Virus del PCCh se expande en provincia china, mientras que ministra culpa a las reuniones religiosas

Por Alex Wu
22 de Enero de 2021
Actualizado: 22 de Enero de 2021

La epidemia del COVID-19 está desenfrenada en la provincia china de Hebei. Si bien aún se desconoce la fuente del último brote del virus del PCCh en la zona, la viceprimer ministra del régimen comunista, Sun Chunlan, culpa a las “actividades religiosas” de su propagación.

Los ciudadanos chinos le dijeron a The Epoch Times que la propaganda de desinformación del Partido Comunista Chino (PCCh) sobre la pandemia y su promoción de un medicamento a base de hierbas para tratar el COVID-19 podrían haber hecho que la gente baje la guardia y cause esta ronda de brotes en la provincia y áreas circundantes.

Del 15 al 18 de enero, la viceprimer ministra Sun Chunlan fue a Hebei para supervisar cómo se estaban implementando las medidas de control de la epidemia. Esta fue su segunda visita, solo una semana después de su última visita del 6 al 8 de enero.

La situación epidémica en la provincia ha sido difícil de controlar desde que los funcionarios locales anunciaron los casos confirmados el 2 de enero. El virus se propagó rápidamente por la aldea de Xiaoguozhuang y las áreas circundantes en el distrito de Gaocheng de la ciudad de Shijiazhuang, la capital provincial. Las infecciones por el virus del PCCh continúan surgiendo en sitios de aislamiento centralizados y áreas cerradas.

El distrito de Gaocheng de Shijiazhuang está designado como un área de alto riesgo, y recientemente se agregaron a la lista ciudades cercanas como Xinle y Nangong, según informó el portal de noticias chino Sohu.

Xinhua, el portavoz de Beijing, reportó la visita de Sun a Hebei. En su discurso a las autoridades locales, Sun admitió que no se ha encontrado la fuente del último brote en Hebei, pero culpó a los lugares de culto por propagar el virus del PCCh.

“Es necesario aprender lecciones de la propagación de la epidemia causada por las actividades religiosas y suspender las actividades grupales en los lugares de culto religiosos y otros lugares de reunión”, dijo.

El discurso de Sun contradice los anuncios anteriores de los funcionarios locales.

El 9 de enero, Hebei llevó a cabo una conferencia de prensa para la prevención de epidemias. Li Zhanzhu, jefe de la Oficina Municipal de Asuntos Étnicos y Religiosos de Shijiazhuang, refutó un rumor que circulaba en las redes sociales chinas que afirma que “sacerdotes europeos y estadounidenses predicaron en el distrito de Gaocheng y provocaron el brote”. Li dijo: “Actualmente no hay evidencia de que la fuente de la epidemia esté directamente relacionada con las reuniones religiosas”.

La Asociación Patriótica Católica y la Diócesis Católica de la ciudad de Shijiazhuang–grupos religiosos autorizados por el estado–emitieron un comunicado para desestimar los rumores. Ellos dijeron que la epidemia no tiene nada que ver con ellos y advirtieron que si los rumores continúan, emprenderán acciones legales para responsabilizar a las plataformas de redes sociales y a las personas por difundir rumores, según un informe de RFA.

Fieles católicos chinos se arrodillan y rezan durante la misa del Domingo de Ramos durante la Semana Santa en una iglesia “subterránea” o “no oficial” el 9 de abril de 2017 cerca de Shijiazhuang, provincia de Hebei, China, el 9 de abril de 2017. (Kevin Frayer/Getty Images)

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China declaró el 2 de enero que el primer caso confirmado de la última ronda de brotes del virus del PCCh en Hebei fue una mujer de 61 años de la aldea de Xiaoguozhuang, ciudad de Zengcun en el distrito de Gaocheng de Shijiazhuang. Ella había asistido a un banquete de bodas local, según el portal de noticias chino Sina.

The Epoch Times había informado anteriormente que hubo al menos seis banquetes de bodas y cinco funerales en los que participaron 2643 personas en el distrito de Gaocheng, en Shijiazhuang, el mes pasado. Muchos invitados se infectaron y el virus se propagó a otras provincias.

Sin embargo, Sun no mencionó nada sobre las bodas y solo enfatizó en las actividades religiosas.

Campaña de desinformación

The Epoch Times habló con algunos residentes de Beijing, quienes compartieron sus opiniones sobre la epidemia. Beijing está rodeada por la provincia de Hebei y está solo a 290 millas de Shijianzhuang.

Un residente de apellido Liu dijo que la gente común, los agricultores, y los trabajadores escuchan la propaganda del régimen chino, pero que están siendo engañados. “La propaganda y los medios de comunicación del PCCh exageran seriamente la situación epidémica en otros países, lo cual hace que muchos chinos piensen que no hay epidemia en China y que todas ocurren en el extranjero”, dijo.

Un residente de apellido Xu dijo que la falta de transparencia del PCCh sobre las etapas iniciales del brote del COVID-19 provocó una pandemia mundial. Así que él no cree en lo que informa la propaganda oficial y decidió quedarse en casa en medio del reciente aumento de infecciones.

Otro residente de Beijing de apellido Wu dijo que la epidemia “descontrolada” en Hebei está relacionada con la promoción del gobierno de la medicina tradicional china “Lianhua Qingwen“. La medicina herbal es altamente recomendada como un fármaco eficaz para prevenir, mitigar y tratar el COVID-19, y es promovida por Zhong Nanshan, uno de los principales expertos en epidemiólogos de China. Sin embargo, su eficacia no está probada y los expertos médicos han expresado su preocupación.

Wu señaló que la fábrica farmacéutica que fabrica Lianhua Qingwen está en Shijiazhuang.

“Luego de que la gente de Shijiazhuang prueba el medicamento, piensan que cuando tienen fiebre, ya sea por un resfriado común o por COVID-19, estarán bien siempre y cuando beban Lianhua Qingwen, que dice tratar ambos”, dijo.

“A la gente del campo le gusta asistir a reuniones como bodas y funerales. Ellos creen que este medicamento es eficaz, por lo que piensan que no es necesario ir al hospital, lo cual puede resultar caro. Ellos no tenían síntomas en ese momento, así que simplemente fueron a los banquetes de bodas”.

“Si Zhong Nanshan no lo hubiese promocionado [Lianhua Qingwen], entonces la gente común no habría comprado algunas cajas y pensaría que estarían bien [después de tomarlo]. Lo más importante [es averiguar] si Lianhua Qingwen es efectivo o no, agregó. Ella espera que la Administración Nacional de Productos Médicos de China reconsidere su aprobación del ensayo de esta medicina herbal.

Con información de Luo Ya.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS