Acompañando las manifestaciones en Venezuela, la gente en Cuba también sale a las calles

Por Ivan Pentchoukov - La Gran Época
25 de Febrero de 2019 Actualizado: 25 de Febrero de 2019

Los cubanos salieron a las calles de La Habana el 23 de febrero para protestar contra la nueva constitución del régimen comunista, confirmando de esta forma la afirmación del presidente Donald Trump de que los cambios en Venezuela tendrían un efecto dominó en Cuba y en Nicaragua.

En un video compartido sobre el relato personal del periodista de Telemundo Eduardo Rodríguez, se ve a una multitud de cubanos caminando en una soleada calle de La Habana. El Miami Herald informó al día siguiente que un movimiento de oposición a la nueva constitución del régimen comunista realizó una protesta en La Habana. No está claro si la protesta en el video es la misma que la que se menciona en el informe del Herald.

El presidente Trump sugirió en un discurso a la comunidad venezolana en Miami el 18 de febrero que los cambios en Venezuela se extenderían también a Cuba y Nicaragua, como parte de un proceso de purga del socialismo y el comunismo en Sudamérica.

Las protestas públicas son extremadamente raras bajo la dictadura comunista de Cuba, pero un referéndum sobre la nueva constitución del régimen ha suscitado resistencia por parte de un amplio movimiento de oposición. La nueva constitución proclama que “el Partido Comunista es el director de la sociedad cubana para siempre” y que el socialismo es “irreversible”.

Alrededor del 81 por ciento de los 8,7 millones de electores habían emitido sus votos antes de las 5 p.m. del 24 de febrero, una hora antes del cierre de las urnas, según la comisión electoral nacional. Los resultados se esperan para el 25 de febrero.

Según el recuento de la oposición, varios voluntarios que fueron a ver las mesas electorales fueron detenidos. Un video ampliamente difundido en los medios sociales, muestra a un hombre votando varias veces. Múltiples fotos publicadas en Twitter muestran grandes afiches promocionando el voto por el “sí” favorecido por el régimen dentro de las mesas electorales.

El senador Marco Rubio (R-Fla.) en un mensaje de Twitter llamó a las elecciones “una farsa y un fraude del partido comunista”. El asesor de seguridad nacional del presidente Trump, John Bolton, expresó su apoyo a los que se resisten al régimen comunista.

“El referéndum constitucional cubano de hoy es otra estratagema del régimen cubano para encubrir su represión y tiranía”, escribió en Twitter el asesor de Seguridad Nacional John Bolton. “Estados Unidos apoya los llamados del pueblo cubano a la libertad y la democracia”.

Este referéndum constitucional es la primera actualización de la gobernanza de Cuba desde 1976. A la vez que consolida el comunismo como la guía permanente para Cuba, la constitución incluye referencias al reconocimiento de la propiedad privada, la inversión extranjera, las pequeñas empresas, Internet, el derecho a la representación legal en caso de arresto y el habeas corpus.

La nueva constitución también reestructuraría el gobierno; añadiendo un primer ministro y estableciendo límites para el mandato del presidente, entre otros cambios.

El dictador cubano Miguel Díaz-Canel emite su voto en el referéndum para la nueva Constitución cubana en La Habana, el 24 de febrero de 2019. (RAMON ESPINOSA/AFP/Getty Images)

De una manera inusual, el régimen comunista hizo todo lo posible para promover el referéndum y el llamado a votar por el “sí”. El régimen comunista orquestó miles de reuniones locales para debatir el borrador de la nueva constitución el año pasado, pero el borrador original es casi idéntico al documento presentado para el referéndum del 24 de febrero.

El régimen ha utilizado su monopolio de los medios de comunicación convencionales y los espacios públicos para presionar a favor de la aprobación y censurar otros puntos de vista. La oposición utilizó los medios sociales y tácticas puerta a puerta para pedir a la gente que vote en contra o se abstenga el día del referéndum.

El dictador comunista cubano Miguel Díaz-Canel dijo que la votación se estaba llevando a cabo mientras los acontecimientos en Venezuela mostraban la “amenaza imperialista” a la que se enfrenta la región, haciendo referencia a Estados Unidos. El presidente Trump reconoció al venezolano Juan Guaidó como líder legítimo después de que la Asamblea Nacional electa de Venezuela declarara ilegítimo al dictador socialista Nicolás Maduro.

***

Te puede interesar:

Cómo el comunismo en China hace casi 20 años intenta eliminar a 100 millones de chinos

TE RECOMENDAMOS