Vecino instala antiguo teléfono público en su jardín por diversión y un niño perdido llama al 911

Por Michael Wing
25 de Abril de 2022 12:12 PM Actualizado: 25 de Abril de 2022 12:12 PM

Un hombre de Minnesota esperaba ofrecer a sus vecinos una “mirada al pasado” instalando un teléfono público totalmente funcional en su patio delantero.

La novedad no solo sirvió para hacer sonreír a los desprevenidos transeúntes, sino que también salvó el día a un niño perdido, que marcó el 911 con el viejo teléfono público de botón y encontró el camino a casa.

Brian Davis, de 48 años y originario de Andover, dijo que se vio impulsado a instalar el arcaico aparato por “un poco de diversión”, para “simplemente recordar a la gente cómo era la vida antes de que todos tuviéramos teléfonos móviles”.

“Era una especie de lista de deseos que siempre quise hacer”, dijo Davis a The Epoch Times. “Un día estaba aburrido y empecé a buscar en Google”.

(Cortesía de Brian Davis)

Tras localizar a un vendedor local en Internet, se desplazó a la cercana Waverly para recoger los artículos—que no estaban en muy buen estado, según admitió. Pero al encontrar una empresa en Texas que podía reemplazar algunas de las piezas, pudo reacondicionar el antiguo aparato.

Al principio, Davis estaba un poco desconcertado por el teléfono anticuado; por alguna razón no funcionaba. Pero se puso en contacto con sus padres, más expertos en telefonía fija, y descubrió cómo conectar el aparato.

“Lo conectamos a su teléfono fijo”, explica Davis. “Descubrimos que el problema era que no añadía las monedas primero”.

“Creía que primero se marcaba el número —eso es lo que creía recordar— y luego se añadía el dinero”.

En cuanto a la instalación en el patio delantero, admitió haber tenido algunas reservas iniciales.

“Sinceramente, estaba un poco nervioso”, dijo Davis. “Pensé que algunos de los vecinos pensarían que estaba un poco loco o algo así. Así que cuando lo instalé, en realidad puse una gran manta de mudanza sobre él”.

(Cortesía de Brian Davis)

Tuvo que tender las líneas telefónicas bajo tierra e instalar una base de hormigón para que los posibles ladrones no pudieran arrancarlo; pero valió la pena.

“Cuando supe que estaba en funcionamiento, quité la manta y me alejé sonriendo”, dijo.

La máquina de monedas, ya instalada y en funcionamiento, se ha convertido en una de las más populares de la calle, frente a la casa de Davis. No está recaudando mucho dinero, pero ha hecho sonreír a muchos de los que recuerdan los viejos tiempos antes de la llegada de los celulares.

Davis dice que ha visto a la gente hacerse fotos con el teléfono público e incluso a algunos usarlo. A principios de este mes, vio a un niño pequeño jugando solo cerca de la instalación.

“Lo vi por ahí hablando por teléfono”, dijo Davis. “Sé que se puede marcar el 911 en el teléfono. … Decidí ir allí porque pensé que las probabilidades de que tuviera cuatro cuartos eran probablemente bastante raras”.

El niño había estado visitando a sus abuelos; cuando de alguna manera se había perdido, consiguió marcar el 911 por teléfono, dijo Davis.

(Cortesía de Brian Davis)

“Volví a entrar en la casa, y pasó un minuto y había un policía fuera del teléfono”, explicó. “En un par de minutos, aparecieron un par de patrullas más”.

Davis dijo que los abuelos del niño habían salido a buscarlo; al ver la conmoción, pasaron por allí, encontraron al niño y lo llevaron a casa.

Ahora, además de las sonrisas burlonas de los vecinos mientras ofrece a Davis un entretenimiento sin fin, el teléfono público ha resuelto una especie de emergencia.

El hombre de Andover se pregunta si la idea podría extenderse. “Yo lo recomendaría”, dijo, “tal vez tener algunos por toda la ciudad no sea tan mala idea”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.