Abundancia + secularismo = aburrimiento = izquierdismo

Por Dennis Prager
27 de Abril de 2021
Actualizado: 27 de Abril de 2021

Al igual que los físicos buscan ecuaciones para explicar el mundo natural, siempre he pensado que es útil buscar ecuaciones para explicar la naturaleza humana. Por ejemplo, en mi libro sobre la felicidad, ofrezco esta ecuación In = I – R  (Infelicidad = Imagen – Realidad). La diferencia entre las imágenes que tenemos de nuestra vida y la realidad de la misma es una forma de medir la infelicidad que experimentamos.

A continuación ofrezco otro teorema, esta vez para ayudar a explicar el izquierdismo.

A + S = B = L

Abundancia + Secularismo = Aburrimiento = Izquierdismo

La búsqueda de una ecuación que ayude a explicar el izquierdismo (a diferencia del liberalismo tradicional) emana de estos hechos:

La mayoría de los izquierdistas proceden de la clase alta y media-alta. Esto fue cierto para los dos fundadores del izquierdismo, Karl Marx y Friedrich Engels. Marx fue apoyado por su familia y por Engels, que era un rico empresario e hijo de un empresario muy rico. Todos los espías occidentales para la Unión Soviética estaban económicamente asegurados y el gran financiador de las causas radicales en la actualidad es un multimillonario: George Soros.

Casi todos los izquierdistas son personas irreligiosas y el lugar de cultivo del izquierdismo, la universidad, es la institución más secular de la sociedad moderna.

Estos dos hechos producen un problema: muchas personas carecen de sentido en sus vidas y la falta de sentido es otra forma de decir “aburrimiento”, un aburrimiento del alma.

La gente necesita un sentido. Después de la comida, es la mayor necesidad humana. Por muy importante que sea el sexo, hay personas felices que pasan sin sexo (pérdida de pareja, no haber encontrado nunca pareja, votos de castidad), pero no hay personas felices que lo pasen sin sentido (por mucho sexo que tengan).

Esta necesidad de sentido se ha satisfecho tradicionalmente con cuatro cosas: la religión, la familia, el mantenimiento de uno mismo y de su familia, y el patriotismo. Pero todas se están desvaneciendo.

Empecemos por la religión. Hoy en día, en Estados Unidos, la religión está en franco declive. Según Pew Research, más de un tercio de los estadounidenses nacidos después de 1980 no se identifican con ninguna religión. Es el porcentaje más alto de la historia. En una reciente encuesta de Gallup, solo el 47 por ciento de los adultos estadounidenses dijeron ser miembros de una iglesia, mezquita o sinagoga. Fue la primera vez desde que Gallup comenzó a preguntar a los estadounidenses sobre la pertenencia religiosa en la década de 1930 que la mayoría de los estadounidenses dijeron que no eran miembros de una iglesia, mezquita o sinagoga.

Luego viene la familia. Casarse y formar una familia siempre fue fuente de significado para la gran mayoría de las personas. Sin embargo, al igual que la religión, la familia estadounidense también está en franco declive. Por primera vez en la historia de EE.UU., según Statista, en 2020 casi la mitad de los hombres estadounidenses (el 46 por ciento) no se han casado nunca, y el 41 por ciento de las mujeres estadounidenses no se han casado nunca. Según la Oficina del Censo de EE.UU., 85.4 millones de estadounidenses mayores de 18 años no se han casado nunca. En la actualidad hay 130 millones de adultos estadounidenses que no están casados. Peor aún, como escribió la Dra. Bella DePaulo, de la Universidad de California en Santa Bárbara, en Psychology Today, “la mitad de los solteros no quieren una relación romántica y ni siquiera una cita”.

Como todo criminólogo sabe, muchos hombres solteros son un problema para la sociedad. Además como lo deja en claro la ubicuidad de las mujeres de la izquierda y entre los manifestantes más iracundos de la izquierda, tener una gran cantidad de mujeres solteras tampoco es una bendición.

Otra fuente casi universal de sentido ha sido el mantenimiento de uno mismo y de su familia. Por eso, aunque los pobres carezcan de dinero y riqueza material, nunca les ha faltado el sentido. Conseguir alimentar a la familia cada día proporciona a la persona un gran significado.

Por último, la pertenencia a la propia nación también proporcionaba significado a la mayoría de las personas en la historia moderna. Pero el amor a la patria murió en gran medida en Europa Occidental después de la Segunda Guerra Mundial, y está muriendo en Estados Unidos hoy en día.

Así que, con las cuatro fuentes primarias de sentido muertas —asesinadas en gran medida por la ideología de la izquierda— el significado debe encontrarse en otra parte. Entonces ahí es donde interviene la izquierda. El izquierdismo siempre ha sido una religión secular. Mata a la religión tradicional y se presenta como una alternativa secular.

Ciertamente, proporciona un sentido. El “antirracismo” y salvar al mundo de una amenaza para su propia existencia (el calentamiento global) son dos ejemplos destacados que llenan la vida.

Por lo tanto, la única manera de evitar que la izquierda destruya Estados Unidos y su valor fundamental de libertad es defender las religiones judeocristianas, la importancia del matrimonio y la familia, y el logro único de Estados Unidos como la primera y mayor sociedad multirracial, multiétnica y multinacional del mundo.

Los estadounidenses deberían haber defendido este argumento en cada generación. Después de la Segunda Guerra Mundial, olvidaron, o nunca creyeron realmente, que la tierra de la libertad está, como advirtió el expresidente Ronald Reagan, siempre a una sola generación de perder esa libertad.

Dennis Prager es un presentador de radio y columnista sindicado a nivel nacional.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS