Demandan el canto de un gallo por ruidoso ante la corte en una isla francesa

La dueña del ave, Corinne Fesseau, fue citada para el 6 de junio. El alcalde y decenas de miles de personas le dieron su apoyo
Por Anastasia Gubin - La Gran Época
05 de Junio de 2019 Actualizado: 06 de Junio de 2019

El canto matutino de un gallo residente en la isla francesa Saint-Pierre d’ Oléron fue definido ante la corte de justicia como “insoportable” en una demanda de unos vecinos turistas que demandan su extradición. El caso de notoriedad internacional lo decidirá el juez el 6 de junio de 2019.

La vida del gallo Maurice de 4 años y 2,5 kilos de peso de Corinne Fesseau, su dueña, ha estado en conflicto con sus vecinos por dos años, informó hoy France3. La propietaria de una casa que usa de vacaciones, justo a un lado de su propiedad, la demandó por “contaminación acústica”.

Después de una primera denuncia anterior, el 9 de mayo “un alguacil vino a traerme una citación ante el Tribunal de Primera Instancia de Rochefort para el 6 de junio de 2019″, dijo Corinne por teléfono a France3.

“Llevaré al gallo al estrado”, anunció la mujer.

Los demandantes piden que el gallo se vaya pero Corinne declara que separarse de él es impensable. “Es como si me pidieran que me deshiciera de mi perro o de mis hijos. Este “pollo” se ha apegado a nosotros y nosotros a él. Se ha convertido en un emblema de Oléron”.

En 2017, una pareja de Haute-Vienne, propietaria de la segunda residencia vecina le avisó que pusiera fin a este “desorden anormal del barrio” y trasladara su gallinero, informó 20 Minutes.

El tiempo pasó y la pareja notificó al ayuntamiento por correo, y al año siguiente, en abril de 2018,  llamó a un alguacil. La dueña del gallo dijo que para limitar las molestias ya no saca más a Maurice del gallinero antes de las 8:30 de la mañana.

“No puedo hacer nada más, más allá de eso es abuso. Un gallo necesita cantar. Pero el verdadero problema es que fui a todos los vecinos y nadie se quejaba”.

“De 80 personas en la residencia, sólo esta pareja se queja. No los conocemos. Vienen a la isla dos veces al año. He vivido aquí durante 35 años”, dijo la mujer a France3.

Para salvar a Maurice y otros gallineros en apuros similares, la propietaria lanzó una petición y recogió hasta la fecha más de 72.000 firmas en su lucha. En la carta relata que “estas personas nos enviaron una carta certificada con asistencia legal y leyes para detener estas molestias que estaban poniendo en riesgo su salud”.

“¿Qué debemos prohibir? ¿El canto de las tórtolas, el grito de las gaviotas? Estamos en una isla y ¿los pájaros que cantan todas las mañanas?”.

“¿Suenan las campanas?”.

Después de recibir la citación, el 13 de mayo Corinne decidió presentar una denuncia por “acoso moral”, por lo que la contienda podría continuar más allá del 6 de junio si no se llega a un acuerdo ante el juez.

La dueña de Maurice ha recibido el apoyo no solo de muchos residentes, sino también del alcalde de Saint-Pierre-d’Oléron, Christophe Sueur, quien emitió un decreto municipal en 2018 para recordar que su municipio es rural y que todos sus habitantes tienen derecho a mantener un corral, esto significa el canto de los gallos, informó 20 Minutes.

“Lo que quiero sobre todo es proteger mi polla, por supuesto, pero también el campo en general, porque hoy es la polla, pero mañana será el burro o las ranas. Todavía nos encontramos en una situación en la que es el veraneante quien viene a nosotros, y quien piensa que está en casa. Los turistas son obviamente bienvenidos, pero no tienen que imponernos sus reglas”, dijo la mujer al medio francés.

“Patrimonio nacional”

Bruno Dionis du Séjour, alcalde de Gajac en Gironde, el pueblo de Corinne que cuenta solo 400 habitantes, dijo a la prensa a través de una misiva, que se encuentra decepcionado al ver a los campesinos demandados por el rebuzno de burros, el mugido de vacas o el canto del gallo. El quiere que los sonidos del campo sean clasificados como “patrimonio nacional”, informó Sudouest.

“Tan pronto como atacas las campanas, atacas a toda una aldea… Es una humillación para el campesino ir a los tribunales por culpa de alguien de fuera. Cuando voy a la ciudad, no pido que se retiren los semáforos rojos y los coches… He sido criador durante 40 años y no soporto que haya demandas contra los agricultores, que mantienen el paisaje francés. No veo el sentido de culparlos por el mugido de sus vacas”.

Imagen de archivo (JOHN THYS/AFP/Getty Images)

Maurice no es el único

Maurice no es el primer gallo en Francia de sufrir rechazo por su canto.

Hace quince años, añade el reporte de France3, el Tribunal de Apelación de Riom en el Puy-de-Dôme anuló una decisión del Tribunal de Clermont-Ferrand que ordenaba la destrucción de una pequeña granja con gallinero.

“La gallina es un animal inofensivo y estúpido hasta el punto de que nadie ha logrado entrenarlo, ni siquiera un circo chino”,declaró la apelación en la corte, según el informe.

Asi mismo cita que en 2018, otro gallo fue controversia en la isla cuando un propietario recibió una carta anónima con una amenaza de muerte.

Gallos. (Zeng Linghua/VCG vía Getty Images)

El tradicional canto de los gallos y el cacareo de las gallinas que dan vida al entorno rural tradicional en Cangas de Onis, al noroeste de España, también fue amenazado con desaparecer este año.. El canto de las aves molestó a los turistas de un hotel rural, dijo el dueño de un pequeño hotel, José María García a El Comercio.

“Los gallos cantan a todas horas e incluso les tengo que dar tapones a mis clientes, pues no pueden descansar por las noches debido al ruido y algunos optan por marcharse”, dijo el hotelero.

El dueño del gallinero, Fernando Villarroel, anunció un recurso y explicó a la prensa que sus aves y animales viven en el campo y los tiene “para autoconsumo”. Tanto él como su gallinero ya estaban allí mucho antes de que se edificara la casa que sirve de alojamiento turístico, informó El Confidencial.

El ayuntamiento dijo que ordenó el cierre en tanto el dueño no cuente con las autorizaciones correspondientes. Esto ocurrió después de la queja del hotelero.

***

Descubra la razón

Louise Morrison nació enferma y ahora a los 60 se siente mejor que cuando era adolescente

TE RECOMENDAMOS