Una mujer demanda a sus médicos por extirparle los “senos sanos” a los 18 años

Por Zachary Stieber
22 de Julio de 2023 5:13 PM Actualizado: 22 de Julio de 2023 5:13 PM

Una mujer estadounidense ha demandado a unos médicos que le prescribieron testosterona cuando era menor de edad y le extirparon los pechos cuando tenía 18 años.

Prisha Mosley, de 25 años, afirma que los médicos cometieron fraude y negligencia médica con dichas acciones, que se basaron en afirmaciones de que ayudarían a resolver problemas de salud mental como la depresión.

“Los acusados mintieron y ocultaron información crítica a y sobre una adolescente joven y vulnerable, víctima de una agresión sexual y que sufría graves trastornos y discapacidades psicológicas”, afirma la demanda, presentada en Carolina del Norte.

“En lugar de proporcionarle un tratamiento competente para su depresión, ansiedad, ideación suicida, autolesiones y trastorno límite de la personalidad emergente, la convencieron de que cambiar su cuerpo para parecer del sexo opuesto resolvería sus importantes discapacidades mentales que la atormentaban desde hacía años”.

Los médicos mantuvieron a la Srta. Mosley con testosterona a pesar de que sus problemas mentales no remitían. Más tarde, los asesores le recomendaron que se sometiera a la extirpación de los senos como parte de lo que decían que era su “camino hacia la autorrealización”.

Los pechos de la Srta. Mosley fueron extirpados por el Dr. Eric Emerson, cirujano plástico, en 2016.

En los documentos que firmó se decía que el procedimiento era una “reducción mamaria” dirigida a mujeres con pechos grandes, pero se extirparon los pechos enteros. No se decía que la intervención fuera irreversible.

La Srta. Mosley ahora no puede amamantar a un bebé, y es posible que no pueda quedar embarazada, debido a los efectos secundarios de la testosterona y la extirpación de las mamas.

Los acusados ocultaron información sobre los posibles efectos secundarios con el fin de ganar dinero y reafirmar sus credenciales, alega la Sra. Mosley. El Dr. Emerson, por ejemplo, dijo que su primera operación de “afirmación de género” fue la de la Srta. Mosley. Poco después de la operación, ayudó a fundar el Charlotte Transgender Healthcare Group.

En la demanda se piden daños y perjuicios compensatorios y punitivos, según se determine en un juicio. La Srta. Mosley ha puesto en marcha por separado una recaudación de fondos para gastos médicos.

Cone Health, uno de los demandados, no quiso hacer comentarios. El resto de los demandados no respondieron a las preguntas.

Problemas

Prisha Mosley, nacida Abigail Mosley, tuvo problemas mentales de niña. Las cosas empeoraron tras ser agredida sexualmente por un varón mayor que ella cuando tenía 14 años, lo que provocó un embarazo malogrado. Al año siguiente la hospitalizaron por depresión y le recetaron medicamentos, incluido un antipsicótico. Intentó suicidarse.

El camino hacia la operación de extirpación de mamas se aceleró cuando la Sra. Mosley fue remitida por su médico de atención primaria a una dietista, que posteriormente la derivó a la Dra. Martha Fairbanks Perry.

Una residente bajo la supervisión de la Dra. Perry escribió en las notas de la primera visita de la Srta. Mosley que ésta deseaba la extirpación de los senos y convertirse en varón, en parte porque creía que su anorexia estaba motivada por el deseo de tener senos más pequeños. El residente concluyó, basándose en la única visita, que la Srta. Mosley tenía una “crisis de identidad de género” y que la crisis era “muy probablemente la cuestión subyacente que impulsaba su trastorno alimentario y su angustia emocional”.

El Dr. Perry validó el diagnóstico e hizo hincapié en la importancia de abordar los síntomas, incluida la disforia de género, en un encuentro poco después.

La Srta. Mosley mejoraba siguiendo un plan de alimentación, pero el Dr. Perry seguía presionándola para que hiciera la transición, según la demanda. En un momento dado, después de que la Srta. Mosley preguntara al médico si debía irse de casa y vivir con un amigo adulto, el Dr. Perry dijo: “Puedes irte” y que “Superarás esto y podrás vivir como la persona que debes ser. Tienes mi apoyo”.

