Venezuela en crisis: Un huevo cuesta lo mismo que 93 millones de litros de una gasolina que ya no hay

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
23 de Mayo de 2019 Actualizado: 23 de Mayo de 2019

En la situación de crisis económica y humanitaria que vive Venezuela se ha vuelto tan caótica que en el día de hoy un huevo cuesta lo mismo que 93,3 millones de litros de gasolina.

Este “regalo” de la gasolina de parte del régimen de Nicolás Maduro, sin embargo, esta costando muy caro a los más desposeídos. Con la falta de producción nacional de petróleo, el abastecimiento cubre la mitad de las necesidades y no hay dinero para comprar petróleo en el exterior y seguir regalándolo, señaló el diputado y economista José Guerra,  ex ejecutivo del Banco central, en declaraciones de prensa el 20 de mayo.

La realidad del huevo vs. la gasolina y la falta de gasolina que hoy paraliza al país, pone en evidencia el problema al cuál Venezuela se enfrenta. Un huevo cuesta cerca de 933 bolívares en un supermercado en cambio un litro de gasolina cuesta 0,00001 bolívares en una estación de servicio. Un tanque de 50 litros en un automóvil se llena con 0,0005 bolívares, monto imposible de pagar en billetes. El billete de menor denominación es de 2 bolívares tras una reconversión monetaria lanzada por Nicolás Maduro en agosto pasado que quitó cinco ceros al bolívar.

“Aquí la gasolina es gratis”, dijo Jesús Casique a la agencia AFP, según  Banca y Negocios, por que no hay moneda de tan poco valor para pagarla, cuando se trata de llenar el tanque de un automóvil. Además la inflación que se proyecta para 2019 es de 10.000.000% por lo que casi nadie usa la moneda venezolana.

Un trabajador de Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) muestra una caja con producto monetario de la venta de gasolina en una estación de servicio en Caracas, el 17 de mayo de 2019. (MARVIN RECINOS / AFP / Getty Images)

“Lo poco que uno entrega de efectivo a la persona que te echa la gasolina en la estación es la propina”, porque la gasolina no tiene prácticamente costo, dijo Henkel García, director de la firma Econométrica, a AFP.

Un dólar, cotizado el 22 de mayo vale 5.638,45 bolívares según el valor de referencia del Banco Central de Venezuela, se pueden comprar más de 550 millones de litros de gasolina.

Los autos hacen cola para rellenar sus tanques de gasolina en la estación de servicio de Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) en Caracas, el 17 de mayo de 2019. El país enfrenta una crisis con falta de abastecimiento masivo. (MARVIN RECINOS / AFP / Getty Images)

“¿Cómo se hizo tan barata?”

“Con una inflación que iba creciendo y un precio de la gasolina que se estancaba”, explicó García.

¿Quién paga?

García sostiene que “regalar la gasolina (…) es un subsidio muy regresivo, porque quienes tienen carro son el grupo social más pudiente. Es un subsidio que pagan los que no tienen carro a los que tienen carro, y eso es es algo muy dañino”, dijo García.

El líder socialista de la dictadura venezolana, Nicolás Maduro, anunció en 2018 que aumentaría el precio de la gasolina al nivel del precio internacional pero sólo a las personas que no cuentan con el denominado “carnet de la patria”.

El dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, durante un mitin frente al Palacio Presidencial de Miraflores en Caracas el 20 de mayo de 2019. (MARVIN RECINOS/AFP/Getty Images)

La subida nunca se concretó en el país pese a que cuenta con las mayores reservas petroleras de la región, cuya producción ha caído a sus peores niveles en tres décadas. Quizás Maduro teme que un alza signifique la oposición de sus propios seguidores, por otro lad mantener a un pueblo sometido ha sido la táctica del chavismo y sus sistema de corrupción.

Maduro argumenta a sus seguidores que el problema es parte de una “guerra económica” de la oposición y Estados Unidos, sin embargo según la Asamblea Nacional son años de políticas erradas del chavismo mientras intentaba tener control en la población.

