Actor de Hong Kong renuncia a su ciudadanía canadiense para congraciarse con Beijing

Por Nicole Hao
07 de Septiembre de 2021 12:13 PM Actualizado: 07 de Septiembre de 2021 12:13 PM

El actor, cantante y presentador de televisión de Hong Kong Nicholas Tse declaró el domingo a la cadena estatal china CCTV que había solicitado la renuncia a su ciudadanía canadiense.

La acción de Tse se produce tras el rumor de que el régimen chino podría prohibir a los ciudadanos extranjeros ser actores de cine en China. Los medios de comunicación chinos, controlados por el Estado, elaboraron recientemente una lista de más de 40 directores y actores de cine famosos que tienen la ciudadanía extranjera y los criticaron por no tener la china.

El rumor está siendo considerado más seriamente por algunos porque el régimen del Partido Comunista Chino (PCCh) ha lanzado una serie de medidas enérgicas contra el negocio del entretenimiento en China en los últimos meses.

El 2 de septiembre, el departamento de publicidad del Comité Central del PCCh —el departamento de propaganda de China— publicó una “notificación” para criticar los problemas de la industria del cine y la televisión, como los salarios elevadísimos, la evasión de impuestos, la estética anormal, el contenido amoroso de los chicos y los contratos “yin-yang”, en los que un contrato establece las condiciones reales de pago mientras que otro con una cifra inferior se envía a los funcionarios de Hacienda.

Nicholas Tse

Nicholas Tse, de 41 años, nació en Hong Kong y tiene doble nacionalidad en Hong Kong y Canadá. Su anuncio significa que solo quiere conservar la de Hong Kong.

“Estaba revisando las críticas de mi reciente película Fuego Furioso cuando vi que algunos cuestionaban mi nacionalidad, diciendo que soy canadiense”, dijo Tse a un presentador de CCTV el 5 de septiembre. “Nací en Hong Kong, así que soy originalmente chino”.

Tse aclaró entonces que había solicitado la renuncia a su ciudadanía canadiense.

El actor de Hong Kong Nicholas Tse llega antes de la entrega de los premios Golden Horse Film a Taoyuan, en las afueras de Taipei (Taiwán), el 20 de noviembre de 2010. (PATRICK LIN/AFP vía Getty Images)

En la entrevista, Tse expresó repetidamente su amor por China. “Ya sea por la comida, la música o las películas de acción, no importa el tipo de contenido o la identidad que interprete, siempre he querido difundir la cultura china y su espíritu al mundo”, dijo.

El régimen chino no permite a los habitantes de China continental tener doble nacionalidad. Pero los residentes de Hong Kong y Macao no están restringidos por esta norma.

La represión de China

En las últimas semanas, el régimen chino ha multado a varios actores famosos del cine y la televisión chinos por diferentes delitos y ha permitido que los internautas chinos critiquen a los actores que tienen ciudadanía extranjera. El régimen del PCCh controla estrictamente la opinión pública, y cualquier contenido tiene que pasar por sus organismos de censura antes de poder ser publicado en internet.

El 5 de septiembre, la serie dramática de televisión “En el resto de mi vida, aconséjeme por favor” fue retirada de la lista de emisiones de los canales de televisión chinos. El comentarista de entretenimiento chino Wu Qinggong comentó el lunes que la serie fue prohibida porque sus dos actores principales, Xiao Zhan y Yang Zi, tienen grandes grupos de fans, lo que no está permitido ahora por las autoridades. Además, Xiao es famoso por sus series de amor de chicos.

El mismo día, la plataforma de redes sociales china Weibo anunció la prohibición del cantante surcoreano Park Jinmin durante 60 días porque Park pidió a sus fans chinos que hicieran donaciones a sus fundaciones en Corea del Sur y Estados Unidos.

El 27 de agosto, la Oficina de Impuestos de Shanghai anunció que había multado al actor chino Zheng Shuang con 46 millones de dólares por cargos de evasión fiscal. Horas más tarde, la Administración Nacional de Radio y Televisión anunció el cese de toda emisión televisiva de programas en los que apareciera Zheng.

En los últimos días, Dong Qing, una de las presentadoras más famosas de la CCTV, fue criticada por varios internautas chinos por la ciudadanía estadounidense de su hijo, aunque Dong es ciudadana china.

Dong explicó al público que quería que su hijo recibiera una mejor educación, lo cual enfureció a algunos internautas chinos. Los internautas dijeron que la opinión de Dong es que Estados Unidos tiene mejor educación que China, y que era algo que no podían aceptar.

La actriz china Zheng Shuang sonríe mientras camina por la alfombra roja en la 31ª edición de los Premios de Cine de Hong Kong en Hong Kong (China) el 15 de abril de 2012. (Aaron tam/AFP vía Getty Images)

Al cierre de esta edición, el régimen chino no había dictado la exclusión de los actores extranjeros, pero ha anunciado nuevas normas para la industria y consecuencias por su incumplimiento.

El 2 de septiembre, el departamento ordenó una revisión de las calificaciones de los actores, de los métodos establecidos para controlar a los fans de los actores y de los planes para perfeccionar la censura y el control de todos los programas de entretenimiento.

El 3 de septiembre, Huang Kunming, jefe del Departamento de Propaganda del PCCh, organizó una videoconferencia a nivel nacional con los directores de las oficinas de propaganda de diferentes provincias y del gobierno central. En la reunión, Huang ordenó al régimen que controlara estrictamente la industria del cine y de la televisión, y que se encargara de la inspección de cualquier contenido que no siguiera las normas del régimen, incluido el contenido publicado en diferentes páginas web chinas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.