Varias agencias gubernamentales chinas cierran temporalmente debido a aumento de infecciones por COVID

Por Sophia Lam
26 de Diciembre de 2022 4:35 PM Actualizado: 26 de Diciembre de 2022 4:35 PM

Varias organizaciones gubernamentales chinas, incluidas comisarías de policía, centros de control de pandemias y oficinas judiciales, han cerrado temporalmente en medio del brote de COVID-19 que se extiende por toda China.

Algunos afirman que la mayoría de su personal ha dado positivo en las pruebas de COVID-19, según la edición china de The Epoch Times, que se puso en contacto con algunos organismos los días 23 y 24 de diciembre.

Comisaría de Shandong

La sección de registro de hogares de la comisaría de Hongxing West Road de la ciudad de Jining, en la provincia nororiental china de Shandong, ha sido clausurada, según un funcionario de la comisaría.

“Solo dos policías dieron negativo en la prueba del COVID, y yo soy uno de ellos”, declaró al periódico el viernes, añadiendo que había unos 40 policías en la comisaría.

“El servicio de registro de hogares está cerrado por el momento porque todos los que trabajan allí están infectados por COVID”, dijo el oficial, que habló bajo condición de anonimato.

La Sra. Xiao (seudónimo), residente en Flushing, Nueva York, declaró a The Epoch Times que un tercio de los policías de Jining están infectados por COVID-19 y no pueden volver a trabajar.

“Tengo un pariente que es policía en Jining”, dijo. “Me dijo que más policías de la ciudad están infectados con COVID, y ahora no hay un solo policía a la vista en la calle”.

Oficina judicial en Bejing

Beijing  la capital de China, es una de las ciudades del país más afectadas por el reciente brote. Los hospitales y crematorios están desbordados, y en las farmacias no quedan medicamentos para el resfriado y la fiebre.

Un empleado de la oficina judicial de la zona de Jinzhan, en el distrito de Chaoyang de Beijing, declaró a la edición en chino de The Epoch Times que la oficina había cerrado porque cerca del 90% de sus empleados tienen COVID-19.

“Solo ha vuelto a la oficina alrededor del 10 por ciento de nuestros empleados, pero no estamos abiertos al público”, dijo el 23 de diciembre un empleado que pidió permanecer en el anonimato.

“Los infectados por COVID están todos en casa”, añadió.

Comisaría de Shanghái

Shanghái ha sufrido brotes desde finales de marzo de este año, y el centro financiero estuvo sometido a estrictos cierres antes de que las autoridades levantaran la política de cero COVID a principios de diciembre.

Epoch Times Photo
Un paciente en camilla llega a la zona de urgencias del Hospital Huashan, en el distrito de Jing’an, en Shanghái, el 23 de diciembre de 2022. (Hector Retamal/AFP vía Getty Images)

La publicación llamó a una comisaría del distrito Changning de Shanghái el 24 de diciembre. El funcionario que contestó al teléfono dijo que la comisaría estaría cerrada debido a “pruebas al equipo” del 24 al 29 de diciembre.

“No podemos prestar ningún servicio ni aceptar denuncias penales. Deben dirigirse a otras comisarías”, dijo.

Cuando se le preguntó si la comisaría estaba cerrada debido a las infecciones por COVID-19, el funcionario se negó a hacer comentarios.

Centro de prevención y control de pandemias de Changsha

El centro de prevención y control de pandemias de la ciudad de Changsha, en la provincia meridional china de Hunan, suspendió sus operaciones.

“No estamos abiertos. Nosotros también estamos [infectados por COVID], lo cual es normal, ¿no?”, dijo un empleado a la publicación el 23 de diciembre. No quiso dar su nombre por temor a represalias de las autoridades.

“Ahora no tenemos acceso a los kits de análisis de antígenos ni a los medicamentos para el resfriado, que se han enviado a los hospitales”, dijo. No paró de toser durante la llamada telefónica y dijo que no tenía fiebre.

Añadió que el centro municipal de prevención y control de pandemias ya no supervisa las labores de control de la pandemia. No precisó cuánto tiempo permanecería cerrado el organismo.

Radio Free Asia (RFA) reportó el 23 de diciembre que se han producido casos de “pulmón blanco” en múltiples ciudades chinas, incluidas Beijing y Wuhan, donde el COVID-19 estalló por primera vez en diciembre de 2019.

El “pulmón blanco” es un síntoma típico de los pacientes durante el brote de Wuhan hace tres años. Cuando un paciente con neumonía grave se somete a una radiografía, los pulmones aparecen blancos, lo que indica que han sido gravemente desgastados por la inflamación, que puede ser fatal.

En un gesto poco habitual en el Partido Comunista Chino, Wang Huaqing, experto del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de China, admitió en una rueda de prensa el 20 de diciembre que existe “riesgo de enfermedad grave y muerte” tras la infección de los pacientes con la variante mutante de ómicron.

Con información de Lin Cenxin y Zhang Danxia.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.