VIDEO: Bebé elefante rescatado se niega a ir a dormir y protesta adorablemente

Por Louise Chambers
05 de Agosto de 2022 3:08 PM Actualizado: 05 de Agosto de 2022 3:08 PM

Una cría de elefante rescatada, que se encontró huérfana de pocos días en Kenia, se ha convertido en un personaje pintoresco en su santuario. Un divertido video de las travesuras de la cría se hizo viral, después de que una noche se negara a dormir y fuera captada por la cámara tratando de salir de su establo para jugar más.

Sheldrick Wildlife Trust, con sede en Nairobi, dijo a The Epoch Times que la cría de elefante, llamada Kinyei, tiene un “carácter muy decidido y le gusta vivir la vida a su manera”.

En noviembre de 2021, tres años después de que Kinyei fuera rescatada, la fundación filmó un video de la cría después de haber bebido sus biberones de leche de la noche y lo compartió en Facebook. “¡Kinyei simplemente no está preparada para ir a dormir!”, escribieron.

(Cortesía de Sheldrick Wildlife Trust)

“Sus mejores amigos ya están arropados en la puerta de al lado y la guardería se está calmando … pero esta chica amante de la diversión vio su ventana de oportunidad para protestar contra la hora de dormir, ¡y trepó a través de ella!”

Las divertidas imágenes muestran a la elefanta de pie sobre sus patas traseras con las delanteras colgando fuera de la puerta del establo entreabierta. Mueve la trompa y refunfuña, sin mostrar ningún signo de querer dormir. Los internautas llenaron la sección de comentarios, aclamando a la joven como “inteligente”, “descarada” y “linda”.

Mira las escapadas de Kinyei a la hora de dormir:


(Cortesía de Sheldrick Wildlife Trust)

El santuario afirma que Kinyei es también una elefanta testaruda, y este rasgo ha jugado a su favor. “En la infancia, esta terquedad se manifestó como una intensa voluntad de sobrevivir frente a la neumonía”, explicaron.

Pero Kinyei se reserva el derecho a cambiar de opinión; en marzo de 2022, la elefanta, que ahora tiene 5 años, fue filmada de nuevo en su establo, pero esta vez no podía esperar para ir al heno.

“Antes, Kinyei no quería irse a dormir, demasiado interesada en lo que ocurría alrededor de la puerta de su establo”, escribieron. “Ahora, después de pasar el día retozando en el bosque y corriendo y revolcándose con Roho, se acuesta con facilidad antes de que caiga el sol”.

Ahora es la hora de dormir de Kinyei:


(Cortesía de Sheldrick Wildlife Trust)

Un representante de la Sheldrick Wildlife Trust dijo a The Epoch Times que Kinyei tiene una “relación juguetona y divertida” con Rolo, otra cría huérfana. Los elefantes son animales sociales, y las crías aprenden habilidades sociales a través del juego.

Las crías de la guardería de elefantes de Nairobi también disponen de establos individuales para calentarse y estar a salvo de los depredadores, con acceso a los cuidados nocturnos de un cuidador, incluida la alimentación.

La huérfana Kinyei fue encontrada como una cría de un día de edad por un grupo de safari el 4 de julio de 2018, en la Conservación Ol Kinyei de Maasai Mara. Estaba vagando sola, peligrosamente cerca de una manada de leones, detalló la fundación en su página web.

(Cortesía de Sheldrick Wildlife Trust)
(Cortesía de Sheldrick Wildlife Trust)

Mientras Kinyei entraba y salía de los arbustos, el grupo sabía que sería una presa fácil. Pidieron ayuda al Porini Cheetah Camp, que acudió al lugar y encontró una hembra de elefante lactante muerta en las inmediaciones. Observaron que Kinyei seguía a un trío de elefantes machos adultos, pero sabían que no obtendría la leche que necesitaba para sobrevivir.

Gracias a la colaboración de grupos locales de defensa de la naturaleza, encabezados por Marc Goss, del Mara Elephant Project, Kinyei fue trasladada en helicóptero a la sede del Sheldrick Wildlife Trust en Tsavo para su recuperación.

Kinyei luchó contra la mala salud en sus primeros meses en el refugio. Pero en un clima más cálido, con la compañía de sus compañeros huérfanos, se sobrepuso. En 2020 se trasladó a la guardería de la fundación en Nairobi para unirse a su proyecto de huérfanos de larga duración, donde pronto desarrolló un apetito por la exuberante vegetación local.

(Cortesía de Sheldrick Wildlife Trust)

Además de su “vientre regordete y sus mejillas redondas”, el personal de la fundación afirma que uno de los rasgos más distintivos de Kinyei son sus orejas dobladas. “Están causadas por el daño del sol”, dijeron a The Epoch Times. “Es el único signo duradero de la tumultuosa infancia temprana que sufrió esta elefanta huérfana antes de su rescate”.

Ahora, feliz y sana en el entorno seguro y espacioso del santuario, Kinyei está aprendiendo sobre el mundo salvaje y sus parientes animales. A veces, hay grandes sorpresas.

“Cuando se tropezó con una jirafa en el bosque, se asustó tanto que se fue corriendo”, explica la fundación. “Es un recordatorio de que estos grandes bebés son solo unos pequeños, y todavía tienen mucho que aprender antes de estar preparados, y lo suficientemente mayores, para reintegrarse en la naturaleza”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.