El “aumento de la gasolina ha sido un tabú (…). Buena parte del mundo político piensa que aumentar la gasolina puede elevar la presión social y eso puede conllevar un cambio político”, señaló García.

Maduro debe recordar que en 1989, cuando se ajustó el precio, la población reaccionó con violencia durante el llamado “Caracazo”, que dejó 300 muertos en Caracas y en poblaciones vecinas.

El diputado José Guerra dijo que Venezuela sólo refina 100.000 a 120.000 barriles de gasolina diarios, poco más de la mitad de la demanda nacional.

“La capacidad de refinación en Venezuela. Complejo Refinador Paraguaná 900.000 barriles diarios. Refinería El Palito 150.000 barriles diarios.Refinería de Puerto La Cruz 100.000 barriles diarios.Pero se refinan apenas 100.000 barriles. De allí la escasez”, escribió Guerra en un mensaje de Twitter el 18 de mayo.

Luego añadió en otro mensaje que la “capacidad de Venezuela de refinación (total) es aproximadamente 1.100.000 barriles diarios (BD)”, sin embargo la “refinación efectiva hoy 120.000 BD” y “el consumo interno 200.000 BD”.

Hay que importar 80.000 BD a un costo de $70 cada barril para regalarlos”, advierte Guerra, pero añade en sus declaraciones de prensa que “No tenemos cómo pagar”.

La gasolina faltante se solía comprar a empresas estadounidenses “que eran las que normalmente nos abastecían”, dijo García, hasta la entrada en vigencia a finales de abril de un embargo contra el régimen de Maduro.

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó aclaró a la población “Que quede claro: la escasez de gasolina en #Venezuela, es el producto de años de corrupción, incapacidad e indolencia de un régimen que destruyó nuestra industria petrolera y hoy solo puede ofrecer excusas que no convencen a nadie”.

Carnet de la patria para obtener gasolina

El sistema de “carnet de la patria” asociado a los subsidios del régimen, entre ellos la gasolina, está acompañado de una serie de críticas por lo discriminatorio y por estar siendo usado como un mecanismo de control sobre la población.

La Asamblea Nacional, en un informe de septiembre pasado, dijo Maduro ha estado “obligando a los ciudadanos a sacar el carnet de la patria para acceder a bienes y servicios, como parte de un plan excluyente que viola los derechos humanos y constitucionales de todos los venezolanos”.

En ese sentido, el diputado Ezequiel Pérez Roa, de Táchira, se pronunció en contra del sistema de actual de pago de gasolina, el cual está subsidiado por el régimen a través del carnet de la patria y no ha brindado resultados eficientes.

“La falta de internet y las periódicas fallas de luz impide a los usuarios el acceso a ese servicio público, generando kilométricas colas e incrementado los problemas de escasez del combustible en la región”, subrayó el parlamentario.

Según la organización Aula Abierta, para Alí Daniels, director de la ONG @accesoalajusticia, el Carnet de la Patria solo es un mecanismo de discriminación utilizado por Maduro, dijo en agosto pasado. A su vez para el profesor David Gómez Gamboa, de la comisión de DDHH de la Universidad de Zulia y también director de Aula Abierta, es un mecanismo donde “’solo caben’ los que piensen y comulguen con el proyecto político e ideológico que instauró el ex presidente Chávez y que es perpetuado hasta nuestros días por Nicolás Maduro”.

“Para obtenerlo, la persona debe tener cédula de identidad y responder preguntas sobre la existencia de algún problema de salud, la participación en procesos electorales y si disfruta de alguna de las misiones sociales del gobierno nacional. Ha sido utilizado como un censo poblacional para agrupar a las personas afines al gobierno, y desde su implementación ha estado aunado a una serie de beneficios económicos, alimenticios y de vivienda en el país, así como también un método coercitivo para ganar votos a favor del régimen en elecciones”, señala el reporte.

***

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal.

TE RECOMENDAMOS