Una perra espera hace 18 meses en una comisaría de Buenos Aires que su dueño salga de la cárcel

Por La Gran Época
10 de Junio de 2019 Actualizado: 11 de Junio de 2019

Desde hace un año y medio una perra mestiza Golden se encuentra esperando que liberen a su dueño en una comisaría en el centro de la provincia de Buenos Aires, Argentina. Lleva la mitad de la condena.

La policía la llama Sheyla, una perra de unos 4 a 5 años que “se robó” el corazón de los funcionarios policiales hasta tal punto que hace las visitas a los calabozos y acompaña a las patrullas, informó al medio La Arena, el subcomisario de la Comisería de 25 de Mayo, Juan José Martiní, el 8 de junio.

“Le hemos tomado mucho cariño”, dijo el funcionario.

Su dueño cumple una pena en la cárcel de tres años.

Imagen ilustrativa. (Crédito: StockSnap/pixabay)

“Sabemos que es de este muchacho porque la hemos visto siguiéndolo antes de su detención. Lo cierto es que el día en que hicimos el procedimiento y lo trajimos a la dependencia, al rato Sheila se presentó y ya nunca se fue. Creemos que debe haber seguido al patrullero”, dijo Martiní.

“Desde el primer minuto se ganó el cariño de todos y hoy forma parte de la familia de la dependencia. Tan integrada está que cuando el personal sale a recorrer las calles a pie ella los sigue”.

Imagen ilustrativa. (Crédito: Shutterstock)

El dueño de Sheila es un vecino conocido al que se le juntaron varias causas y fue condenado a tres años y medio de prisión efectiva. “Quedó alojado en la comisaría”, explicó el funcionario.

Además relató que todos cuidan con entusiasmo. Se encargan de darle agua y comida e incluso le han pagado una visita al veterinario, en la que estuvo 15 días internada, cuando otro perro, un dogo, la atacó y la lastimó bastante.

El responsable de la comisaría destacó a La Arena que Sheila “tiene libre acceso a la comisaría, entra, sale, se va y vuelve. Duerme siempre adentro, a veces en la zona de calabozos y está siempre en contacto con su dueño”.

“Supongo que cuando su dueño se vaya en libertad se irá con él, si eso ocurre seguro que la vamos a extrañar”, concluyó el subcomisario Martiní.***

Miles de personas de todo el mundo se reunieron en Taipei para hacer una asombrosa forma humana por una causa increíble.

TE RECOMENDAMOS