Una niña de 16 años sufre graves quemaduras de sol en la espalda luego de bucear en el Caribe

Por Jack Phillips
28 de Julio de 2019 Actualizado: 28 de Julio de 2019

Advertencia: Este artículo contiene fotos gráficas y detalles.

Según los informes, una niña de 16 años en Inglaterra sufrió una severa quemadura solar en la espalda mientras estaba de vacaciones en Cuba.

Maisie Squires le dijo a Fox News el 27 de julio que estaba buceando en Cuba cerca del final de donde se quedaba su familia, cuando se quemó con el sol.

Las temperaturas en el área alcanzaron alrededor de 35.5 grados Celsius. Sin embargo, Squires dijo que estaba cubierta con protector solar durante el viaje.

A pesar de esto, el sol le causó graves daños en la espalda durante el viaje de snorkel, que duró aproximadamente una hora.

“El tiempo pasó porque me estaba divirtiendo mucho y estaba muy interesada en la vida marina”, dijo Maisie. “No sabía que me estaba quemando la espalda porque estaba en el agua fría, concentrándome en hacer snorkel”.

Horas más tarde, sintió un dolor intenso en la espalda y los brazos. Puso loción en la quemadura de sol, pero fue en vano.

Squires dijo que no podía dormir “ya que tenía tanto dolor, casi no podía moverme”.

Las fotos publicadas en Facebook (Advertencia: gráfico) mostraban cuatro ampollas en su espalda y la crema que le dio el médico del hotel no ayudó, dijo.

Según su padre, Dean, la quemadura solar de Squires era “mucho peor en la vida real”, diciendo que llevaba protector solar durante el viaje de snorkeling.

“Llevaba protector solar en la parte delantera y trasera”, le dijo al periódico The Sun. “Nunca antes había visto que se pusiera así. Sabemos que los adolescentes no escuchan, pero ella llevaba protección y aún así se quemó”.

“Esperamos que sea una buena advertencia para otras personas”, agregó Dean Squires.

Cuando regresó al Reino Unido, las ampollas crecían cada hora.

“Al caminar, sentía que tenía globos de agua en la espalda. Podía sentir el fluido en las ampollas moviéndose alrededor”, recordó. “Las ampollas inmensas se veían por la parte de atrás de mi top, causando que todos me miraran”.

El vuelo, para ella, fue miserable.

“Durante todo el vuelo tuve que sentarme con la espalda arqueada hacia adelante con la cabeza delante de mis rodillas”, recordó la adolescente, y agregó que su hermana corrió junto a ella y le reventó una ampolla.

“Toda mi espalda estaba empapada de líquido”, dijo.

Squires y su madre luego fueron a la sala de emergencias, donde los médicos dijeron que las ampollas explotarían por su cuenta. Le recomendaron que los dejara solos o que se arriesgaran a desarrollar una infección.

“Mi espalda se quemó así porque no estaba consciente del calor que estaba directamente en mi espalda y también tengo una piel muy clara, lo que significa que me quemo fácilmente”, dijo.

“Si no me hubiera puesto [sic] protector solar en la espalda, hubiera sido mucho peor”, continuó. “Solo espero que la gente vea lo peligroso que es el sol y espero que mi horrible error haya sido una gran lección para la mayoría de la gente y también para mí”.

En Facebook, publicó las fotos de su espalda con miles de reacciones y comentarios.

Un consejo para la quemadura de sol

Un truco creativo de una madre en Mount Calm, Texas, ha causado muchas reacciones. Cindie Allen-Stewart, de 35 años, afirmó que este inusual remedio puede curar una quemadura solar, y todo lo que se necesita es un poco de un producto básico de aseo.

Si quieres deshacerte de las quemaduras solares, dice Cindie, ¡ponte crema de afeitar! “Cuando me quemo, me hecho la crema de afeitar y, al día siguiente, generalmente desaparece”, compartió Cindie, al hablar con Inside Edition.

La madre de dos niños explicó que si alguna vez ella, su esposo o sus hijos sufren una quemadura solar desagradable, simplemente agarran una crema de afeitar a base de mentol y aplican una capa gruesa directamente sobre el área afectada. Por lo general, hace una diferencia visible dentro de varias horas, aseguró Cindie, y agregó: “Rara vez me pelo”.

Después de varios éxitos, Cindie publicó fotos y un tutorial descriptivo en Facebook. El verano estaba en pleno apogeo; El post se hizo viral.

La periodista de La Gran Época, Louise Bevan, contribuyó con este artículo.

Descubre

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas

TE RECOMENDAMOS