Los padres de la Srta. Mosley se resistieron a enviar a su hija a un terapeuta especializado en atención a transexuales, pero la madre cedió tras una “extensa” discusión, según el residente.

Prescripción de testosterona

La Srta. Mosley empezó a ver a consejeras, entre ellas Shana Gordon y Brie Klein-Fowler. La Sra. Gordon determinó, tras una breve sesión, que la Srta. Mosley era en realidad un varón y que cambiar su cuerpo resolvería muchos de sus problemas, según la demanda. La Sra. Gordon facilitó una carta de recomendación de inyecciones de testosterona que citaba las directrices de la Asociación Mundial de Profesionales de la Salud Transexual (WPATH, por sus siglas en inglés), a pesar de que muchas de las directrices no se cumplían.

Una directriz, por ejemplo, dice que los profesionales deben ofrecer una evaluación exhaustiva y educación sobre las opciones terapéuticas. Eso no ocurrió, dice la Srta. Mosley. También se alega que la Sra. Gordon escribió falsamente que la Srta. Mosley no tenía ningún problema “relacionado con el estado de ánimo” y que no había indicios de “psicopatología o alteración del juicio”.

El Dr. Perry recetó testosterona basándose en la recomendación de la Sra. Gordon, a pesar de conocer los problemas mentales de la Srta. Mosley. “El Dr. Perry dijo a Prisha en el momento de la prescripción que inyectarle testosterona en el cuerpo era ‘médicamente necesario y apropiado y que curaría sus problemas psicológicos, reforzando las tergiversaciones del acusado Gordon y engañando aún más a Prisha”, dice la demanda.

Al parecer, el Dr. Perry no informó a la Sra. Mosley, que entonces tenía 17 años, de los posibles efectos secundarios, como la atrofia vaginal y la pérdida de densidad ósea.

Después de que la Srta. Mosley expresara su preocupación por la extraña secreción de su pezón, se citó a la Dra. Perry diciendo: “Estamos reinduciendo la pubertad y, por tanto, tendrás los mismos síntomas que puede tener un varón que inicia la pubertad. Puede producirse cierta hinchazón y sensibilidad mamaria. Eso es normal”. A la Srta. Mosley también le dijeron que le crecería un pene, según la demanda.

En las visitas de seguimiento, los problemas mentales de la Srta. Mosley no remitieron, pero el Dr. Perry no habló de la posibilidad de retirarle la testosterona.

Extirpación de senos

La Srta. Mosley se disponía a extirparse los senos Para ello, pidió a la Sra. Klein-Fowler una carta de recomendación.

“Lo único que tendría que hacer es decir que es mi terapeuta, que me conoce y que confirma que soy trans, que tengo disforia de género grave y que necesito una operación superior”, escribió la Srta. Mosley.

“Hablemos más sobre ello y escribiré una después de que hablemos. ¡Espero poder ayudarte a conseguir lo que necesitas!”, respondió la Sra. Klein-Fowler.

Al día siguiente, tras ver a la Srta. Mosley, la Sra. Klein-Fowler envió un borrador de carta, aunque reconoció que no podía acceder a las directrices del WPATH. Y al igual que la Sra. Gordon, la Sra. Klein-Fowler carecía de cualificación para emitir tal recomendación, dice la demanda.

La Sra. Klein-Fowler escribió que la Srta. Mosley había “investigado” sus opciones “exhaustivamente” y que la Sra. Mosley estaba “tomando esta decisión desde un lugar bien informado” y que tenía “la esperanza de que [Prisha] pueda seguir adelante en [su] camino hacia la autorrealización con la ayuda de este procedimiento”. No se mencionaron los problemas mentales de la Sra. Mosley.

La Srta. Mosley se reunió entonces con el Dr. Emersen, que afirmó que la extirpación de los senos ayudaría a la paciente. “Ocultó” los problemas que acarrearía la extirpación, como la pérdida de la capacidad de amamantar a un hijo, dice la Sra. Mosley.

El Dr. Emersen llevó a cabo la operación a pesar de que en los documentos firmados por la Sra. Mosley no se mencionaba la extirpación, según la demanda. Los documentos decían que se trataba de una reducción mamaria.

Al parecer, el Dr. Emersen dijo a la Sra. Mosley que quería dedicarse a la cirugía de género y que la operación de ella sería la primera.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.