McConnell publica reglas para el juicio de impeachment del Senado y permite votar sobre testigos

Por Mimi Nguyen Ly
21 de Enero de 2020
Actualizado: 21 de Enero de 2020

El líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell (R-Ky.) publicó a última hora del lunes una resolución que describe sus reglas propuestas para el juicio político del presidente Donald Trump.

De acuerdo con la resolución (pdf), el juicio comenzará formalmente el miércoles a la 1 p.m., y el Senado votará sobre la admisión de materiales de la Cámara de Representantes y sobre nuevas evidencias solo después de permitir la exposición de los argumentos de ambos lados.

Los gestores que representan a la mayoría demócrata de la Cámara y el equipo de defensa del Presidente tendrán hasta el miércoles a las 9 a.m. para presentar cualquier moción, y hasta las 11 a.m. para presentar respuestas a cualquier moción permitida bajo las reglas del impeachment.

Sin embargo, las “mociones para citar testigos o documentos o cualquier otra moción de prueba” no serán permitidas para su consideración hasta después de la primera parte del juicio, en la que ambas partes tendrán un total de 24 horas repartidas en un máximo de dos días para presentar sus argumentos de apertura con respecto al juicio político.

Los senadores tendrán entonces 16 horas para hacer preguntas, seguidas de 2 horas para que cada parte haga sus alegatos finales.

La resolución de McConnell dice que el Senado entonces votará —independientemente de cualquier intervención, moción o enmienda— sobre si permite cualquier otra moción para citar testigos, documentos o más pruebas, y procederá a revisar dichos testigos o pruebas si se conceden.

El presidente de la Corte Suprema, John Roberts, presidirá el juicio.

El presidente de la Corte Suprema de los Estados Unidos, John Roberts Jr., habla en la Universidad de Miami como parte de la Serie de Conferencias Universitarias en el BankUnited Center, en el campus de Coral Gables de la Universidad, el 13 de noviembre de 2006 en Miami, Florida. (Foto de Joe Raedle/Getty Images)

La resolución también establece que si el Senado acuerda revisar las pruebas —incluyendo las que se basan en materiales disponibles públicamente en el registro de la Cámara que están de acuerdo con la Resolución 660 de la Cámara— “los testigos serán primero impugnados y el Senado decidirá después de la impugnación cuáles testigos testificarán, de acuerdo con las reglas del juicio político”. Esta resolución se basa en las reglas del juicio político al presidente Bill Clinton, que tuvo lugar hace más de 20 años (pdf).

“Ningún testimonio será admisible en el Senado a menos que las partes hayan tenido la oportunidad de impugnar a dichos testigos”, dice la resolución. “Al concluir las deliberaciones del Senado, el Senado votará sobre cada artículo de impeachment”.

Los demócratas quieren cuatro testigos, entre ellos el exasesor de seguridad nacional John Bolton y el jefe de gabinete interino de la Casa Blanca Mick Mulvaney. También han dado a conocer nuevas pruebas que quieren “que se incluyan como parte del acta oficial que se transmitirá al Senado junto con los artículos de impeachment”. Los republicanos quieren otros testigos, entre ellos el exvicepresidente y aspirante a la presidencia Joe Biden y su hijo Hunter Biden.

Schumer lo llama “encubrimiento”

Después de la publicación de la resolución, el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer respondió diciendo que haría todo lo posible para asegurar que se hagan “enmiendas” a las reglas de McConnell.

“Tan pronto como el senador McConnell ofrezca esta resolución, propondré enmiendas para abordar las muchas fallas [presentes] en esta propuesta profundamente injusta, y para citar a los testigos y documentos que hemos solicitado”, dijo Schumer en una declaración.

De manera similar, basándose en el precedente establecido por el juicio de Bill Clinton, durante el cual también se dio a ambas partes 24 horas para presentar sus argumentos (pero no se limitó a dos días), Schumer acusó a McConnell de “apresurar el juicio” y de orquestar un “encubrimiento”.

“La resolución de McConnell estipula que los hechos clave se entreguen en la madrugada simplemente porque no quiere que el pueblo estadounidense los escuche”, dijo.

