Una mujer se durmió durante su vuelo y cuando despertó estaba encerrada en un avión vacío

Por Jesús de León – La Gran Época
23 de Junio de 2019 Actualizado: 23 de Junio de 2019

Una mujer que viajaba hacia Toronto en un avión de Air Canada se quedó dormida y al despertar se dio cuenta que estaba sola y sin poder salir de la aeronave.

Tiffani Adams estaba regresando a su casa en Toronto tras visitar a una amiga en Quebec.

Después de pasar un fin de semana feliz con su amiga, según contó, durante el vuelo de regreso a casa se sintió “súper cómoda” leyendo, y sola en su línea de asientos pues el avión tenía muchos asientos vacíos.

Luego se quedó dormida a la mitad del recorrido.

Pero al despertar se dio cuenta que el avión estaba frío y oscuro, y que estaba completamente sola pues la aeronave habían aterrizado hacia unas horas en el Aeropuerto Internacional de Toronto y la habían dejado durmiendo.

“Puedo decirte lo aterrador que fue esto. Creo que estoy teniendo una pesadilla. ¿cómo, en serio, cómo es que esto está sucediendo?, escribió en Facebook.

En ese momento le envió un mensaje a su amiga: “Me acabo de despertar y estoy sola en este frío y oscuro avión”.

De inmediato Tiffani comenzó a luchar contra el miedo que se apoderó de ella.

“Estoy tratando de concentrarme en mi respiración y controlar mi ataque de pánico mientras intento cargar mi teléfono conectándolo a todos los puertos USB que pude encontrar sin suerte, cuando apagan el avión no hay energía en absoluto”, contó.

Fue al baño, y la oscuridad era total; luego a la cabina de la tripulación, pero allí nada funcionaba.

De pronto encontró una linterna.

Con la linterna comenzó a hacer señales a través de las ventanas pidiendo ayuda, esperando que alguien la viera.

Pero como nadie respondió a sus señales de luz tomó una decisión.

“Finalmente ahora que tengo luz estoy decidida a abrir la puerta y salvarme. Me sentí como una campeona cuando abrí la puerta principal (encontré las 3 cerraduras con mi linterna y abrí la puerta hasta el final).

Entonces tuvo que enfrentar un nuevo obstáculo, la altura del avión.

“Estoy frente a una caída de 12-15 metros hasta la acera. Me cuelgo de la puerta tratando de llamar la atención del equipo de tierra. Puedo ver las luces de Pearson, pero estoy demasiado lejos, estoy donde los aviones se estacionan durante la noche, no hay nadie alrededor”, narró.

En ese instante buscó una cuerda, y lo intentó con el cinturón de seguridad de la azafata.

“El asiento de las azafatas está justo al lado de la puerta que abrí, pero el cinturón de seguridad es demasiado corto para colgarlo, así que ahora estoy colgando de la puerta y reflejando la luz de la linterna (suponiendo que en el exterior reflectante captará la atención de alguien en la distancia”.

En ese momento sucedió lo inesperado:

“Veo el carrito de equipaje que se dirige hacia mí, estoy literalmente colgando con mis piernas fuera del avión, él está en shock preguntando cómo (…) me dejaron en el avión. Me pregunto lo mismo”.

Desesperada no esperó que el carrito se acercara y se lanzó hacia él, por suerte cayó bien, y la llevaron hasta el edificio del aeropuerto.

“Me recibió otro representante de Air Canada preguntando si estaba bien, y si me gustaría tener una limusina y un hotel… umm no, ¿estás bromeando?”, dijo ella.

Ya a salvo, tomó su auto en el aeropuerto y regresó a casa.

Los representantes de la aerolínea la llamaron durante varios días seguidos, se disculparon y le prometieron que harían una investigación. Mientras, ella trata de superar el sufrimiento y las secuelas por lo ocurrido.

“No he dormido mucho desde (entonces)” contó, pues “se le repitieron los terrores nocturnos y me despierto ansiosa y temeroso de estar sola encerrada en algún lugar oscuro”, escribió Tiffani Adams.

**********************

Descubre:

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas

TE RECOMENDAMOS