Venezuela: Tres gerentes de DirecTV son encarcelados por el régimen de Maduro

Por Débora Alatriste
06 de Junio de 2020 8:25 PM Actualizado: 06 de Junio de 2020 8:25 PM

Tres ejecutivos locales de DirecTV en Venezuela fueron encarcelados este viernes debido a una orden de captura emitida por el régimen de Nicolás Maduro tras la suspensión abrupta de la plataforma televisiva en mayo, tras las sanciones estadounidenses impuestas al país.

Héctor Rivero, exgerente general de Galaxy Entertainment de Venezuela, también conocida como DirecTV Venezuela; y Rodolfo Carrano Pugliese, exvicepresidente de Operaciones de la compañía, fueron detenidos por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN)​ el 4 de junio, de acuerdo con el abogado, Jesús Loreto, informó el AP.

Mientras que Carlos Villamizar, exvicepresidente de Estrategias y Negocios, se entregó al día siguiente a las autoridades.

La orden de arresto fue emitida el 4 de junio luego de que DirecTV, la empresa con sede en Dallas que pertenece a AT&T, suspendiera su servicio en Venezuela el pasado 19 de mayo luego de que la administración Trump incrementara la presión hacia el régimen de Maduro desde hace unos meses.

“Yo soy inocente de cualquier cosa”, dijo Villamizar en una conferencia de prensa este viernes en el despacho de Loreto, quien también lo representa. El exvicepresidente dijo que nunca tuvo conocimiento previo que los servicios iban a ser cancelados.

“Están cometiendo una terrible injusticia”, dijo Loreto, añadiendo que Villamizar era en realidad “víctima de lo ocurrido. [Él] fue despedido sin previo aviso, sus cuentas fueron bloqueadas y se enteró de lo que estaba por suceder poco antes del país”.

El abogado afirmó que ninguno de los tres sabían que se interrumpiría la señal de DirecTV Venezuela, de lo ejecutado por AT&T o participaron en el cierre. “Supieron que habían sido despedidos y removidos de sus cargos horas antes de que se interrumpiese la señal”.

“Antes de que el resto de Venezuela empezase a experimentar en sus casas la interrupción del servicio el señor Rivero notificó responsablemente de lo que estaba ocurriendo y de su imposibilidad de evitarlo al gobierno nacional”.

Antes de su detención, los tres ejecutivos acudieron a la Fiscalía General de la República y al Tribunal Supremo de Justicia “para suministrar información y documentación sobre este tema”. Actualmente, los tres ejecutivos se encuentran detenidos en El Helicoide, considerada como la prisión más cruel del régimen.

Una antena parabólica de DirectTV asoma por una ventana en el barrio de Petare el 19 de mayo de 2020 en Caracas, Venezuela. (Andrea Hernandez/Getty Images)

En el comunicado emitido de AT&T Latinoamérica en mayo, la compañía estadounidense aseguró que tomó la decisión puesto que “las sanciones del Gobierno de Estados Unidos a Venezuela han prohibido la transmisión de los canales de Globovisión y PDVSA, los cuales se requieren bajo la licencia de DirecTV para proporcionar el servicio de televisión de pago en Venezuela”.

Asimismo, afirmó que la decisión fue tomada por la directiva del grupo en Estados Unidos y en ella no tuvo participación o conocimiento previo el equipo de DirecTV en Venezuela.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) del régimen de Maduro ordenó el 22 de mayo a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) ocupar la empresa y restituir la señal aunque todavía no ha regresado a los televisores de los venezolanos.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación:
Venezuela está abierta al “espíritu totalitario” del régimen chino

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.