Vaquero de 4 años aprende lecciones de vida con su hermosa yegua llamada Willow: VIDEO

Crecer con animales puede enseñar a los niños muchas cosas: paciencia, amabilidad y responsabilidad

Por Anna Mason
18 de Octubre de 2022 3:28 PM Actualizado: 18 de Octubre de 2022 3:28 PM

Puede que solo tenga cuatro años, pero el pequeño Hank Boyd sabe montar a caballo como un auténtico vaquero. Nunca se separa de su yegua Willow, de 18 años, y ambos llevan un estilo de vida de rancho en Montana.

Todo empezó cuando la familia Boyd —los padres Amy y Ben, y sus tres hijos— se trasladó de California al Estado del Tesoro (apodo de Montana), donde la cultura vaquera está muy viva.

Hank empezó a ver vaqueros y enseguida quiso tener un sombrero y unas botas de vaquero. Sabiendo que todos los vaqueros montan a caballo, el ranchero en ciernes no podía esperar a ponerse en marcha. Y así la familia dio la bienvenida a Willow en octubre de 2021.

“Tuvo una conexión con ella desde el principio, cuando la conseguimos”, dijo Amy, de 30 años, a The Epoch Times. “Tiene mucho valor dejar que tus hijos se críen rodeados de animales. Hay una conexión que, siento, es diferente a la de simplemente jugar con amigos”.

(Cortesía de Amy Boyd)
(Cortesía de Amy Boyd)
(Cortesía de Amy Boyd)

Al principio, Hank se limitaba a pasear a la mucho más grande Willow con una cuerda. Sin embargo, en poco tiempo, Hank ya estaba montado en la silla de montar y haciendo todas las cosas que hacen los verdaderos vaqueros, como cepillar y alimentar.

Aunque a Willow le encanta agarrar el sombrero de su pequeño dueño todo el tiempo, lo que más le gusta a Hank es darle golosinas.

“Sabe que va a recibir golosinas, así que se emociona por él”, dice Amy. “Cuando bajamos al campo, viene corriendo hasta la puerta, feliz de vernos, pero especialmente a él. Definitivamente, le prefiere a él”.

Mira a la juguetona Willow lanzando el sombrero de Hank:

(Cortesía de Amy Boyd)
Hank con sus hermanas, Molly, de 10 años, y Hannah, de 8. (Cortesía de Amy Boyd)

Para Amy, ha sido maravilloso ver cómo se desarrolla el estrecho vínculo. Su hijo ha adquirido más confianza, montando y cuidando a Willow todos los días después del jardín de infancia.

La familia vive en 16 acres de tierra, con perros, gallinas y su caballo. Cuando las hermanas Molly, de 10 años, y Hannah, de 8, recibían clases de equitación, su hermanito Hank las observaba y aprendía de ellas.

“Ellas iban a buscar el material para ensillar, y ahora Hank simplemente corre y toma la silla de montar él mismo, copiando lo que ellas hacen. Ahora lo hace todo”, dice la madre.

En cuanto a la personalidad, Willow es un poco testaruda y Hank puede hacerse el tonto, sacando su lado juguetón. El resultado es pura diversión y risas.

Enseñar la bondad a sus tres hijos es “lo más importante” para Amy. Y la orgullosa mamá cree que los animales también pueden ayudar a enseñar a los niños muchas cosas.

Amy dice que los niños ayudan mucho en el cuidado de los animales cada día, y cada pequeña tarea se convierte en una lección lúdica.

“Tenemos que cuidar de este animal; alguien tiene que ir a darle de comer y alguien tiene que cepillarlo. Incluso con las gallinas, tenemos que alimentarlas e ir a recoger los huevos. Ellas nos mantienen a nosotros y nosotros a ellas”, dijo.

“Realmente ayuda a enseñarles la responsabilidad desde una edad temprana, porque ya sabes, vamos a tener este animal y a divertirnos con él y a montarlo, pero también tenemos que ser responsables.

“Es bueno ver a tus hijos tener éxito y hacer las cosas por sí mismos. Me hace muy feliz”.

Mire más fotos del guapo vaquero y su preciosa yegua:

(Cortesía de Amy Boyd)
(Cortesía de Amy Boyd)
(Cortesía de Amy Boyd)
(Cortesía de Amy Boyd)
(Cortesía de Amy Boyd)
(Cortesía de Amy Boyd)
(Cortesía de Amy Boyd)

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.