Expolicía viaja 500 km solo para abrazar a un perro que fue arrojado desde un techo

Por La Gran Época
15 de Abril de 2019 Actualizado: 28 de Abril de 2019

Compasión, bondad  y un corazón para amar a otros seres a tu alrededor son los tres rasgos que se han vuelto casi inexistentes en nuestra sociedad.

Mientras todos estamos ocupados con nuestros deseos egoístas de realizar nuestra propia carrera de ratas llamada vida, nos olvidamos de disfrutar de las cosas que realmente valen la pena. Sin embargo, hay algunos de nosotros que todavía creemos en el desinterés y en el altruismo, al igual que este oficial de policía retirado de 68 años que viajó 500 km para abrazar a un perro que fue arrojado desde una terraza.

Sadasivan, es un oficial de policía retirado que viajó de Coimbatore a Chennai, al sur de la India, para encontrarse y abrazar a un perro que fue arrojado desde una terraza y sufrió dos fracturas en la columna vertebral. En julio del 2016, un estudiante de medicina le hizo uno de los actos más crueles a un perro cuando decidió arrojarlo desde una azotea.

El video de este incidente fue viral en las redes sociales y el público fue muy duro con estos estudiantes. Finalmente, los jóvenes fueron suspendidos, arrestados y puestos en libertad bajo fianza. Por su parte, el pobre perro sobrevivió con dos fracturas en la columna vertebral.

Mientras que mucha gente esparcía su descontento en los medios de comunicación social, solo Karthik Dhandapani, un voluntario de Blue Cross y su familia, proporcionaron refugio para el perro.

Casi 2 años después, la perrita Bhadra encontró un nuevo amigo para abrazar, un oficial de policía retirado que viajó 500 km solo para encontrarse con ella.

Cuando Sadasivan se enteró del perro emprendió el viaje, y al llegar visitó la comisaría de policía de Kundrathur en Chennai para saber más. Pero las autoridades de allí no tenían mucha información, así que con la esperanza de recabar más datos se quedó en la ciudad hasta cumplir su propósito.

En una entrevista con The Quint, dijo: “Me sentí mal por Bhadra. Era, después de todo, un pobre animal sin voz y no podía imaginar el trauma por el que había pasado. Realmente me afectó”. Siguiendo sus indicaciones, se acercó a un par de rescatistas de animales y activistas y así fue como se topó con Antony Rubin, el hombre que rescató a Bhadra.

Este gesto desinteresado realmente conmovió al cuidador de Bhadra y dijo: “Me conmovió mucho conocer a este hombre que vino hasta aquí para conocerla. Fue dulce saber que Bhadra no fue olvidada, y lo mucho que su historia ha afectado a la gente de todas partes. Fue reconfortante ver cuánto cuida la gente a los animales”.

Estos pequeños actos de bondad son la razón por la que la humanidad aún existe. Sadasivan es un héroe de la vida real que pensó en otros antes que en él y, por eso, le damos un gran saludo.

Estos perros son muy traviesos

¿Te gustó esta historia? Entonces compártela con tus contactos y haz que las buenas noticias lleguen a todo el mundo.

TE RECOMENDAMOS