Policía detiene a mamá por exceso de velocidad y ayuda a su aterrado hijo con trastorno de ansiedad

Por La Gran Época
21 de Noviembre de 2018 Actualizado: 25 de Abril de 2019

Un oficial de policía pudo haberle dado una multa a una mamá de Texas e irse, sin embargo, se tomó el tiempo para convertir una experiencia aterradora para un niño extremadamente nervioso en un evento que le cambió la vida.

Durante su viaje de regreso a casa, Adrianne Hudson y su hijo Jacob fueron detenidos por la policía en McKinney, Texas, el 4 de agosto.

“Normalmente no conduzco en McKinney por la noche y no presté atención al límite de velocidad”, explicó Adrianne a CBS News.

La aterradora experiencia puso a Jacob muy ansioso. El niño de 7 años de edad tiene trastornos neuropsiquiátricos autoinmunes pediátricos (PANDAS, por sus siglas en inglés), un trastorno asociado con infecciones estreptocócicas que pueden causar ansiedad o comportamiento irracional.

“Las luces y todo eso de ser detenido eran una sobrecarga sensorial para él”, escribió Adrianne en  Facebook.

Cuando el oficial de policía Adam Hamilton se acercó a su auto, Jacob, que estaba sentado en el asiento trasero, comenzó a entrar en pánico. Temblaba y quería huir del coche.

“Estaba demasiado nervioso”, dijo Jacob, un estudiante de segundo grado, al Dallas News. “Pensé que me iban a arrestar”.

Adam se dio cuenta de lo nervioso y asustado que estaba Jacob, e incluso sabiendo que no sabía que el niño tenía PANDAS, el oficial decidió hacer un esfuerzo extra para aliviar su ansiedad invitando a Jacob a sentarse en su patrulla policial.

“Al principio me dijo que no. Pero supongo que su mamá lo convenció”, recordó Adam.

Jacob finalmente aceptó la invitación de Adam y cuando se sentó en la patrulla de la policía, su estado de ánimo cambió instantáneamente. Se volvió más tranquilo y menos temeroso.

“Trató de ayudar a calmar sus nervios y mostrarle que no hay nada por lo que temer a la policía”, dijo Adam a WFAA.

Más tarde, después del incidente, Jacob le dijo a su madre “cómo ama a la policía” y cómo “admira a nuestros héroes de la comunidad”.

El niño incluso planeó tener una fiesta temática de policías para su cumpleaños.

Jacob visitó a Adam en el Departamento de Policía de McKinney unos días después y de nuevo Adam fue más allá del cumplimiento del deber al darle al muchacho un recorrido por el departamento.

“Ese oficial de policía cambió mi vida”, dijo Jacob.

“El oficial Adam es un héroe a mis ojos… y espero que lo asciendan”, dijo Adrianne.

Es increíble cómo un simple acto de bondad puede hacer una gran diferencia positiva en la vida de otra persona. ¡Bien hecho, Oficial Hamilton!

Mira el vídeo a continuación.

Este niño celebra su cumpleaños con sus mejores amigos ¡los oficiales de policía!

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS