Una pareja “entrega” su hijo a un extraño en Disney después que les hace una extraña petición

Por La Gran Época
26 de Febrero de 2019 Actualizado: 27 de Febrero de 2019

Los padres a menudo tienen que ser cautelosos con los extraños que se acercan a sus hijos pequeños, pero a una pareja de Texas no les importó que dos desconocidos se lleven a su hijo de compras después de escuchar su desgarradora historia.

En julio del 2017, Taylor Fisher, su esposo Chris y su hijo Oliver, fueron a Disney World en Florida. Después de cenar en el World Showcase de EPCOT, la familia decidió pasear por los diferentes pabellones y tomar algunas fotos.

Cuando estaban en el pabellón de Francia, una pareja “se detuvo para tomarnos una foto frente a la Torre Eiffel”, escribió Taylor en su página de Facebook.

Como Oliver es chiquito, no estaba cooperando en la toma de la foto, pero la pareja era “muy paciente”.

Después de ayudar a Taylor a tomar una foto “decente”, ambas familias se separaron, pero unos minutos después el hombre regresó con lágrimas en los ojos.

“Prometió que no era espeluznante y se presentó como Scott y su esposa como Sally”, recordó Taylor.

Scott, entonces procedió a contarles una historia desgarradora.

“A través de lágrimas de dolor nos dijo que tenían cuatro hijos hermosos, tres de los cuales estaban en el parque con sus abuelos, mientras que el cuarto estaba pasando su primer cumpleaños en el cielo”, contó Taylor.

Duk, el bebé de la pareja, había fallecido unos meses antes de su cumpleaños, que era el 1 de julio, y ver a Oliver les recordó a su hijo.

Le preguntaron a Taylor y a Chris si podían llevar a Oliver de compras a Mouse Gear para el primer cumpleaños del bebé Duke. Taylor y Chris estuvieron de acuerdo.

“Como padre, y mirando hacia atrás en el momento, nunca pensarías en entregar a tu hijo a perfectos extraños, pero en ese momento me sentí tan abrumado por la paz, una paz que solo Dios puede proporcionar, que entregué a mi pequeño y observé cómo él sostenía las manos de estas dos personas con las que mi corazón de repente se sintió tan conectado”, explicó Taylor, añadiendo que ella y Chris le siguieron.

Mientras Scott y Sally compraban los juguetes que Oliver quería. Taylor y Chris vieron cómo empezaban a “curarse del dolor y del dolor de perder algo tan querido”.

Las dos parejas se detuvieron en medio de la tienda para rezar juntos después de que Scott y Sally compraron los juguetes.

Antes de separarse, Sally le dijo a Taylor que habían rezado para cerrar su herida y que “esta noche fue un regalo de Dios”.

Un año después, las dos familias siguen en contacto.

“Tenemos la bendición de llamarnos ahora familia”, escribió Taylor en su Facebook.

Qué momento tan inspirador y conmovedor.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Padres lidian con el dolor de la perdida de su hijo atropellado

TE RECOMENDAMOS