Una niña maltratada en un ascensor recibe un consejo de un extraño que le cambió la vida

Por La Gran Época
02 de Enero de 2019 Actualizado: 24 de Enero de 2019

“Cuando la vida te da limones, haz limonada”. Para los niños pequeños, puede resultarles difícil enfrentarse a las adversidades de la vida. Sin embargo, cuando alguien interviene para ofrecer algunas palabras de consejo, o simplemente un poco de afecto, puede marcar la diferencia.

Ed Solomon, escritor, productor y director estadounidense, compartió en su cuenta de Twitter la historia de una niña que recibió unas amables palabras de un desconocido que había sido testigo de cómo la madre de la niña la reprendía. La historia resonó en muchas personas, especialmente en aquellos que habían estado en una situación similar.

“El otro día, una mujer me contó una historia sobre cómo su madre la había maldecido desde que era niña, escribió. “Y que una vez sucedió en un ascensor frente a otros”.

En esta situación, los espectadores pueden no intervenir, pero una persona lo hizo de manera indirecta.

Ilustración – Flick | Gideon

Cuando la puerta se abrió, la madre salió corriendo, pero justo cuando ella empezó a irse, una persona al azar que por casualidad estaba allí, susurró: “Hola”, y la muchacha (que entonces tenía 11 años) regresó. El desconocido dijo: “‘No eres tú. Es ella’. Y entonces la puerta del ascensor se cerró”, recordó Ed.

Aunque solo eran cinco palabras, tuvo un gran impacto en la mujer, que, de niña, creyó todas las ofpensivas palabras que su madre le decía.

Ilustración – Shutterstock | altanaka

Ed escribió que la mujer, que ahora tiene 53 años, le dijo que cuando la vida era a veces dura con ella, podía oír “la voz de su madre (interior)” diciéndole que ‘no puedes hacerlo, o simplemente date por vencida’. Pero en ese momento, “mira la cara de ese desconocido cuando la puerta se cierra frente a ella”.

“A veces es lo único que la hace seguir adelante”, escribió Ed.

Ilustración – Shutterstock | stockfour

Ed explicó el mensaje que estaba tratando de transmitir.

“Si tienes algo bonito que decir, una palabra de aliento, un cumplido, aunque sea a un extraño que pasa por aquí… No te lo guardes. Porque nunca sabes dónde y cuándo influenciará”.

Después de que su tweet se volvió viral, muchas personas escribieron que habían recibido palabras amables de extraños cuando eran jóvenes, y que las palabras todavía permanecían con ellos.

Uno de ellos escribió, “Me golpearon y abusaron de mí cuando era niña y mi maestra me dijo a los 9 años, (me susurró): ‘Algún día escribirás todas tus maravillosas historias y la gente escuchará a la chica que acabas de esconder ahora mismo… saldrá a la luz y estarás orgullosa de ti misma'”.

Ilustración – Shutterstock | Monkey Business Images

La mujer, que fue la protagonista de la historia, también comentó en el tweet. “Yo era la niña en el ascensor, pero mi mamá me estaba gritando en idioma Bengalí. Creo que su tono la delató. Una palabra como esta habría marcado la diferencia”, escribió.

Esto demuestra que un poco de ánimo puede llegar muy lejos.

Mira este castigo épico para el mal comportamiento de un adolescente

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS