Versión china de GPS pronto será integrada completamente a sus armas militares

Por Chriss Street
04 de Abril de 2020 2:34 PM Actualizado: 04 de Abril de 2020 2:34 PM

Análisis de noticias

El Ejército Popular de Liberación de China espera integrar plenamente y mejorar sus armas militares con su sistema global de navegación satelital (GPS), el BeiDou-3. El último satélite del sistema está programado para ser lanzado en mayo.

China comenzó a funcionar en 2018 con su propia red de satélites de posicionamiento global en una apuesta por competir con el GPS de Estados Unidos, el GLONASS de Rusia y los sistemas de navegación comercial Galileo de la Unión Europea.

Pero con el lanzamiento del 33º satélite BeiDou-3 (BDS-3) el 9 de marzo, China se encuentra a dos satélites de lograr un sistema mundial de navegación por satélite militar y civil totalmente integrado que podría rivalizar con el GPSIII de Estados Unidos, de gran precisión.

El sistema de servicio global BDS-3 está clasificado en un 95 por ciento de disponibilidad con una precisión de posicionamiento horizontal por vertical de 10 metros; precisión de velocidad de 0.2 metros por segundo; y precisión de tiempo de 20 nanosegundos. Las precisiones para el posicionamiento en Asia-Pacífico son extremadamente competitivas, 5 metros horizontalmente por 5 metros verticalmente.

Con 24 satélites en órbita a finales de 2019, BeiDou anunció que más del 70 por ciento de los teléfonos inteligentes chinos en 30 naciones con 400 millones de usuarios estaban accediendo a la navegación por satélite a través de BDS-3.

Además, la Agencia de Noticias Xinhua informó que los receptores de BeiDou se han integrado en más de 6.5 millones de autobuses, camiones y taxis.

La Iniciativa de la Franja y la Ruta de China (BRI, también conocida como Un Cinturón, Una Carretera) ha lanzado usos para socios comerciales de BDS (Sistema de Navegación por Satélite BeiDou) en 90 naciones.

Los BDS se han utilizado en diversas áreas, entre ellas la validación de los derechos sobre la tierra en Indonesia, la agrimensura en Uganda, la construcción en Kuwait, la planificación agrícola en Birmania (también conocida como Myanmar), los derechos de propiedad extraterritorial en las Maldivas, la logística en Tailandia, la coordinación de drones en Camboya, el control de los aeropuertos en Pakistán y las inspecciones de las redes eléctricas en Rusia.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Xinhua proyecta que, con el liderazgo de BeiDou, los ingresos de su industria nacional de navegación por satélite superarán los 57,000 millones de dólares, o 400,000 millones de yuanes, en 2020. El despliegue del equipo Huawei 5G promete aprovechar el dominio del servidor en la nube y la transferencia de datos de China.

Pero el mayor beneficiario de la constelación BDS-3 será la Fuerza de Misiles del Ejército de Liberación Popular (PLARF), en rápida expansión, que ha pasado de 29 a 40 brigadas de misiles desde 2017, según Popular Science. Las unidades están siendo equipadas con nuevos misiles balísticos intercontinentales de alcance expandido y de deslizamiento hipersónico.

El Libro Blanco de Defensa de China de 2019 establece que “el PLARF está mejorando (…)la disuasión nuclear y el contraataque, fortaleciendo las fuerzas de ataque de precisión de mediano y largo alcance”.

A la nueva Brigada 644 se le dio especialmente el título de “Primera Brigada de Dongfeng de Nueva Generación” en reconocimiento como la primera unidad en desplegar el DF-17 que lleva el vehículo de planeo hipersónico DF-ZF. Ocho de las nuevas brigadas parecen estar equipadas con el balístico intercontinental de punta nuclear DF-31, DF-41; mientras que las dos nuevas brigadas están equipadas con misiles de doble uso DF-26 y DF-21C que pueden transportar ojivas nucleares y convencionales.

El Ejército de Liberación Popular ya ha integrado los BDS en los sistemas avanzados de guía de armas del ejército, de la marina y la fuerza aérea. Las unidades militares hasta el nivel de brigada han usado terminales portátiles de BDS para mensajes satelitales codificados durante los despliegues en el extranjero.

Después de que Pakistán y China fortalecieron sus lazos con una “asociación estratégica para todo tipo de clima“, las fuerzas armadas de Pakistán obtuvieron acceso irrestricto a la versión de navegación BDS-3 utilizada por el EPL. Pakistán tiene la intención de comprar sistemas de armas chinos habilitados para BDS-3, incluyendo los 50 cazas avanzados JF-17 BlockIII.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra:

Cómo Huawei es utilizado como herramienta de espionaje y subversión

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.