreprotector”, ahora dice que en realidad es “subprotector” y prohibió a su hija el uso de las redes sociales desde el aterrador incidente.

Aunque es lamentable que los padres tengan que preocuparse más que nunca de sus hijos y el uso de Internet, en la actualidad, la realidad es que hay depredadores por allí y el experimento de Coby debe ser un aviso de advertencia para que no confíen en ningún extraño, que esté en Internet. ¡Podrían ser cualquiera!

Observa el experimento que te abrirá los ojos a continuación:

 

Te emocionaras al ver a este papá militar finalmente reunirse con sus seis hijos 

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS