Un monje momificado de 200 años tiene la cabeza llena de cabello: ¿Sigue vivo?

Por Chris Ford y Daksha Devnani - La Gran Época
03 de Junio de 2019 Actualizado: 03 de Junio de 2019

Las momias antiguas siempre son causa de fascinación, ya que proporcionan una plataforma en la cultura y en las tradiciones que existieron en el pasado. El análisis de sus huesos y dientes permite descubrir más sobre ellos y dar una idea del tipo de vida que llevaron.

Sin embargo, ¿podría este monje momificado en meditación, que se cree que tenía 200 años en el momento del descubrimiento, seguir vivo? El monje encogido, cuya tumba fue saqueada en Mongolia antes de ser recuperada, se encontraba en posición de loto y en estado de meditación.

Según los informes todavía tenía cabello en la cabeza, después de 130 años de su supuesta muerte y por lo tanto algunos creen que el monje aún estaba vivo.

El Dr. Barry Kerzin, monje budista y médico del Dalai Lama, dijo que el monje se encontraba en “tukdam”, que es un profundo estado de meditación y que en realidad no estaba muerto.

Varios monjes de toda Asia intentaron alcanzar la iluminación sentado en meditación durante un largo período de tiempo. Solo en la India se encontraron al menos 40 monjes tibetanos momificados durante el último medio siglo.

El Dr. Kerzin explicó el estado de tukdam: “Si la persona es capaz de permanecer en este estado durante más de tres semanas, lo que rara vez ocurre, su cuerpo gradualmente se encogería y al final lo único que quedaría de la persona sería su pelo, sus uñas y su ropa”.

“Por lo general, en este caso, las personas que viven al lado del monje ven durante varios días un brillante arco iris en el cielo. Si el monje puede permanecer en el estado de meditación, puede convertirse en un Buda. Alcanzando un alto nivel espiritual, él también ayudará a otros y a toda la gente a su alrededor sentirá una profunda sensación de alegría”, añadió.

En el Centro Nacional de Pericia Forense de Ulán Bator, la capital de Mongolia, se realizaron pruebas que confirmaron que el monje momificado en realidad estaba muerto. Fue identificado como Tsorzh Sanzhzhav, que murió a los 70 años y fue discípulo del Lama Ovgon Geser, un famoso maestro budista que también murió en la posición de meditación.

El principal investigador Ganhugiyn Purevba, fundador y profesor del Instituto Mongol de Arte Budista de la Universidad Budista de Ulán Bator, comentó al Siberian Times: “Cuando me enteré del descubrimiento inusual, envié a gente a inspeccionar Arkhangai, con la sospecha que podría ser el cuerpo imperecedero de Tsorzh Sanzhzhzhav, un discípulo de Ovgon Geser Lama. Esperaba estar equivocado sobre Tsorzh Sanzhzhav”.

“Sin embargo, el comité especial encontró que el cuerpo imperecedero y el santuario pertenecen a Tsorzh Sanzhzhav”, añadió.

Tsorzh fue enterrado junto a su maestro, pero sus restos fueron robados y estuvo en el mercado negro en el 2015. La momia fue recuperada y enterrada de nuevo junto a su maestro.

Aunque puede parecer que el cabello y las uñas siguen creciendo después de la muerte, esto no continúa por mucho tiempo. Es la retracción de la piel alrededor de los folículos pilosos, lo que da la impresión de un crecimiento continuo del vello.

Pero en este extraño caso, después de 134 años de la “muerte” del monje, ¿Sigue siendo cierto? ¿Qué opinas?

En otro caso, los restos de un lama que se conservan notablemente 92 años después de su muerte, desafiando las leyes de la ciencia.

El budista ruso, Lama Dashi Dorzho Itigilov falleció en 1927 cuando tenía 75 años. Su cuerpo no mostró signos de descomposición e incluso después de ser exhumado tres veces, una en 1955, otra en 1973 y otra en 2002.

En 2002, cuando el lama fue investigado por científicos y patólogos, se encontró que los restos estaban “en la condición de alguien que había muerto hacía 36 horas”, comentó el Daily Mail.

Mira el video a continuación:

El increíble cuerpo bien conservado permanece libre de deterioro visible y sentado en meditación en la posición de “loto” con ambos pies doblados en la parte superior de los muslos y así se mantiene, en la actualidad. Según las anotaciones de las observaciones, los músculos y el tejido interno, las articulaciones blandas y la piel siguen intactos, sin estropearse.

El alto precio de contar en la actualidad la verdad en China

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS