A pesar del brote de coronavirus, las universidades de Washington y Oregon funcionan normalmente

Por GQ PAN
03 de Marzo de 2020 12:09 PM Actualizado: 03 de Marzo de 2020 12:09 PM

Aunque varios distritos escolares han anunciado sus cierres en los estados de Washington y Oregon, debido a preocupaciones por el coronavirus (COVID-19), las universidades de Washington y Oregon anunciaron que continuarán con sus operaciones normales.

En Washington, el Departamento de Salud del estado había anunciado dos casos de COVID-19 el 28 de febrero. Uno de los diagnosticados era un adolescente que asiste a una escuela secundaria en Mill Creek, a unas 22 millas al norte de Seattle. La escuela se cerró rápidamente este lunes para desinfectar el edificio y los autobuses. También está cerrada otra escuela secundaria del área de Seattle “por precaución”, esto después de que un estudiante y sus padres reportaran síntomas similares a la gripe y se sometieran a una cuarentena voluntaria.

El domingo por la noche se creó una petición en Change.org, instando a la Universidad de Washington (UW) a cerrar su campus de Seattle para “prevenir la propagación de este virus”. La petición recibió más de 7500 firmas de respaldo en 15 horas.

“Muchas personas infectadas pueden transmitir el virus sin su conocimiento”, dice la petición, publicada por un miembro de la Universidad de Washington, “Muchos estudiantes pueden estar infectados y pueden traer este virus a la escuela y a otros espacios públicos”.

A pesar de la petición, la administración de UW actualizó la página de información sobre el coronavirus en su sitio web, diciendo que la escuela “continuará manteniendo las operaciones normales”. Actualmente no hay planes para cancelar ninguna clase o evento en el campus, “debido al bajo riesgo para la comunidad de UW”, según el sitio web.

La página de información también dice que la escuela “nunca cerrará por completo” porque UW alberga numerosas instalaciones de atención médica e investigación que son críticas para la batalla contra el virus. Sin embargo, la escuela está preparada para suspender algunas operaciones y eventos, mover clases en línea y suspender completamente todas las clases, dependiendo de cómo se desarrolle la situación.

En un correo electrónico a sus colegas, el Rector de la UW, Mark A. Richards, y el Vicerrector, Philip J. Reid, dijeron que la escuela está monitoreando la situación y ha concluido que, ya que “el número de personas en Washington con infección confirmada es bajo”, los cambios en las clases actuales deberían ser mínimos.

“Se alienta a los profesores a continuar el curso normal de las clases”, escribieron dos administradores de la Universidad de Washington en un correo electrónico a sus colegas, obtenido por Seattle Times. “Esta es una situación en evolución, tanto en Washington como a nivel mundial, por lo que las circunstancias podrían cambiar rápidamente”.

Mientras tanto, en el vecino estado de Oregón, funcionarios de salud anunciaron el 28 de febrero que habían identificado un presunto caso de COVID-19 sin origen conocido. La paciente es una empleada de una escuela primaria, en un suburbio de Portland. Esa escuela estaría cerrada hasta el 5 de marzo para una “limpieza profunda”.

En respuesta, la Universidad de Oregon (UO) le recordó a toda la comunidad que tomara las precauciones recomendadas por los CDC. Pero los dos campus de UO, en Eugene y Portland, operarán bajo horarios normales, al menos por ahora.

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal.

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.