43 australianos se recuperan del coronavirus mientras científicos buscan una vacuna

Por Katabella Roberts
18 de Marzo de 2020
Actualizado: 18 de Marzo de 2020

Más de 40 australianos que dieron positivo en la prueba del COVID-19 se recuperaron, dijo el Departamento de Salud el 18 de marzo.

A las 6:30 a.m. del 18 de marzo, se habían confirmado 454 casos en el país, de los cuales 43 se habían recuperado de COVID-19, según cifras oficiales, y seis, todos mayores de 70 años, habían muerto.

El departamento dijo que la fuente de infección de 26 casos se desconoce actualmente, y que otros 138 casos están bajo investigación. Además, se ha determinado que 228 casos fueron adquiridos en el extranjero, principalmente en Irán, Italia, Reino Unido y Estados Unidos, y otros 62 casos fueron contactos de casos previamente confirmados.

El anuncio se produce cuando los investigadores del Instituto Peter Doherty de Infección e Inmunidad revelaron que ahora tienen una idea de cómo el sistema inmunológico humano está respondiendo al coronavirus después de tomar la sangre de uno de los primeros pacientes australianos con COVID-19 e identificar los anticuerpos reclutados por el cuerpo para combatir la enfermedad.

Se tomaron cuatro muestras de sangre de una mujer de unos 40 años que dio positivo en la prueba del virus de Wuhan, China, donde se originó la enfermedad. Las muestras de sangre se tomaron antes y después de la recuperación, y los investigadores encontraron una “la aparición de células inmunes en la sangre”.

La directora del laboratorio Katherine Kedzierska dijo a ABC que el cuerpo responde a COVID-19 de la misma manera que responde a la gripe.

“Las poblaciones de células inmunes que hemos visto emerger antes que los pacientes se recuperen son las mismas células que vemos en la gripe”, dijo.

“Debido a que se trata de un nuevo virus, no sabíamos cómo respondería el cuerpo”, dijo la profesora Kedzierska, y añadió que ahora tiene la esperanza de que los hallazgos sean útiles para desarrollar una vacuna eficaz.

“Esta información nos permitirá evaluar cualquier candidato a vacuna, ya que en un mundo ideal, la vacuna debería imitar la respuesta inmunológica de nuestro cuerpo”, añadió.

El primer ministro australiano Scott Morrison elevó el miércoles las recomendaciones de viajes internacionales al más alto nivel, y a los ciudadanos se les dijo que no viajaran al extranjero ya que el gobierno declaró la pandemia como una “emergencia de bioseguridad humana”.

“Estamos aumentando la prohibición de viajar a los australianos al nivel cuatro para todo el mundo. Es la primera vez que esto ocurre en la historia de Australia”, dijo el Primer Ministro Scott Morrison en una conferencia de prensa el miércoles en la mañana. “El consejo de viaje para cada australiano es ‘No viajar al extranjero’. No vayas al extranjero. Es muy claro, esa instrucción”.

“Independientemente de su destino, edad o estado de salud, nuestro consejo es ‘no viaje‘ en este momento”, decía el consejo de la página web Smart Traveller. “A medida que más países cierran sus fronteras o introducen restricciones de viaje, los viajes al extranjero se vuelven más complejos y difíciles”.

Morrison señaló que la prohibición es indefinida y que al parecer otros países están imponiendo restricciones de viaje similares.

El Primer Ministro también ordenó que se pusiera fin a las reuniones “no esenciales” en interiores de más de 100 personas, con efecto inmediato, además de la prohibición existente de los eventos al aire libre de más de 500 personas.

Sin embargo, las escuelas, las universidades, los aeropuertos, los transportes públicos, las instalaciones de servicios médicos y de emergencia, las residencias de ancianos, cárceles, tribunales, parlamentos, supermercados y muchos lugares de trabajo permanecerán abiertos, dijo.

***

Descubra

Propaganda china muestra a fallecidos por coronavirus como “ciudadanos ejemplares”

TE RECOMENDAMOS