Voto latino determinará el resultado de docenas de elecciones intermedias de 2022

Por John Haughey
21 de Septiembre de 2022 12:06 PM Actualizado: 21 de Septiembre de 2022 12:31 PM

La forma en que 32 millones de latinos con derecho a voto voten en docenas de elecciones cruciales a la Cámara de Representantes, al Senado y a la gobernación en todo el país en noviembre será vital para determinar qué partido controla el Congreso después de las elecciones de mitad de período de este año.

Los latinos son el segundo bloque electoral más grande de Estados Unidos, ya que constituyen el 18.7% de la población total del país.

Esto no es un secreto, por supuesto, ya que los candidatos de todas las tendencias solicitan agresivamente el voto latino con anuncios políticos en español en las reñidas elecciones de Texas, Pensilvania, Nevada, Oregón y Florida.

El 8 de septiembre, el Comité Nacional Republicano (RNC) anunció que este año ha organizado más de 5000 actos distintos para solicitar el voto de las minorías en 38 centros de captación de votantes en 19 estados, entre los que se encuentran decenas de “centros comunitarios hispanos”. La campaña pretende mantener el impulso que los republicanos ganaron entre los votantes latinos durante la presidencia de Trump.

Mientras tanto, los pesos pesados demócratas están apelando directamente a los votantes latinos para detener la erosión en lo que había sido un banco de apoyo sólido y confiable. Los críticos dentro y fuera del partido dicen que los demócratas pueden haber dado por sentado el voto hispano y solo ahora se están centrando en él de forma tardía.

El 15 de septiembre, el presidente Joe Biden pronunció un discurso en la 45ª Gala del Instituto del Caucus Hispano del Congreso. Aprovechó la ocasión para destacar cómo el Plan de Rescate Americano beneficia a los latinos al proporcionarles acceso a las vacunas, una mejor atención médica y mantener las escuelas abiertas.

El 25 de septiembre, el expresidente Barak Obama, demócrata, intervendrá en la 5ª Conferencia anual L’ATTITUDE, el “principal evento empresarial latino” del país, en San Diego, California.

Ambos partidos están tratando de adaptar las campañas de sus candidatos para atraer el voto latino con tácticas y estrategias basadas en datos y encuestas recogidas y analizadas desde junio por empresas de investigación, grupos de medios de comunicación y campañas.

Independientemente de cómo se interpreten los datos, existe una amplia oportunidad para que los candidatos de ambos partidos se ganen el favor de un “bloque de votos” latinos que no es monolítico, pero que —a pesar de las distintas variaciones étnicas y regionales— parece estar predominantemente preocupado por el empleo, el coste de la vida y la economía.

En 2020, cuando los latinos emitieron una décima parte de los votos en las elecciones presidenciales, Biden recibió un estimado del 61% de ese voto, por debajo del 70% que recibió Barak Obama en sus dos elecciones.

Los votantes latinos de todo el país identificaron el empleo, la economía, la salud, las escuelas y la seguridad pública como las principales prioridades en una encuesta de votantes latinos realizada en julio por UnidosUS, el mayor grupo de defensa de los hispanos del país. Una encuesta de Siena College entre los votantes hispanos publicada el 16 de septiembre reafirmó los resultados.

Ambas encuestas indican que los latinos son receptivos a los mensajes republicanos sobre el empleo y la economía, pero una mayoría significativa quiere avances en el control de las armas y las políticas de inmigración. Un número abrumador está a favor del acceso legal al aborto.

La aparición del acceso al aborto como tema entre los votantes latinos puede suponer un problema para algunos aspirantes republicanos. Por primera vez desde que realiza encuestas a los votantes latinos en este siglo, UnidosUS informó que el acceso al aborto fue citado por los votantes latinos como uno de los cinco temas principales, con más del 70% de los encuestados diciendo que debería seguir siendo legal.

Los demócratas afirman que esta tendencia emergente tras la revocación de Roe vs Wade por parte de la Corte Suprema de EE. UU. en junio podría frenar la erosión del apoyo latino a su partido.

Esa afirmación puede tener cierta validez en la encuesta del Siena College realizada entre el 6 y el 14 de septiembre a 522 votantes hispanos, dentro de un sondeo más amplio de 1399 votantes registrados en todo el país. Esa encuesta encontró que los latinos son más propensos a estar de acuerdo con los demócratas en más temas que los republicanos, pero apoyarán a los candidatos del GOP fuertes en el crimen y la policía.

De forma preocupante para los candidatos demócratas, el 40 por ciento de los encuestados latinos en la encuesta de Siena expresaron sus reservas sobre el enfoque del ala progresista del Partido Demócrata en materia de raza y género.

La mayoría de los encuestados latinos dijeron finalmente que su voto se reduciría a los candidatos que mejor respondieran a sus preocupaciones económicas. Según la encuesta de Siena, los votantes latinos están divididos por igual en cuanto a qué partido creen que puede ofrecer mejores empleos y reducir el coste de la vida.

En general, el 56 por ciento de los encuestados por Sienna dijo que votaría azul y el 32 por ciento dijo que votaría rojo en noviembre.

Aunque esto puede parecer una buena noticia para los demócratas, puede que no sea lo suficientemente buena para que el partido frustre la previsión de que los republicanos vuelvan a controlar la Cámara de Representantes y el Senado.

Según la encuesta de Siena, los jóvenes votantes latinos, especialmente los hombres de Texas y Florida, se registran cada vez más como republicanos. Esa tendencia se confirma en una encuesta nacional realizada entre el 2 y el 11 de septiembre a 400 votantes latinos registrados y publicada el 14 de septiembre por BSP Research.

Todos los datos, las encuestas y los análisis aumentan la incertidumbre para los candidatos del 8 de noviembre en docenas de elecciones a la Cámara de Representantes de Estados Unidos en las que los latinos constituyen el 20 por ciento o más del electorado.

También se espera que el “voto latino” sea un factor determinante en varias contiendas reñidas por la gobernación y el Senado de EE. UU., como en Arizona y Nevada, donde los hispanohablantes representan el 25% de los votantes.

Se prevé que los latinos influyan en los resultados incluso en distritos o estados sin una gran presencia en el número total de votantes. En Pensilvania, los latinos representan menos del 10 por ciento del total de votantes, pero han demostrado ser clave a la hora de determinar los ganadores y los perdedores en elecciones reñidas.

Epoch Times Photo
La candidata republicana a gobernadora de Arizona, Kari Lake, habla en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) en Dallas, Texas, el 6 de agosto de 2022. (Brandon Bell/Getty Images)

Arizona

Los latinos constituyen un tercio de los residentes de Arizona y una cuarta parte de los votantes registrados en el estado, según un análisis realizado en julio por el Latino Policy & Politics Institute de UCLA. Según algunas estimaciones, los latinos constituirán la mitad de la población del estado en 2050.

Aproximadamente 840,000 latinos votaron en las elecciones de 2020 en Arizona, que registró un récord de participación de 3.4 millones. Biden superó a Trump por 10,457 votos.

Aproximadamente 644,600 votarán el 8 de noviembre, según un pronóstico. Eso supondría un récord de participación latina en unas elecciones de mitad de mandato en Arizona y cuatro veces más que el número de personas que votaron en las primarias de 2002.

Según la oficina del Secretario de Estado de Arizona, el 45 por ciento de aproximadamente un millón de latinos registrados para votar en el estado son demócratas inscritos, el 15 por ciento están registrados como republicanos y casi el 40 por ciento no están afiliados a ningún partido, lo que refleja una tendencia nacional entre todos los votantes de registrarse como independientes o “NAs”, que significa “no afiliados” a un partido.

La forma en que los latinos de ese contingente no afiliado voten podría determinar si el actual senador demócrata Mark Kelly (D-Ariz.) derrota al aspirante republicano Blake Masters, respaldado por Trump, y si la republicana Kari Lake, respaldada por Trump, vence a la demócrata Kati Hobbes, actual secretaria de Estado de Arizona, en la elección por la gobernación, que es un “cincuenta-cincuenta”.

Lake ha hecho de la seguridad fronteriza un componente integral de su campaña, publicando en Twitter después de su victoria en las primarias que el “Día 1, quito mi mano de la Biblia, doy el juramento de la oficina y declaramos una invasión en nuestra frontera sur”.

Pero los latinos de Arizona, aunque identifican la política de inmigración como una preocupación y se oponen a las “fronteras abiertas”, no califican la “seguridad fronteriza” como una alta prioridad, lo que hace que sea incierto cómo los votantes latinos del estado recibirán la campaña de Lake.

En una encuesta, los latinos de Arizona dijeron que estaban a favor de mantener el aborto legal por 30 puntos porcentuales, lo que no ha hecho que Lake cambie los mensajes de su campaña, pero sí ha llevado a Masters a retirar su postura antiabortista de su sitio web de campaña.

Epoch Times Photo
El candidato demócrata al Senado de Pensilvania, el vicegobernador John Fetterman, celebra con sus partidarios después de un mitin en Erie, Pensilvania, el 12 de agosto de 2022, mientras hace campaña contra el aspirante republicano Mehmet Öz en una contienda “desigual” que podría ser determinada por los votantes latinos. (Nate Smallwood/Getty Images)

Pensilvania

Los latinos constituyen solo el 7.6% de los residentes del Estado Keystone y el 5.3% de sus votantes registrados, según un análisis de Pew Research. Sin embargo, se les considera uno de los grupos que marcan la diferencia en varias contiendas de distritos del Congreso.

Mientras que ciudades como Filadelfia y Pittsburgh incluyen barrios latinos establecidos desde hace mucho tiempo que tradicionalmente votan a los demócratas, los cambios demográficos indican la existencia de votantes latinos registrados por el Partido Republicano en ciudades como Reading y Allentown.

Por lo tanto, los votantes latinos de Pensilvania son considerados como posibles ejes de la elección por la gobernación entre el senador estatal republicano Doug Mastriano (R-Gettysburg), apoyado por Trump, y el demócrata Josh Shapiro. Lo mismo ocurre con la elección al Senado entre la celebridad televisiva apoyada por Trump, el Dr. Mehmet Öz, y el vicegobernador demócrata John Fetterman.

Los latinos representaron el 4 por ciento de la participación total en las elecciones de Pensilvania en 2020, frente al 3 por ciento en las elecciones intermedias de 2018, según Pew Research.

Los votantes latinos apoyaron a Biden por un margen de al menos 3-1 en Pensilvania en 2020, según la UCLA. Eso resultó ser fundamental para que ganara por poco el estado indeciso.

“Los latinos en Pensilvania jugarán un papel decisivo en el ciclo electoral de 2022”, dijo el gerente de Programas Nacionales de Mi Familia Vota, Irving Zavaleta, durante una llamada con los medios de comunicación el 25 de agosto.

Según la Encuesta Nacional de Seguimiento de Votantes Latinos de NALEO, los encuestados latinos de Pensilvania generalmente favorecieron a los demócratas sobre los republicanos por un margen de 32 puntos porcentuales; el 21 por ciento dijo que estaba indeciso.

El 73% de los encuestados dijo que el aborto debería seguir siendo legal, y el 41% dijo que era un “factor decisivo” para ellos; el 83% dijo que era importante que los funcionarios electos de Pensilvania se pronunciaran contra el nacionalismo blanco y la supremacía blanca.

Solo el 61% de los encuestados por NALEO en Pensilvania estaban seguros de que votarían en noviembre. Zavaleta dijo que ese porcentaje es relativamente bajo. Añadió que el gran porcentaje de indecisos entre los que dicen que votarán indica que ha habido poco acercamiento a los votantes latinos en el estado por parte de los candidatos.

Colorado

Según el Voto Hispano de Univisión, los latinos constituyen el 21 por ciento de los residentes de Colorado y emitirán el 11 por ciento del voto del estado en 2020.

NALEO proyecta que un 8.9 por ciento más de latinos votarán en las elecciones de mitad de periodo de este año en comparación con 2018.

Según un estudio de mayo de la iniciativa nacional de Emerson College sobre los latinos, los votantes latinos no registrados de Colorado estaban divididos sobre si su voto haría una diferencia, con el 41 por ciento creyendo que sus votos no importan, el 40 por ciento diciendo que podrían ser influenciados a votar “si …[estuvieran] más informados”, y pero el 39 por ciento dijo que no tienen intención de votar.

Libre Initiative Action, un grupo de divulgación hispana respaldado por Americans for Prosperity, financiado por Koch, sostiene que la preocupación por la inflación y el coste de la vida entre los latinos está dando a los republicanos la oportunidad de ganar la elección por el Senado de EE. UU. entre el aspirante republicano poco favorecido Joe O’Dea y el actual senador demócrata Michael Bennett (D-Colo).

Uno de los siete nuevos distritos de la Cámara de Representantes de EE. UU. creados en todo el país a raíz de la redistribución de los distritos tras el censo de 2020, el 8.º distrito congresional de Colorado tiene la mayor concentración de residentes hispanos, con un 38%, de todos los distritos del Congreso de Colorado.

La elección inaugural del 8.º distrito congresional  en noviembre enfrenta a la representante estatal Yadira Caraveo (D-Thornton), una pediatra que se presentó sin oposición en las primarias demócratas, contra la senadora estatal republicana Barbara Kirkmeyer (R-Fort Lupton).

El RNC abrió a principios de este año un “Centro Comunitario Hispano” en Thornton para atraer a los votantes del 8.º distrito congresional. Al mismo tiempo, Libre Initiative Action ha estado muy activa en nombre de la plataforma de Kirkmeyer, afirmando que ha llamado a más de 4000 puertas en el distrito desde agosto.

La senadora Catherine Cortez Masto (D-NV) habla con activistas por el derecho al aborto tras el anuncio del fallo de la Organización de Salud de la Mujer Dobbs v Jackson frente a la Corte Suprema de Estados Unidos el 24 de junio de 2022 en Washington, DC. (Anna Moneymaker/Getty Images)

Nevada

Los latinos constituyen más del 28% de la población total del Estado de Plata y el 18% de los votantes registrados en Nevada.

Se estima que 165,000 latinos votarán en noviembre, emitiendo uno de cada seis votos en Nevada. Eso sería un aumento del 5.8 por ciento en la participación de los votantes latinos desde las elecciones de mitad de período de 2018 y un enorme aumento del 70.2 por ciento desde 2014.

Los votantes latinos influirán en las elecciones “cincuenta-cincuenta” de gobernador de Nevada entre el actual gobernador demócrata Steve Sisolak y el aspirante republicano, el sheriff del condado de Clark Joe Lombardo, y para el Senado de Estados Unidos entre el fiscal general de Nevada Adam Laxalt y la senadora demócrata Catherine Cortez Masto (D-Nevada).

Cortez Masto busca un segundo mandato después de que su elección en 2016 la convirtiera en la primera latina elegida para el Senado de Estados Unidos. Laxalt está tratando de contrarrestar esa ventaja con anuncios de radio en español y eventos patrocinados por el grupo Latinos para Laxalt de su campaña. El RNC, el Comité Senatorial Republicano Nacional y el GOP estatal han prometido colectivamente más de un millón de dólares para una Operación Vamos dirigida a los votantes latinos.

Los votantes latinos son también el grupo de votantes dominante en al menos cuatro distritos de la asamblea estatal.

Estos tres distritos del Congreso del área de Las Vegas abarcan principalmente el condado de Clark, donde viven tres cuartas partes de los residentes del estado, y donde se prevé que tres titulares demócratas se enfrenten a duras pruebas por parte de los aspirantes republicanos.

Según la Cámara de Comercio Latina de Las Vegas, la inflación, el empleo y la economía son prioridades para los votantes latinos de Nevada, que se mostraron furiosos por el cierre de escuelas.

Alrededor del 80% de los residentes de los tres distritos que se identifican como “latinos” son de origen mexicano-americano y trabajan en la hostelería, los servicios y la construcción, que se están recuperando tras la pandemia, según NALEO.

Los tres distritos congresionales del sur de Nevada fueron reasignados durante la reasignación del censo posterior a 2020, con cambios adoptados por la asamblea estatal controlada por los demócratas que ayudaron inadvertidamente a los candidatos republicanos.

Con los nuevos límites del 1.º distrito congresional que se extienden al este y al sur de Las Vegas y su demografía reconfigurada que duplica el número de republicanos registrados en el distrito, el aumento de votantes demócratas de 2 a 1 se ha reducido a un solo punto porcentual.

La congresista demócrata Dana Titus (D-Nevada), que lleva cinco mandatos en el cargo, se defendió de la oposición de la demócrata socialista Amy Vilela en las primarias de mayo, inundando Las Vegas con anuncios televisivos en español. Está haciendo lo mismo contra el aspirante republicano, el coronel retirado del ejército estadounidense Mark Robertson.

En el 4º distrito congresional, el representante demócrata Steven Hosford (D-Nevada), que lleva dos mandatos, se enfrenta al mayor retirado de las Fuerzas Aéreas y propietario de una empresa de seguros, Sam Peters, en otra elección reñida en la que los votantes latinos constituyen más del 30 por ciento del electorado.

Epoch Times Photo
La representante Mayra Flores (R-Texas) habla en la Conferencia de Acción Política Conservadora en Dallas, en el Hilton Anatole, el 5 de agosto de 2022. (Bobby Sanchez para The Epoch Times)

Texas

La Oficina del Censo de Estados Unidos confirmó en septiembre que en julio de 2021, se estima que el 40 por ciento de los texanos se identificaron como latinos, eclipsando a los texanos blancos no hispanos en un 0.8 por ciento y convirtiéndose en el mayor grupo demográfico del estado por primera vez.

El Centro Demográfico de Texas informó en 2020 que aproximadamente el 83 por ciento de la población latina del estado afirma tener ascendencia mexicana.

En 2020, los votos latinos de Texas comprendieron el 23 por ciento de las boletas emitidas, frente al 21 por ciento en 2018.

Se estima que 1.8 millones de latinos de Texas votarán en noviembre, según una estimación de NALEO. Se espera que más de uno de cada cinco votantes de Texas sea latino en noviembre.

Los texanos no se registran para votar por partido. Por lo tanto, es difícil medir mediante el análisis de las listas de registro qué partido está ganando más votantes y cómo se inclinan los votantes latinos en el Estado de la Estrella Solitaria hasta que se cuenten los resultados reales de las elecciones primarias y generales.

Los republicanos señalan las tendencias en tres distritos del Congreso del Valle del Río Grande, de clase trabajadora, que abarcan cuatro condados fronterizos, donde los latinos, tradicionalmente liberales pero culturalmente conservadores, constituyen el 93% de la población y han votado tradicionalmente por los demócratas.

En 2020, Trump dio la vuelta a uno de los cuatro condados, el de Zapata, y redujo los márgenes de victoria demócrata en los tres distritos. En una elección especial de junio para servir el resto del mandato del representante demócrata Filemon Vela en el 34º distrito congresional, la republicana conservadora Mayra Flores, nacida en México, derrotó al demócrata Dan Sanchez por casi ocho puntos porcentuales, convirtiéndose en la segunda republicana en ganar en un distrito del Congreso del Valle del Río Grande y la primera republicana latina elegida para el Congreso de Texas.

Flores es una de las tres latinas mexicanas-estadounidenses pro-Trump que presentan lo que el RNC llama una “triple amenaza” al dominio demócrata en el Valle del Río Grande, defendiendo posiciones conservadoras sobre el aborto, la inmigración y la seguridad electoral y teniendo éxito, prueba de que los republicanos dicen que los votantes latinos se están desplazando cada vez más hacia la derecha.

En el recién rediseñado 34º distrito congresional, Flores —ahora titular del distrito de mayoría hispana que incluye la ciudad fronteriza de Brownsville— se enfrenta a otro titular, el representante demócrata Vicente Gonzalez (D-Texas), que ha optado por presentarse en este distrito en lugar del 15º distrito congresional, donde había ganado tres elecciones desde 2016.

Flores, la esposa de un oficial de la Patrulla Fronteriza y cristiana evangélica que ha pedido la destitución de Biden y afirma que el Partido Demócrata es la “mayor amenaza que enfrenta Estados Unidos”, tiene una pronunciada desventaja en el distrito redibujado, que Cook Political Reports dice que “se inclina” hacia los demócratas por nueve puntos porcentuales.

En el 28º distrito congresional, la aspirante republicana Cassy Garcia, exempleada del senador Ted Cruz (R-Texas), hace campaña sobre la libertad religiosa, la elección de escuela y la prohibición del aborto contra el representante demócrata Henry Cuellar (D-Texas), el último demócrata que se opone al aborto y un viejo defensor de las industrias del petróleo y la gasolina de la zona.

En lo que la mayoría considera la elección más competitiva de los tres distritos del Congreso de Río Grande, la republicana conservadora Monica De La Cruz, apoyada por Trump, se presenta para el escaño del 15º distrito congresional.

El gobernador de Florida Ron DeSantis habla durante un evento en el Tampa Marriott Water Street el 15 de julio de 2022. (Octavio Jones/Getty Images)

Florida

Los latinos constituyen el 26 por ciento de la población del Estado del Sol y el 17 por ciento de los votantes registrados del estado.

En 2020, Trump ganó Florida de manera contundente, asegurando el 56% del voto cubano-americano del estado, que tradicionalmente ha favorecido al GOP, pero también el 50% del voto hispano no cubano, que en Florida tradicionalmente se inclina hacia los demócratas.

Se prevé que más de 1.4 millones de latinos de Florida voten en noviembre, uno de cada cinco votos en el estado, algo similar a lo ocurrido en 2018 y un aumento de casi el 60 por ciento respecto a la participación en las elecciones de mitad de mandato de 2014.

Los votantes latinos, especialmente los hombres jóvenes, han sido parte del crecimiento del Partido Republicano en Florida, que ahora tiene una ventaja de más de 200,000 votantes en un estado donde los demócratas tenían una ventaja de 600,000 votantes en 2016.

Se espera que el cambio conservador entre los latinos de Florida beneficie al actual senador republicano Marco Rubio (R-Fla.) en su elección contra la aspirante demócrata, la representante Val Demings (D-Fla.) Lo mismo ocurre con una docena de candidatos republicanos y titulares en los 28 distritos del Congreso del estado y con el actual gobernador republicano Ron DeSantis en su intento de reelección contra el exgobernador republicano y ahora representante demócrata Charlie Crist (D-Fla.)

El Partido Demócrata de Florida ha contratado a un director de contacto con los votantes hispanos en todo el estado y ha aumentado el personal bilingüe, con la esperanza de llegar a más votantes latinos para revertir la tendencia y capitalizar una encuesta que dice que el 70% de los encuestados de Florida apoyan el acceso legal al aborto.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.