Un periquito solitario encontró el amor de su vida, ahora la pareja ya tiene 4 adorables bebés

Por La Gran Época
17 de Abril de 2019 Actualizado: 07 de Mayo de 2019

Al observar a los periquitos, uno suele sorprenderse de su brillante plumaje y sus redondos ojos, pero lo que realmente llama la atención es su estrecho vínculo, que extrañamente se asemeja al amor que los humanos se tienen unos a otros. Esta es la historia de un periquito solitario que finalmente encontró su verdadero amor.

La amante de los animales Maura Hennelly cuida de muchos animales hermosos, como puedes ver en su cuenta de Twitter.

Su mayor alegría y orgullo, sin embargo, es un pequeño periquito llamado Kiwi. El pequeño loro robó totalmente su corazón cuando ella lo adquirió hace unos años.

Para un periquito estar solo es bastante difícil, así que Maura decidió que ya era hora de encontrarle una adorable periquita con quien sentarse y acurrucarse.

Para deleite de Maura, ella encontró una dulce hembra de 4 meses para Kiwi y tuvo la esperanza de que los dos se llevaran bien.

Sin embargo, a Kiwi no le gustó la elección de Maura y no pasó mucho tiempo para que las esperanzas y los sueños de Kiwi de tener una compañera se esfumaran.

Maura no se dio por vencida, y cuando encontró a Siouxie, una periquita enmascarada, la trajo a casa.

Fue amor a primera vista. Kiwi y Siouxie se llevaron bien, y al poco tiempo, Siouxie pudo entrar en el nido con él.

Kiwi y Siouxie finalmente se calmaron después de pasar su primera oleada de amor y comenzaron a sentarse uno junto al otro.

Durante seis meses, los periquitos fortalecieron sus lazos.

Entonces un día, Maura descubrió, para su deleite, que Siouxie había puesto sus huevos.

Cuatro loros extremadamente pequeños nacieron en los días siguientes. Sus ojos se abrieron y cuando su plumaje comenzó a emerger, ¡he aquí que Mayra era dueña de cuatro queridos bebés medio góticos!

A medida que los bebés crecían, algunos de ellos tenían el negruzco plumaje de su madre, mientras que los otros se parecían más a su padre.

Como pájaro soltero, Kiwi estaba muy contento con los otros animales en la colorida casa de Maura, pero conocer a Siouxie fue lo mejor que le pudo pasar.

Kiwi encontró a su alma gemela y eso es como una bendición.

Mira a la pareja de periquitos en el vídeo: ¡ellos hablan por sí solos!

 

Rescate de un perro atrapado en un río congelado

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

 

TE RECOMENDAMOS