Una mamá y su bebé luchan por su vida hasta el ultimo aliento y dejan un mensaje que inspira al mundo

Por La Gran Época
25 de Enero de 2019 Actualizado: 26 de Enero de 2019

Una adolescente, que retrasó el tratamiento contra el cáncer durante el embarazo para darle a su bebé la mejor oportunidad de sobrevivir, murió “rodeada de muchos corazones rotos”.

Brianna Rawlings, de Sydney, Australia, apareció en los titulares después de negarse a recibir tratamiento para la leucemia para que su hijo Kyden pudiera tener la mejor oportunidad en la vida.

Fotos desgarradoras mostraron a la joven de 19 años sosteniendo a su hijo después de nacer a través de una cesárea de emergencia. Lamentablemente, el bebé Kyden perdió su batalla por la vida 12 días después de contraer una infección estomacal.

Hablando en ese momento, la joven madre le dijo al Daily Mail: “Aquellos 12 días que pude pasar con mi bebé Kyden, sosteniéndolo, contando sus dedos de los pies y de las manos y hablando con él como lo hacía cuando estaba en mi barriga.
“¡Eran tan especiales que fueron los mejores 12 días de mi vida!”.

La hermana de Brianna, Kourt Rawlings, anunció la noticia de su fallecimiento en una página de GoFundMe creada para ayudar a la familia con los gastos médicos.
“Nuestra Hermosa Brianna, llegó al final de su viaje con nosotros aquí en la tierra y finalmente se reunió con su Bebé Oso Kyden”, escribió, poco después que la joven madre falleciera el “29 de diciembre alrededor de las 9 p.m., rodeada de muchos corazones rotos”.

“Estamos absolutamente destrozados pero al mismo tiempo en paz sabiendo que ella ya no está sufriendo, ya no está hecha pedazos e insegura de las noticias que vendrían después.

“Te amamos más que a la hermosa chica de las estrellas, vuela alto y por favor guía a aquellos que no están seguros de cómo seguir en esta tierra sin tu contagiosa sonrisa”.

Kourt Rawlings, escribió más tarde en un anuncio fúnebre que “Bree hubiera querido que todos ustedes hablaran y compartieran sus recuerdos para siempre”, añadiendo: “por favor, no los embotellen, lloren, sino que rían más”.
Hablando de las ganancias de la campaña de donación GoFundMe, dijo, “Gracias a todos los que han donado y apoyado a Bree y a nuestra familia, los fondos se destinarán, ahora a una hermosa celebración funeraria a finales de esta semana”.

Una elección difícil

Brianna Rawlings, tenía solo 17 semanas de embarazo cuando le diagnosticaron una forma agresiva de cáncer de sangre.

La decisión que enfrentó fue muy dura: interrumpir el embarazo para aumentar sus propias probabilidades de supervivencia o llevar a su hijo a término y combatir la insoportable enfermedad con un tratamiento mínimo.

“Se le dieron dos decisiones muy crudas y desgarradoras”, dijo Kourt en una actualización de GoFundMe, añadiendo que “su lado desinteresado y bondadoso brilla sin vacilar, eligió reducir a la mitad sus propias posibilidades de supervivencia para darle a su hijo una oportunidad de luchar”.

“Mi decisión fue solo sobre Kyden y Kyden”, dijo al Daily Mail en ese momento, añadiendo, “él era mi hijo y mi pequeño milagro”.

Nuestro hijo creció con sus alas

Brianna, fue obligada a dar a luz tres meses antes.

“Bree, contrajo una infección que podría haber pasado a Bub. Esto forzó una cesárea de emergencia e hizo que el bebé llegara a la UCIN tres meses antes”, escribió su hermana en una actualización.

Su hijo luchó por su vida durante 12 días, antes de sucumbir a una infección.

Imagen ilustrativa (Créditio: AndisBilderwerkstatt/Pixabay)

“Entonces la noticia más impactante y desgarradora fue cuando contrajo una infección estomacal y en cuestión de horas nos dijeron que nos despidiéramos.

“Esta infección le quitó su preciosa vida y a nuestro hijo le crecieron las alas”.

Esperanza de recuperación

La salud de Brianna, pareció mejorar después de la prueba.

“Ella está yendo muy bien en este momento”, dijo su hermana en una actualización, “finalmente engordando y sintiéndose muy bien”.

“Los niveles de sangre están subiendo y está trabajando duro para que los músculos de las piernas vuelvan a trabajar”.

Lamentablemente, las cosas empeoraron, y ni siquiera un trasplante de médula ósea ofrecido por un miembro de la familia era una opción.

Brianna, perdió la vida después de solo dos inyecciones de un medicamento contra el cáncer, y solo unos días después de cumplir 19 años.

Kourt Rawlings escribió: “Para cualquier persona que no esté segura de cómo hacer frente a estas noticias, por favor, llame a un ser querido, por favor, hable de Bree, hable de cómo se siente, de lo que está pensando, publique fotos de Bree y exprese sus pensamientos y su amor por ella. Estamos muy agradecidos por aquellos que comparten recuerdos con nuestro Ángel, por favor no los embotellen y nunca los olviden”.

La enfermedad que le quitó la vida a Brianna -NK Leucemia- es una forma rara y agresiva de enfermedad de la sangre.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Esta niña acaba de ser operada y la doctora le quita las vendas de sus ojos. Su reacción cuando ve a mamá por primera vez es imperdible

TE RECOMENDAMOS