Un ser “con capacidades extraterrestres”, alerta veterinario por un “chupacabras” que atacó en Honduras

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
26 de Marzo de 2019 Actualizado: 26 de Marzo de 2019

Testimonios compartidos en Honduras indican que el mito del “chupacabras” está más vigente que nunca. Varios animales y dos personas fueron encontradas sin vida en diferentes regiones rurales y sus muertes están siendo atribuidas a algún animal con poderes sobrenaturales que les “chupó toda la sangre”.

El medio La Tribuna de Honduras recogió los testimonios de los residentes y declaraciones del veterinario hondureño, Eleazar Romero, quien advirtió que un ser extraño con capacidades extraterrestres es el causante, porque ningún animal silvestre o casero tiene la habilidad de matar con esa sutileza.

Este atacante mata varios animales a la vez y no se los come, solo hace cortes perfectos de sus presas y sé que se hicieron exámenes de estos animales en Estados Unidos y quedaron admirados por la forma precisa en que tienen los cortes”, dijo Romero. Además de animales, lo más inquietante es que este “chupacabras” se habría cobrado la vida de dos personas en las últimas semanas.

Hace tres semanas en una comunidad de Yamaranguila, Intibucá, un joven conocido como “Geovany” volvía a casa por la noche y apareció muerto en un lugar muy retirado de su camino “donde nadie podía entrar”.

“Lo extraño es que estaba en una hondonada que nadie podía entrar y no sabemos cómo pudo haber llegado hasta allí, y no había ninguna huella y pensamos que algún animal silvestre se lo llevó. Y lo otro es que estaba bien pálido como que el Chupacabras le había sacado la sangre”, describió un poblador.

También en la aldea El Naranjo, Siguatepeque, Comayagua, sucedió una muerte misteriosa y los lugareños dijeron que se sienten atemorizados. Un jornalero conocido como “Tulio” apareció muerto sin presentar golpes ni heridas. Solo tenía un “pinchazo” en el pie como si le hubieran aplicado algo para succionar la sangre.

Imagen artística de un chupacabras descrito por quienes en el pasado aseguraron haberlo visto. (Wikimedia Commons)

Según Miguel Ángel Martínez, el campesino se fue solo a la labranza en horas de la mañana a cortar unos postes y se acostó a descansar bajo la sombra de un árbol, además para estar más cómodo se quitó los zapatos.

Allí había un agujero cerca y, al parecer, de allí salió un animal que lo atacó por los pies y le chupó toda la sangre”, aseguró Martínez a La Tribuna, quien indicó que ahora les da miedo ir al monte.

El ataque ocurrió al mediodía y los lugareños salieron en su búsqueda al atardecer cuando se dieron cuenta que no volvía. Ahí encontraron el cuerpo sin vida.

“Estaba trabajando” y se acostó a la sombra, añadió Miguel Ángel López de la comunidad El Negrito de Siguatepeque. “Estaba descansando en la sombra y ahí llegó el animal”.

“Hay solo Dios, Dios lo cuida a uno. Yo le oro al Señor todas las noches y al levantarme. Yo duermo tranquilo”, dijo Atanacio Amaya al referirse a los hechos que están atemorizando a los pobladores.

Ser sobrenatural

Varias comunidades hondureñas también han estado encontrado animales muertos y creen que también el “chupacabras” es el responsable.

Romero dijo que esos ataques furtivos, él los ha observado en comunidades ganaderas de Comayagua, Olancho, Francisco Morazán, y El Paraíso, entre otros departamentos.

“Es bastante misterioso el caso porque no se sabe si es animal o quién es, porque no deja huellas cuando ataca animales como ovejos, cabros y ganado”, señaló.

Este elige atacar la yugular, no deja derrame de sangre y no se puede sospechar que es un murciélago. “Lo más que puede chupar un murciélago son diez cc. o un mililitro de sangre, y el animal queda sangrando… y en este caso no desangra.

Además el ganado queda sin lengua y con un corte perfecto, y pensamos que se trata de un ser sobrenatural”, afirmó el veterinario.

Según Romero el “chupacabras” no tiene la conducta de un tigre, puma, león o carroñeros, porque estos animales comen la parte superficial de sus presas.

Lo impactante, agrega, es que “estos animales están bien cuidados, custodiados en corrales y si este problema se presentara en montañas o cerros abiertos, pues podríamos pensar de otra manera”.

“A mi hermano -relató a La Tribuna Maritza Mejia del poblado El Negrito, en Siguatepeque- le aparecieron dos vacas muertas en el chiquero donde las tienen, y aparecieron de la nada muertas. Investigaron de qué fue, y no se pudo hallar de qué fueron muertas”.

“Hay más gentes (afectadas). Yo he escuchado que han muerto más ganados. No saben de qué (…) Ellos están preocupados”, añadió la mujer.

Omar Mejía, su hermano, aseguró a La Tribuna que lo extraño era que sus vacas muertas “estaban sanas”.

“No tenían nada de heridas. Estaban sanas, enteritas”, dice el joven; sin embargo recuerda un caso en que el animal “estaba botando un agua amarilla y la lengua como que se la habían sacado”.

“Al otro señor de arriba se le murieron seis de parecidas muertes. ¿Rastro de sangre? (…) ¡No había nada!”, aseguró.

***

A continuación:

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

TE RECOMENDAMOS