Universidad George Washington rechaza demanda de estudiantes y mantiene el trabajo del juez Thomas

Por Bill Pan
30 de Junio de 2022 10:17 AM Actualizado: 30 de Junio de 2022 10:17 AM

Frustrados por el papel que desempeñó el juez del Tribunal Supremo, Clarence Thomas, en la anulación del caso Roe vs Wade, los estudiantes de mentalidad progresista de la Universidad George Washington (GW) lanzaron una petición para que se revoque el puesto del profesor Thomas en la facultad de Derecho de la institución.

Thomas ha dado conferencias en GW desde 2011. Según la universidad, este otoño impartirá un seminario de derecho constitucional destinado a ayudar a los estudiantes a obtener “una historia más completa” de casos famosos de la Corte Suprema mediante la exploración de “hechos adicionales”, que son menos conocidos, sobre el contexto social y político que rodea las decisiones de la corte. La clase es impartida conjuntamente por Greg Maggs, un profesor que trabajó para Thomas, y el juez jubilado Anthony Kennedy.

La semana pasada, el originalista Thomas se unió a una decisión mayoritaria de la votación 6 a 3 para anular la decisión de la Corte Suprema de 1973 en el caso Roe vs Wade, que legalizó el aborto a nivel nacional. La nueva decisión no prohíbe el aborto, sino que devuelve la cuestión del acceso al aborto a los estados individuales.

En su opinión concurrente, Thomas sugirió que el tribunal superior debería “reconsiderar” los casos que se decidieron con la misma lógica que se decidió Roe, incluido Lawrence vs Texas de 2003, que despenalizó el sexo homosexual consensuado, y Obergefell vs Hodges de 2015, que estableció un derecho constitucional al matrimonio homosexual.

La mera sugerencia de que el tribunal superior debería revisar estas decisiones motivó a los estudiantes progresistas de GW a hacer circular una petición online pidiendo la destitución de Thomas de la facultad de derecho.

“Con la reciente decisión de la Corte Suprema, que ha despojado del derecho a la autonomía corporal de las personas con útero, y con su intención explícita de despojar aún más los derechos de las personas queer y eliminar la posibilidad de que las personas practiquen sexo seguro sin temor al embarazo, es evidente que el empleo de Clarence Thomas en la Universidad George Washington es completamente inaceptable”, decía la petición.

La petición afirma además que Thomas supuestamente ha creado un entorno “inseguro” para los estudiantes de GW, así como para los estudiantes en “miles de campus en todo el país”.

“Haz que se escuche tu voz y ayúdanos a sacar a Clarence Thomas de Foggy Bottom”, dice la petición. El esfuerzo había obtenido más de 7000 firmas de apoyo en el momento de la publicación.

No todos los estudiantes de GW están de acuerdo con la petición. El grupo Republicanos Universitarios de la GW ha condenado la iniciativa, argumentando que los estudiantes universitarios están destinados a ser expuestos a ideas que son diferentes de las suyas.

“Los Republicanos Universitarios de la Universidad de Washington se oponen firmemente a la reciente petición para que el juez Thomas sea retirado de la facultad de Derecho de la Universidad de Washington”, dijo la organización en una declaración a The Epoch Times. “Uno de los principales activos de nuestra escuela es aprender de figuras de todo el espectro ideológico”.

“Si bien muchos estudiantes de GW están disgustados con las decisiones [de Thomas] en casos particulares, el libre intercambio de ideas y opiniones debe valorarse, no desanimarse, en una institución de educación superior como la nuestra”, continuó la declaración.

“Retirar al juez Thomas de la universidad perjudicará enormemente a quienes más fervientemente propagan esta petición”.

En un comunicado emitido el martes, los líderes universitarios dijeron que Thomas impartirá su clase este otoño según lo programado, a pesar de que sus puntos de vista “no representan los puntos de vista de la Universidad George Washington ni de su facultad de derecho”.

“El juez Thomas ha sido un crítico constante de la filosofía legal de la Corte sobre el debido proceso sustantivo durante muchos años”, dijeron el rector de GW, Christopher Bracey, y la decana de la facultad de derecho, Dayna Matthew. “Debido a que apoyamos firmemente el sólido intercambio de ideas y la deliberación, y debido a que el debate es una parte esencial de la misión académica y educativa de nuestra universidad para capacitar a futuros líderes que estén preparados para abordar los problemas más urgentes del mundo, la universidad no despedirá al juez Thomas ni cancelará su clase por sus opiniones legales”.

“Al igual que todos los miembros de la facultad de nuestra universidad, el juez Thomas tiene libertad académica y libertad de expresión e investigación”, agregaron.

La petición se produce cuando los defensores de Roe en las redes sociales bombardearon a Thomas, el único juez negro en funciones en el tribunal más alto de la nación, con insultos raciales y términos despectivos, como la palabra “n”, “coon”, “esclavo” y “tío Tomás”.

Durante el fin de semana, la palabra “tío Clarence” se convirtió en tendencia en Twitter después de que la utilizara el actor Samuel Jackson, que es negro.

“¿Qué opina el tío Clarence sobre la anulación del caso Loving vs Virginia?” escribió Jackson, en referencia al caso de 1967 que declaró inconstitucional la prohibición del matrimonio interracial. Thomas está casado con Ginni Thomas, una mujer blanca y activista conservadora.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.