Una mujer discapacitada se enfrenta a la cárcel en China por sus creencias

Por Mary Hong
28 de Noviembre de 2022 6:52 PM Actualizado: 28 de Noviembre de 2022 6:52 PM

Un abogado ha pedido que el público preste atención al caso de una mujer discapacitada antes de que se dicte el veredicto final de su segundo juicio en diciembre, diciendo que es víctima de la persecución contra Falun Gong (también conocido como Falun Dafa) en China.

Niu Xiaona es una mujer con discapacidad permanente de Harbin, ciudad de la provincia nororiental de Heilongjiang.

Un tribunal chino celebró el 27 de noviembre un segundo juicio contra la practicante de Falun Gong. Se celebró de forma remota debido a las restricciones de la pandemia de COVID-19.

El 29 de septiembre, un tribunal local la condenó a 15 años de prisión y le impuso una multa de 1000 yuanes (unos 139 dólares) por poseer y producir copias de información sobre Falun Gong. Niu recurrió al tribunal intermedio de Heilongjiang.

Un abogado, que utiliza el seudónimo de Yu, y que está familiarizado con el asunto, explicó su preocupación a la edición en chino de The Epoch Times el 27 de noviembre.

Pidió que se prestara atención a su juicio porque el estado físico de Niu debería haber impedido que fuera encarcelada en primer lugar, y el último veredicto había supuesto un gran riesgo para su vida.

Mejora de la salud

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una práctica espiritual que incluye ejercicios de meditación y un conjunto de enseñanzas morales centradas en los principios de verdad, benevolencia y tolerancia. En la década de los 90 alcanzó una enorme popularidad en China, lo que llevó al régimen comunista chino a considerarla una amenaza y a lanzar una represión a nivel nacional en 1999.

Desde entonces, millones de practicantes han sido objeto de una amplia campaña de persecución, que incluye acoso, detención, tortura y sustracción forzada de órganos.

A Niu se le diagnosticó un tipo de artritis reumatoide progresiva en 1996. El dolor y la inflamación de las articulaciones limitaron en su día por completo su movilidad.

Comenzó a practicar Falun Gong en 1997. Pronto, su estado físico mejoró y pudo controlar el dolor y realizar sus tareas diarias con poca ayuda.

El 22 de octubre de 2003, fue secuestrada por la policía, sometida a siete días de interrogatorios y golpizas, y a un mes de arresto domiciliario.

El tribunal la condenó a 14 años de prisión en febrero de 2004. Fue encarcelada en su casa, con vigilancia policial constante, debido a su enfermedad.

Durante el arresto domiciliario, Niu continuó siguiendo su fe y su estado físico fue mejorando.

El 19 de abril de 2021, la policía volvió a secuestrarla a ella y a su madre, que también es practicante de Falun Gong.

Cuando fue liberada bajo fianza el 9 de julio de 2021, había perdido más de 26 libras en los 80 días de detención y su condición física había empeorado.

Epoch Times Photo
Practicantes de Falun Gong participan en un desfile para conmemorar el 20º aniversario de la persecución de Falun Gong en China, en Washington el 18 de julio de 2019. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

Veredicto “ridículo”: Abogado

El abogado Yu describió el veredicto en el último juicio de Niu como “ridículo”.

“Fue condenada a tres años de prisión por tener y producir información de Falun Gong en 2019 y 2021. Pero la decisión del tribunal se sumó a la anterior condena de 14 años que cumplió fuera de la cárcel, y el juez cambió la pena de cárcel a 15 años y añadió una multa de 1000 yuanes”, explicó.

Le preocupaba que el encarcelamiento le costara la vida, teniendo en cuenta su estado de salud.

Yu esperaba que la exposición mediática presionara al tribunal para que modificara el veredicto.

Wu Shaoping, abogado de derechos humanos residente en Estados Unidos, declaró a The Epoch Times el día 27 que la libertad condicional por motivos médicos era razonable en el caso de Niu según la legislación china.

Sin embargo, el veredicto de septiembre se dictó sin una explicación clara de cómo se concedió el anterior arresto domiciliario sin base legal. Por tanto, “el veredicto debe ser revocado o conmutado de acuerdo con la ley”, dijo.

Además, subrayó, un gran número de practicantes de Falun Gong han sido detenidos y condenados basándose en la acusación de “violación de la ley”, en el artículo 300 de la Ley Penal china, pero esto va en contra del hecho y de la legalidad de la propia ley.

No hay ninguna base legal para considerar ilegal la creencia en Falun Gong o la difusión de información sobre Falun Gong; pero Beijing inventa constantemente cargos contra personas inocentes, según Wu.

“Es simplemente una persecución política”, añadió.

Con información de Lin Cenxin y Xia Dunhou.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.