Tan pronto como el senador McConnell ofrezca esta resolución, propondré enmiendas para abordar las muchas fallas [presentes] en esta propuesta profundamente injusta, y para citar a los testigos y documentos que hemos solicitado. pic.twitter.com/g25Xl8RTmU

– Chuck Schumer (@SenSchumer) 21 de enero de 2020

Unas horas antes, Trump escribió en Twitter: “No querían a John Bolton y a otros en la Cámara. Tenían demasiada prisa. Ahora los quieren a todos en el Senado. ¡No debería ser así! (…) El llorón Chuck Schumer ahora está pidiendo ‘justicia’, cuando él y los miembros demócratas de la Cámara trabajaron juntos para asegurarse de que yo obtuviera CERO justicia en la Cámara. Entonces, ¿qué más hay de nuevo?”

El Senado votará

Se espera que la resolución de McConnell se enfrente a una votación a partir del martes, y necesita una mayoría de votos (51) para ser aprobada.

Schumer y cualquier otro senador pueden proponer enmiendas a las reglas, las cuales requerirían 51 votos para ser adoptadas en la resolución. Los republicanos controlan el Senado con una mayoría de 53-47.

El juicio en el Senado, de mayoría republicana, comenzó formalmente el 16 de enero cuando los senadores juraron como jurados ante el presidente de la Corte Suprema Roberts.

Trump fue acusado formalmente el 18 de diciembre por la Cámara de Representantes, con mayoría demócrata, de dos artículos de impeachment (pdf): abuso de poder y obstrucción del Congreso. Ningún republicano de la Cámara de Representantes votó a favor de los artículos, y un pequeño número de demócratas rompieron con la línea de su partido para votar en contra de uno o ambos artículos. La candidata presidencial demócrata Tulsi Gabbard votó presente en protesta por el esfuerzo dirigido por la Cámara de Representantes, que calificó de “esfuerzo partidista“.

Los cargos de la Cámara dicen que Trump abusó de su cargo al pedirle al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky que “investigara” la posible corrupción de los Biden, señalando que Joe Biden es un aspirante presidencial demócrata. Ellos han buscado conectar una suspensión de la ayuda militar aprobada por el Congreso a Ucrania con la solicitud, argumentando que Trump la estaba usando para presionar a Ucrania.

La Cámara de Representantes también argumenta que Trump bloqueó al Congreso para que no investigara las acusaciones en su contra al negarse a permitir que algunos asesores actuales y anteriores testificaran ante la Cámara.

El equipo legal de Trump afirmó que ninguno de los cargos equivalía a un crimen o a una ofensa impugnable, y que el Presidente tenía el derecho a tomar decisiones sobre política exterior y a decidir qué información dar al Congreso. También sostienen que la Cámara de Representantes siguió un proceso defectuoso y unilateral antes de votar a favor de los dos artículos de impeachment.

Según su informe legal, el caso contra el Presidente es frívolo y una “peligrosa perversión de la Constitución”.

El equipo legal de Trump incluye al profesor de derecho de Harvard Alan Dershowitz, al consejero de la Casa Blanca Pat Cipollone y al exconsejero independiente Ken Starr. La ex fiscal general de la Florida Pam Bondi, el ex fiscal federal Robert Ray y el abogado de Trump Jay Sekulow también forman parte del equipo.

La Cámara estará representada por el presidente de la Comisión de Inteligencia Adam Schiff (D-Calif.), el presidente de la Comisión de Justicia Jerry Nadler (D-N.Y.), el representante Hakeem Jeffries (D-N.Y.), la representante Sylvia García (D-Texas), el representante Val Demings (D-Fla.), la representante Zoe Lofgren (D-Calif.) y el representante Jason Crow (D-Colo.).

Trump, que estará en Davos (Suiza) durante parte del juicio, ha dicho repetidamente que no hizo nada malo. Anteriormente estuvo de acuerdo con Gabbard en que los demócratas de la Cámara de Representantes están jugando a la política.

Se requiere una supermayoría de dos tercios (67 votos) para condenar a un Presidente impugnado y destituirlo de su cargo.

Unos 20 republicanos tendrían que romper con su partido y unirse a la minoría demócrata para lograr una supermayoría. Por otro lado, se requiere una mayoría simple (51 votos) para desestimar los cargos de destitución contra Trump.

Ningún Presidente ha sido destituido como resultado directo del juicio político. Richard Nixon renunció antes de que pudiera ser destituido. Andrew Johnson y Bill Clinton fueron sometidos a un juicio político por la Cámara de Representantes pero no fueron condenados en el Senado.

Zachary Stieber y Reuters contribuyeron a la elaboración de este artículo.

Siga a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy

Descubra

El impeachment no ayudará a encubrir el mayor escándalo político de EE.UU. | #Spygate

TE RECOMENDAMOS