Rescatista seca las lágrimas de un pastor alemán abandonado semanas en un acueducto

Por Eduardo Tzompa - La Gran Época
18 de Septiembre de 2019 Actualizado: 23 de Septiembre de 2019

Hace unos años, un pastor alemán vagaba por la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos, sin saber que viviría los momentos más difíciles de su vida. Según un video que circula en YouTube, el canino quedó atrapado en un acueducto sin salida corriendo el peligro de que las lluvias subieran el nivel del río.

Aunque no se sabe cómo llego allí, residentes locales de Compton California alimentaron al perrito por semanas mientras buscaban ayuda. La organización de rescate Hope for Paws recibió una llamada telefónica pidiendo auxilio y, sin dudarlo, Eldad Hagar se puso en contacto con Annie Hart de Bill Foundation para iniciar la misión de rescate.

Por kilómetros no había acceso al acueducto de 7 metros de profundidad y los rescatistas no contaban con el equipo adecuado. Los vecinos, preocupados por el bienestar del perrito apodado Biggie, ofrecieron dos escaleras que fueron unidas por una correa para preparar el descenso del rescatista.

De acuerdo con Reshareworthy, Hagar estaba aterrorizado por la inestabilidad de las escaleras debido que de pequeño había sufrido un accidente. Pero el miedo no lo detuvo y pudo bajar hasta donde se encontraba el asustado Biggie.

Una vez que Hagar tocó el suelo, decidió quedarse quieto para no asustar el perro mientras colocaba golosinas a su alrededor. Pronto, Biggie se acercó a su lado y le lamió la mano; en el video se pueden notar algunas de las lágrimas del canino mientras es alimentado.

El rescatista secó sus lágrimas y cerró sus ojos suavemente para no asustarlo, cuando el perro estaba más calmado, él procedió a colocarle una correa en el cuello. “Me tomó un tiempo, pero pude convencer a Biggie que viniera a mí. Fue algo hermoso ver cómo se derritió en mis brazos”, dijo Hagar según Holidog Times.

Los vecinos que se unieron al rescate bajaron una jaula improvisada para colocar a Biggie y poder ponerlo a salvo. Un grupo de niños que estaban atentos al rescate aplaudían al mismo tiempo que el perrito subía hacia ellos.

“Este es uno de los barrios más pobres de Los Ángeles, por lo que fue muy conmovedor ver a un montón de personas tomarse el tiempo para ayudarnos”, explicó el rescatista de Hope for Paws.

El perrito, más tarde recibió atención veterinaria y fue bañado para ser trasladado a Coastal German Shepherd Rescue OC donde un nuevo dueño lo esperaba. Biggie ahora tiene un hogar para siempre que comparte con una pastor alemán llamada Hannah y su hermano pitbull llamado Riley.

Afortunadamente esta historia terminó con un final feliz y estamos contentos que Biggie haya encontrado una familia. Ahora él recibe amor y cariño de parte de su nuevo amo y sus hermanos perrunos que lo acompañan en sus aventuras.

¡Mira el rescate de Biggie y conmuévete hasta las lágrimas!

¡Tienes que ver lo que esta chica tiene que hacer para que su perro pase un puente!

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS