19 estados demandan a la administración Biden por orden de vacunación contra COVID-19

Por Mimi Nguyen Ly
30 de Octubre de 2021 10:54 AM Actualizado: 30 de Octubre de 2021 3:26 PM

Varios estados de Estados Unidos presentaron el viernes múltiples demandas federales contra la administración Biden por su orden de vacunación contra COVID-19 dirigida a trabajadores y contratistas federales.

Texas demandó individualmente en un tribunal federal de Galveston. Otra demanda fue presentada en un tribunal federal de distrito de Missouri e involucra a los estados de Alaska, Arkansas, Iowa, Missouri, Montana, Nebraska, New Hampshire, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Wyoming. También se presentó una acción judicial en un tribunal federal de distrito de Georgia, que involucra a Georgia, Alabama, Idaho, Kansas, Carolina del Sur, Utah y Virginia Occidental.

Las demandas se están procesando un día después de que el gobernador de Florida, Ron DeSantis, anunciara que también demandó a la administración Biden por esta orden de vacunación. A última hora del viernes, un total de 19 estados demandaron a la administración Biden por la orden.

El 9 de septiembre, el presidente Joe Biden emitió una orden ejecutiva de gran alcance que requiere que casi todos los empleados federales se vacunen contra COVID-19 como condición para el empleo, incluidos los empleados federales civiles y los contratistas. El decreto entrará en vigor el 8 de diciembre. La prueba regular de detección de COVID-19 no se ofrece como una opción, pero según la orden se pueden conceder exenciones religiosas o médicas contra la vacunación. Los contratistas que no cumplan el decreto pueden perder sus contratos con el gobierno.

Los 19 estados pretenden bloquear el requisito de Biden, argumentando que la orden de vacunación viola la ley federal de contratación pública y es una extralimitación del poder federal. Los estados también argumentan que la orden de vacunación de Biden viola la 10ª Enmienda, que separa el poder entre los gobiernos federal y estatal; utiliza el gasto federal para coaccionar a los estados, lo que es inconstitucional y además no dispuso adecuadamente los 60 días de comentarios públicos.

El gobierno de Biden no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Subterfugio

La demanda de Texas (pdf), presentada en un tribunal federal de Galveston, pide al tribunal que declare ilegal la orden de vacunación de Biden y que dicte medidas preliminares y cautelares para impedir que se aplique.

“La administración Biden expresó repetidamente su desprecio por los estadounidenses que deciden no vacunarse y cometió repetidas y abusivas extralimitaciones federales para obligar a los estadounidenses a algo que no quieren”, dijo el viernes el fiscal general de Texas, Ken Paxton, en una declaración. “El gobierno federal no tiene la capacidad de despojar a los individuos de su elección de vacunarse o no. Si el presidente cree que su paciencia se está agotando, está claramente subestimando la falta de paciencia de los texanos cuyos derechos él está infringiendo”.

El Fiscal General de Texas, Ken Paxton, en una conferencia de prensa en el Parque Anzalduas, cerca de McAllen, Texas, el 28 de abril de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, elogió la demanda a última hora del viernes. “En virtud de mi orden ejecutiva, ningún texano puede verse obligado a vacunarse”, dijo en Twitter, en referencia a un decreto que emitió el 11 de octubre y que prohíbe la imposición de vacunas por parte de cualquier entidad. “La orden de Biden debería ser declarada ilegal”, añadió Abbott.

La demanda acusa al gobierno de Biden de “utilizar subterfugios para lograr lo que no pueden conseguir directamente: el cumplimiento universal de su orden de vacunación, sin tener en cuenta las preferencias individuales, las necesidades sanitarias o las creencias religiosas”.

“Inconstitucional, ilegal e imprudente”

El fiscal general de Missouri, Eric Schmitt, y el fiscal general de Nebraska, Doug Peterson, encabezaron el viernes una coalición de diez estados en una demanda (pdf) contra la administración Biden. La demanda califica a la orden de la administración de “inconstitucional, ilegal e imprudente”.

“Si el gobierno federal intenta ejercer inconstitucionalmente su voluntad y obligar a los contratistas federales a imponerles la vacunación, la mano de obra y las empresas podrían verse diezmadas, agravando aún más la cadena de suministro y la crisis de la mano de obra”, dijo Schmitt, un republicano, en una declaración. “El gobierno federal no debería obligar a vacunar y por eso hemos presentado hoy la demanda, para detener esta acción ilegal e inconstitucional”.

Trabajadores municipales sostienen pancartas y gritan consignas durante una protesta contra la orden de vacunación COVID-19, en Nueva York, el 25 de octubre de 2021. (Ed Jones/AFP vía Getty Images)

Al explicar cómo la orden de vacunación viola la Ley de Contratación, la demanda dice que “Lejos de aumentar la economía y la eficiencia en las contrataciones, la orden de vacunación de los contratistas tendrá efectos deletéreos en la economía e ineficiencia al provocar la renuncia a gran escala de los empleados no vacunados de los contratistas federales. Estas consecuencias perturbadoras se opondrán directamente a la ‘economía’ y a la ‘eficiencia’”.

Entre otros cargos, la demanda también sostiene que la administración Biden viola la Doctrina Anticomandante y la Ley de Procedimientos Administrativos.

Situación insostenible

Georgia también encabezó el viernes una demanda multiestatal (pdf) contra las órdenes federales. Un comunicado de la oficina del gobernador de Georgia, Brian Kemp, dice que la demanda, en parte, explica cómo la orden de vacunación de la administración Biden ha puesto a las agencias y funcionarios estatales de Georgia en “una situación insostenible”.

“Además de ser una extralimitación ilegal e inconstitucional, esta orden de vacunación sobre los contratistas federales solo dividirá aún más a los estadounidenses y obstaculizará nuestra economía”, dijo Kemp, un republicano, en una declaración. “Las encuestas muestran que el 70 por ciento de los estadounidenses no vacunados dicen que dejarían su trabajo si su empresa exigiera la vacuna anti COVID-19. Desde el punto de vista del empleador, 9 de cada 10 temen reducciones significativas de su equipo de trabajadores si tuvieran que aplicar la orden de vacunación”.

“No permitiremos que la administración Biden eluda la ley ni que obligue a los trabajadores de Georgia a elegir entre su medio de vida o esta vacuna”, añadió.

El gobernador de Georgia, Brian Kemp, habla durante una conferencia de prensa en Atlanta, Georgia, el 10 de agosto de 2020. (Elijah Nouvelage/Getty Images)

La demanda argumenta que la orden de vacunación solo podría mantenerse si el Congreso la hubiera aprobado en una ley.

Además, los estados argumentan que un gran número de trabajadores contratados por el gobierno federal renunciarán al decreto de vacunación, lo que significa que los estados están atrapados entre el incumplimiento de los contratos federales, ya sea por no poder completar todo el trabajo debido a la escasez de personal o por violar el requisito de la vacuna federal al retener a sus trabajadores no vacunados.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.