ACLU representará a la NRA en caso de libertad de expresión ante la Corte Suprema

Por Tom Ozimek
10 de Diciembre de 2023 10:24 AM Actualizado: 10 de Diciembre de 2023 10:24 AM

La Asociación Nacional del Rifle (NRA) ha encontrado un aliado improbable en la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), de tendencia izquierdista, que representará al grupo de defensa del derecho a portar armas ante la Corte Suprema de Estados Unidos en un caso que se centra en el derecho constitucional a la libertad de expresión.

En 2018, la NRA presentó una demanda contra Maria Vullo, exsuperintendente del Departamento de Servicios Financieros de Nueva York (DFS), alegando que violó la Primera Enmienda al presionar a instituciones financieras reguladas como bancos y aseguradoras para que dejaran de hacer negocios con el grupo de derechos de armas.

El caso llegó a los tribunales y finalmente llegó a la Corte Suprema, que en noviembre acordó ocuparse del mismo.

“Representamos a la NRA ante la Corte Suprema en su caso contra el Departamento de Servicios Financieros de Nueva York por abusar de su poder regulatorio para violar los derechos de la Primera Enmienda de la NRA. El gobierno no puede incluir en la lista negra a un grupo de defensa debido a su punto de vista”, afirmó la ACLU en una publicación en X.

El presidente de la NRA, Charles Cotton, acogió con satisfacción el anuncio de la ACLU.

“La NRA se enorgullece de estar con la ACLU, entre otros que reconocen esta importante verdad: La autoridad regulatoria no puede usarse para silenciar el discurso político”, dijo en una publicación en X.

La demanda original del grupo de derechos al porte de armas acusó a la Sra. Vullo y al DFS de haber participado en una “campaña de enjuiciamiento selectivo, exhortaciones de trastienda y amenazas públicas” en detrimento de la NRA y los estadounidenses que representa.

Trasfondo

La demanda acusa a Vullo de haber advertido a las instituciones reguladas que hacer negocios con la NRA las exponía a un “riesgo de reputación”, mientras que supuestamente también ofrecía indulgencia en secreto a las aseguradoras por infracciones no relacionadas si dejaban de tener como cliente al lobby de los derechos de las armas.

Citando llamadas telefónicas privadas, documentos internos de la aseguradora y declaraciones de un ejecutivo bancario anónimo, la denuncia alegaba que varias instituciones financieras reguladas consideraron como “amenazantes” las acciones de la Sra. Vullo y suspendieron sus acuerdos comerciales existentes con la NRA o rechazaron otros nuevos.

La denuncia afirma que las acciones de los acusados resultaron en daños significativos a la NRA, y el grupo solicitó millones de dólares en compensación por daños y perjuicios.

Vullo y el DFS han argumentado que simplemente dieron consejos y no obligaron a las empresas a cortar sus vínculos con la NRA.

En 2021, un juez federal desestimó todos los reclamos, excepto múltiples reclamos de libertad de expresión contra la Sra. Vullo.

Más tarde, en 2022, el Tribunal de Apelaciones del Segundo Circuito de Estados Unidos, con sede en la ciudad de Nueva York, dictaminó que los casos de la Primera Enmienda también deberían haber sido desestimados, lo que provocó la apelación de la NRA ante la Corte Suprema de Estados Unidos.

“Un libro de jugadas peligroso”

En el anuncio del 9 de diciembre en el que la ACLU dijo que representará a la NRA ante la Corte Suprema, la entidad de defensa de derechos dijo que no apoya la misión de la NRA, ni sus puntos de vista sobre el derecho a portar armas, ni respalda las tácticas del grupo. Sin embargo, dejó en claro que se opone a la supresión de la libertad de expresión por parte del gobierno.

“Aunque nos oponemos enérgicamente al punto de vista de la NRA, no podemos dar a los funcionarios del gobierno el poder de silenciar a aquellos con quienes no están de acuerdo”, dijo la ACLU, añadiendo que, si la Corte Suprema no interviene, “se creará un peligroso libro de jugadas para que las agencias reguladoras estatales de todo el país pongan en su lista negra o castiguen a cualquier organización basada en un punto de vista”.

Jeremy Tedesco, abogado principal de la Alianza para la Defensa de la Libertad (ADF), le dijo a The Epoch Times en una entrevista anterior que las acciones de los funcionarios de Nueva York con respecto a la NRA son las últimas de una larga serie de intentos del gobierno de controlar la expresión presionando a las instituciones financieras para que corten los servicios a organizaciones desfavorecidas.

“Se presiona mucho a los bancos para que bloqueen sus servivcios a personas con las que la izquierda política, especialmente, no está de acuerdo”, dijo Tedesco a The Epoch Times. “Y esto viene ocurriendo desde hace años”.

Kevin Stocklin ha contribuido a este informe.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.