Abogado de Casa Blanca dice que “no hay caso” de impeachment; Schiff pide testigos

Por Zachary Stieber
21 de Enero de 2020
Actualizado: 21 de Enero de 2020

El abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, el principal abogado del equipo de defensa del presidente Donald Trump durante el juicio del impeachment del Senado, tomó la palabra en el Senado el martes por la tarde junto con el presidente de Inteligencia de la Cámara de Representantes Adam Schiff (D-Calif.), el principal gestor de los demócratas de la Cámara de Representantes que impugnaron a Trump el mes pasado.

Cipollone dijo que el equipo de defensa de Trump apoyó una resolución presentada por el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), que describe los pasos iniciales del juicio.

Al señalar que los demócratas de la Cámara de Representantes retrasaron unas tres semana el envío de los artículos del impeachment al Senado, Cipollone dijo que la resolución da a los gestores de la Cámara una oportunidad “de ponerse de pie y hacer su declaración inicial y exponer su caso”.

El equipo de Trump tendrá entonces tiempo para responder y los senadores tendrán tiempo para presentar preguntas por escrito. Luego, los senadores votarán sobre si llamar a algún testigo.

“Creemos que una vez que se escuchen esas presentaciones iniciales, la única conclusión será que el presidente no ha hecho absolutamente nada malo, y que estos artículos del impeachment están lejos del estándar requerido por la Constitución y, de hecho, ellos mismos no establecerán nada más allá de esos artículos”, dijo. “Si se observan esos artículos solamente, se determinará que no hay absolutamente ningún caso”.

Schiff declaró que los demócratas de la Cámara de Representantes se oponían a la resolución, y dijo a los senadores que “la decisión más importante en este caso es la que ustedes tomen hoy”.

El gestor de impeachment de la Cámara de Representantes, Adam Schiff (D-CA), habla durante el proceso de impugnación contra el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en el Senado, en el Capitolio de los Estados Unidos, el 21 de enero de 2020 en Washington, DC. (Televisión del Senado por Getty Images)

“La pregunta que deben responder hoy: ¿Recibirán el presidente y el pueblo americano un juicio justo?”, preguntó. “Si solo pueden ver parte de las pruebas, si solo permiten que una u otra parte presente su caso, su veredicto estará predeterminado por la parcialidad del procedimiento. Si no se le permite al acusado presentar pruebas de su inocencia, no es un juicio justo, así que también para la fiscalía. Si la Cámara no puede llamar testigos o introducir evidencia documentada no es un juicio justo”.

Los demócratas de la Cámara y el Senado han presionado para que el Senado vote de inmediato sobre la convocatoria de testigos, mientras que los republicanos han retrocedido, citando el precedente establecido en el juicio del presidente Bill Clinton en 1999. En ese juicio, el Senado votó sobre las directrices iniciales y escuchó a ambas partes antes de votar sobre la convocatoria de testigos.

Los demócratas quieren que el jefe de gabinete en funciones de la Casa Blanca, Mick Mulvaney; Robert Blair, asesor principal de Mulvaney; Michael Duffey, funcionario principal de la Oficina de Presupuesto y Administración de la Casa Blanca, y “otros testigos con conocimiento directo a los que nos reservamos el derecho de llamar más tarde” para que declaren, dijo Schiff.

El martes McConnell También presentó una resolución enmendada para las reglas del juicio del impeachment, añadiendo un tercer día para los argumentos iniciales y permitiendo que las pruebas de la Cámara se incluyan en el registro sin votación.

Trump fue impugnado por abuso de poder y obstrucción del Congreso el mes pasado. El Presidente ha dicho que no hizo nada malo.

El impeachment giró en torno a una llamada telefónica que Trump tuvo en julio del 2019 con el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky. Después que un denunciante presentara una queja contra el presidente, la Casa Blanca publicó una transcripción de la llamada, en la que se muestra que pidió a Zelensky que “investigara” las acusaciones de corrupción sobre el exvicepresidente Joe Biden y el hijo de Biden, Hunter Biden.

Debido a que el mayor de los Biden se postula para la nominación presidencial demócrata, los demócratas alegan que Trump estaba pidiendo a un país extranjero que interfiriera en las elecciones del 2020. Trump dijo que estaba cumpliendo con su deber de erradicar la corrupción.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber

A continuación

El impeachment no ayudará a encubrir el mayor escándalo político de EE.UU.

TE RECOMENDAMOS