20 mujeres abusadas en relación a Jeffrey Epstein recibieron pagos desde el JPMorgan, dice presentación

Por Zachary Stieber
17 de Febrero de 2023 10:55 AM Actualizado: 17 de Febrero de 2023 2:12 PM

Al menos 20 mujeres que fueron víctimas de tráfico sexual y abuso sexual en propiedades de Jeffrey Epstein recibieron pagos a través de cuentas de JPMorgan Chase, según un nuevo expediente judicial.

Presuntamente, las mujeres fueron abusadas y objeto de tráfico sexual en propiedades en las Islas Vírgenes de Estados Unidos, Nueva York y otros lugares más entre 2003 y 2019.

Las mujeres recibieron pagos que totalizaron, colectivamente, más de USD 1 millón, según el Departamento de Justicia de las Islas Vírgenes de Estados Unidos, el que ingresó la presentación judicial el 15 de febrero.

“Epstein también retiró más de USD 775,000 en efectivo durante ese período de tiempo de las cuentas de JP Morgan, especialmente significativo, ya que se sabía que Epstein pagaba ‘masajes’ o encuentros sexuales en efectivo”, dice la presentación. “La información financiera también refleja pagos extraídos de cuentas de JP Morgan por casi USD 1.5 millones a reclutadores conocidos, incluida la agencia de modelos MC2, y otro de USD 150,000 a una firma de investigación privada”.

Epstein enfrentaba cargos de tráfico sexual cuando murió en la cárcel en 2019. El médico forense de la ciudad de Nueva York dictaminó que la muerte fue un suicidio. El acusado se había declarado culpable de solicitar prostitución a una menor en Florida en 2008.

Entonces, la fiscal general de las Islas Vírgenes, Denise George, presentó un caso contra JPMorgan Chase a fines de 2022, alegando que la compañía ayudó a Epstein a cometer delitos, incluido el tráfico sexual. George fue despedida poco después, pero el caso sigue adelante.

La nueva presentación es una versión menos tachada de la primera queja enmendada, que fue ingresada en el expediente anteriormente.

“Cliente de riesgo extremadamente alto”

La evidencia muestra que los funcionarios de JPMorgan sabían que Epstein era un “cliente de riesgo extremadamente alto”, pero decidieron seguir administrando sus cuentas “debido a su gran riqueza y conexiones con otras personas de alto patrimonio neto”, según la denuncia.

La división de seguridad corporativa global de la compañía, por ejemplo, revisó artículos de los medios que detallaban los cargos contra Epstein en Florida. JPMorgan decidió seguir haciendo negocios con Epstein, aunque lo etiquetó como de “alto riesgo”.

En un correo electrónico interno de 2010, la división del banco señaló “nuevas denuncias de una investigación relacionada con el tráfico de menores” y se preguntó, “¿todavía se siente uno cómodo con este cliente que ahora es un delincuente sexual registrado?”.

En enero de 2011, el director de cumplimiento de la empresa solicitó la reaprobación de la relación debido a las nuevas denuncias de trata de personas. “¿Yo pensé que hicimos eso al aprobar una nueva línea de crédito de USD 50 millones el mes pasado?”, respondió otro empleado.

Una revisión completada ese mes llevó a la conclusión de que no se habían identificado “actualizaciones importantes”. También señaló que Jes Staley, un alto funcionario de JPMorgan, había hablado con Epstein sobre el presunto tráfico de personas. Epstein dijo que no había verdad en las acusaciones ni pruebas que las respaldaran.

Solo dos meses después, la división de seguridad informó cómo Epstein había resuelto una docena de demandas con presuntas víctimas y que Epstein estaba relacionado con Jean Luc Brunel, propietario de la agencia MC2 Model Management. La agencia recibió USD 1 millón de Epstein en 2005, según la observación, que afirmaba: “Se desconoce si el dinero se entregó como una inversión secreta o pago por servicios como proxeneta”.

Estrecha relación

Staley, jefe de banca privada de JP Morgan, intercambió aproximadamente 1200 correos electrónicos con Epstein desde la cuenta de correo electrónico de su empresa. Las comunicaciones muestran una estrecha relación y amistad e “incluso sugieren que Staley pudo haber estado involucrado en la operación de tráfico sexual de Epstein”, dijeron las autoridades de las Islas Vírgenes, y señalaron que Staley visitó la isla de Epstein varias veces.

En un intercambio, Staley dijo que había llegado a Little St. James, la isla. Varios meses después, Staley dijo, “Saluda a Blancanieves”.

“¿Qué personaje te gustaría a continuación?” preguntó Epstein.

“La Bella y la Bestia”, respondió Staley.

“Bueno, un espacio está disponible”, dijo Epstein.

En otro momento, Staley escribió: “Me doy cuenta del peligro de enviar este correo electrónico. Pero fue genial poder, hoy, darte, en la ciudad de Nueva York, un abrazo largo y sincero”.

Varias transferencias bancarias también ocurrieron poco después de que Staley visitara a Epstein en Florida y después de que Staley pidiera algo mientras estaba en Londres.

“Ninguno de los correos electrónicos entre Epstein y Staley se marcó en relación con las revisiones de riesgo de las cuentas de Epstein. Además, JP Morgan permitió que Staley siguiera tomando decisiones en las cuentas de Epstein. JP Morgan incluso le encargó a Staley que discutiera las acusaciones de trata de personas con Epstein”, señalan las anotaciones de la presentación judicial.

Informe 2013

Incluso en 2013, el informe del banco reportó “nada inusual” para las transacciones de Epstein. No está ocurriendo ninguna “actividad (…) inusual”, indicó el informe.

Las autoridades de las Islas Vírgenes argumentaron que la frecuencia de los pagos de Epstein y cuántos de ellos eran para mujeres debería haber desencadenado una acción.

JP Morgan otorgó líneas de crédito a Epstein por hasta $50 millones justo antes de terminar su relación con él en 2013.

La demanda fue presentada en un tribunal federal de Nueva York.

Las autoridades están pidiendo a la corte que ordene al banco que pague multas al gobierno, y que ordene al banco que restituya “todas las ganancias obtenidas ilegalmente”, además de sanciones civiles.

La corte también podría dictar una orden judicial que prevendría “más conductas ilegales y cualquier ocultamiento de conductas ilegales”, dijeron las autoridades.

JP Morgan (JPMC) no respondió a una solicitud de comentarios.

El banco presentó una moción para desestimar la demanda, calificando la demanda como “una clase magistral de desvío que busca responsabilizar a JPMC por no investigar los crímenes de Epstein hace más de una década”, incluso cuando las autoridades “tenían acceso en ese momento a la misma información, acusaciones, y rumores sobre Epstein sobre los que alega que JPMC debería haber actuado”.

La demanda “se basa en la teoría insostenible de que JPMC participó en una empresa de tráfico sexual de Epstein y de alguna manera estaba en una posición única para detenerla”, agrega la moción.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.