Xi aspira a tercer período como jefe del Partido Comunista con “resolución histórica”

Por Leo Timm
15 de Noviembre de 2021
Actualizado: 15 de Noviembre de 2021

Análisis de noticias

Tras una sesión plenaria de tres días, el liderazgo del Partido Comunista Chino (PCCh) anunció el 11 de noviembre la aprobación de una resolución histórica que destaca los “logros políticos” del secretario general Xi Jinping, además de los “principales logros y la experiencia histórica” del PCCh a lo largo de sus 100 años de historia.

El 19º Comité Central del Partido inició su Sexto Pleno el 8 de noviembre, y la agencia estatal de noticias Xinhua publicó un comunicado del pleno en el que se anunciaban los principales puntos de la reunión el día de su conclusión.

La resolución, titulada “Resolución sobre los principales logros y la experiencia histórica del Partido en el último siglo”, es el tercer documento de este tipo que se publica desde la fundación del Partido Comunista en 1921. El texto de la resolución histórica aún no se ha hecho público.

Según el comunicado, Xi llevó al régimen a conseguir “nuevos y significativos logros en diversas empresas” a pesar de que las relaciones de la China comunista con el resto del mundo han empeorado considerablemente “bajo el impacto combinado de los cambios mundiales de una escala nunca vista en un siglo y la pandemia global de coronavirus”.

Promover a Xi

La sexta reunión del Pleno destacó el papel crucial de la interpretación de Xi del marxismo-leninismo, denominada “Pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con características chinas para una nueva era”. Además, el comunicado destacó la importancia de “mantener la posición central del camarada Xi Jinping en el Partido Central y en el Partido en su conjunto”.

“Partido Central” se refiere al liderazgo del PCCh, con sede en Beijing. El Partido cuenta con más de 90 millones de miembros en diversos puestos que controlan el gobierno y la sociedad chinos.

La histórica resolución se considera un medio para reforzar la autoridad de Xi, que se prepara para asumir un tercer periodo como líder del PCCh. Muchos observadores de China han comparado el documento con los publicados por anteriores líderes comunistas: Mao Zedong en 1945 y Deng Xiaoping en 1981.

Según las normas políticas actuales, el jefe del Partido está limitado a dos periodos de cinco años. Sin embargo, el liderazgo de Xi no han mostrado ningún indicio de nombrar a un sucesor.

Varios editoriales publicados en los medios estatales chinos antes y durante el Sexto Pleno han idolatrado a Xi como fuerza motriz del “gran rejuvenecimiento de la nación china”.

Tony Saich, un académico centrado en China de la Universidad de Harvard, dijo al Washington Post que la última resolución histórica” está orientada a decir que el Partido quiere desesperadamente que Xi se quede, le rogará que se quede, porque es el líder para llevar a China hacia adelante”.

Alex Dukalskis, profesor de política y relaciones internacionales con sede en Dublín, dijo a Independent que la aprobación del documento envía una “señal extremadamente poderosa” de la primacía de Xi dentro del Partido Comunista. La histórica resolución, dijo, muestra que el líder chino no tiene oposición en su deseo de gobernar indefinidamente.

Un tono más suave

No todos están convencidos de que la adopción de una nueva resolución histórica sea una clara demostración del poder de Xi, o de que este hombre de 68 años goza de una autoridad ilimitada sobre el PCCh.

En octubre, tras el anuncio de Beijing de que el Comité Central del PCCh discutiría la resolución histórica en la sesión plenaria, el comentarista Wang Xiangwei, del South China Morning Post, escribió que el documento de Xi probablemente “tendría una visión de futuro” sobre la continuación del gobierno de Xi, en lugar de centrarse en los “principales errores y lecciones” de los líderes anteriores.

Según el comunicado del Sexto Pleno, la resolución histórica subraya el papel que desempeñaron los líderes anteriores al promulgar cada uno de ellos sus propias interpretaciones del marxismo para fortalecer el PCCh y asegurar su supervivencia.

Esto contrasta con las resoluciones emitidas por Mao y Deng, que criticaron duramente a los rivales del pasado. La resolución de 1945 repudiaba la facción del PCCh que pedía una cooperación más estrecha con la Unión Soviética y defendía la doctrina maoísta de un movimiento comunista chino dirigido independientemente de Moscú. La resolución de 1981 bajo Deng, por su parte, condenaba la infame Revolución Cultural de Mao y ratificaba la política de reforma económica.

En un análisis del 12 de noviembre, Will Wo-Lap Lam, investigador senior de la Fundación Jamestown, citó al investigador y disidente chino Chen Pokong, quien sostiene que Xi ha provocado un fuerte resentimiento entre sus rivales en el régimen chino por sus esfuerzos para construir un culto a la personalidad.

Según Lam, esta oposición silenciada podría explicar la presencia de un largo párrafo en el comunicado “dedicado a las políticas de los expresidentes Jiang Zemin y Hu Jintao, que son conocidos como rivales políticos de Xi”.

A pesar de esta rivalidad, el comunicado dice que la teoría de los “Tres Representantes” de Jiang “unió y dirigió a todo el Partido y a toda la nación en la defensa de la teoría y la línea básicas del Partido”, y ayudó a “lanzar el socialismo con características chinas en el siglo XXI”.

Desafíos detrás de escena

Se entiende que Jiang, ahora con 95 años, y sus aliados en el PCCh han mantenido el dominio político mucho más allá de 2002, cuando el líder entregó oficialmente las riendas al sucesor Hu Jintao.

Sin embargo, desde que llegó al poder en 2012, Xi ha llevado a cabo una campaña anticorrupción sin descanso, purgando a cientos de altos funcionarios chinos vinculados a la facción de Jiang.

Según los analistas de SinoInsider, una consultora de riesgos con sede en Nueva York especializada en la política de las élites chinas, la emisión por parte de Beijing de una resolución histórica relativamente blanda indica que, a pesar de sus nueve años en el cargo, Xi es incapaz de erradicar la influencia de la facción de Jiang o de las élites del régimen que no están satisfechas con el liderazgo del PCCh durante el mandato de Xi.

En los últimos años, las actitudes de la comunidad internacional hacia Beijing se han ensombrecido considerablemente, sobre todo a raíz de las revelaciones sobre el encarcelamiento masivo de minorías étnicas musulmanas en Xinjiang, la supresión del movimiento prodemocrático de Hong Kong y otros indicios de que el Partido Comunista sigue sin reformarse en su objetivo de dominio totalitario.

Y en el país, el PCCh se enfrenta a crecientes crisis económicas y sociales, como el colapso del mercado inmobiliario, la persistente escasez de energía, el grave declive demográfico y el creciente resurgimiento del COVID-19.

“El Sexto Pleno puede considerarse un esfuerzo de Xi Jinping para movilizar y reclutar abiertamente a sus partidarios en medio de la actual lucha de facciones en la élite del PCCh” y en vista de la “tormenta perfecta” de desafíos que enfrentan Xi y el régimen, escribió SinoInsider en un boletín del 11 de noviembre.

Sin embargo, según el análisis, la autoridad “derivada de la propaganda y no de los logros políticos genuinos es efímera y frágil”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS