Abuelita de 83 años se ofrece como voluntaria y ayuda a sus cuidadores en la residencia donde vive

"Me gusta estar ocupada y me encanta ayudar"
Por Mariana Buendia
21 de Mayo de 2021
Actualizado: 21 de Mayo de 2021

Una abuelita de 83 años que vive en una residencia de ancianos en Inglaterra decidió convertirse en voluntaria y ayudar al equipo de cuidadores del lugar. Prefiere estar ocupada colaborando, ¡ahora ayuda a servir pan y té a sus compañeros!

Maureen Townend es una recepcionista jubilada de 83 años, que vive en la residencia para la tercera edad Flower Park de Denaby Main en Doncaster, en el condado de South Yorkshire en Inglaterra.

La abuelita vive en la residencia desde marzo del 2020. Sin embargo, este 28 de abril convenció al personal del lugar, que podría ayudarles con sus labores diarias, informó el diario local Doncaster Free Press.

La subdirectora de Flower Park, Danielle Savage, explicó al medio de comunicación que Townend se le acercó y le dijo que quería ser asistente de cuidados.

“Le dije que los cuidadores trabajan muchas horas y que a veces están de pie 12 horas seguidas”, y le explicó “que tal vez era hora de que la cuidaran”.

Sin embargo, la mujer de 83 años insistió en que quería estar ocupada, así que Savage le dijo que podía ayudarlos como voluntaria.

Cortesía de Flower Park Care Home

“Ella estaba muy contenta”, dijo la subdirectora. “Entonces fui al armario y le saqué un uniforme para que se sintiera parte del equipo, y le encantó”.

Ese mismo día la residencia realizó una publicación en sus redes sociales, mostrando a la bella Maureen en su traje voluntaria.

“Va a ayudar a doblar toallas y sábanas y a preparar las mesas para el servicio de comidas. Está impaciente por empezar su nueva función y dice que le encanta sentirse parte del equipo con su propio uniforme”, dice la publicación.

Cortesía de Flower Park Care Home

Ahora Maureen se ha caracterizado por ser la voluntaria estrella, utilizando su uniforme y ayudando en servir pan y té, doblar toallas y servir comida.

“Desde entonces se lo pone todos los días”, dijo Savage.

Por su lado, la abuelita explica que no quiere trabajar, pero le gusta ser voluntaria y ayudar.

“Me gusta estar ocupada y me encanta ayudar a la gente. Puede que no siempre esté en forma para estar ocupada”, explicó.

Aunque también señaló “que no puede hacer tanto como cuando era más joven y a veces también le gusta descansar”.

Cortesía de Flower Park Care Home

Sin embargo, su energía y vitalidad al trabajar ha contagiado a muchos en el lugar. Savage la describe como una persona “muy sana y activa”, con un carácter especial a la que le gusta tomar la iniciativa.

“Como persona, Maureen prefiere estar en movimiento constantemente, le gusta estar haciendo cosas”, señaló.

“Creo que le preocupa que si deja de ir es cuando decae, así que le gusta seguir y mantener su mente estimulada”, añadió.

La subdirectora, también explicó a Deadline News, que la experiencia de Maureen abrió un poco los ojos a los cuidadores en la residencia, recordando que es importante “estimular a los residentes haciendo algo que les guste, y no solo haciendo actividades en grupo”.

“Las actividades no consisten necesariamente en sentarse a jugar al bingo o a los juegos de mesa, sino en hacer lo que los residentes quieren hacer”, explicó al medio.

“Cuando reparte tés y pasteles siempre tiene una enorme sonrisa en la cara, le encanta”, agregó.

Una mujer mayor que ha mostrado que no hay límite de edad para seguir estando en acción y ayudar a los demás. Además, como dijo su cuidadora, “mientras lo hace, hace sonreír a todo el mundo. Hace sonreír a los residentes, hace sonreír al personal y se hace feliz a sí misma”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS