Acusado de robo defeca en la corte, lanza sus heces a la jueza y luego el jurado de Miami lo absuelve

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
26 de Julio de 2019 Actualizado: 26 de Julio de 2019

Un hombre de Florida acusado por robo defecó y arrojó sus heces en dirección al juez este viernes en una corte de Miami.

“¡Es una proteína! ¡Es bueno para ti!”, gritó el acusado, Dorleans Philidor, de 33 años, mientras sentado en una silla de ruedas arrojaba sus excrementos a la juez de circuito de Miamit-Dade Lisa Walsh, informó Florida Man.

Las heces del hombre no alcanzaron el objetivo previsto pero demoraron los procedimientos de la corte.

Numerosos agentes correccionales rodearon a Philidor para impedir que continuara su arrebato mientras los abogados consternados desocupaban la sala del tribunal.

Según Herald, el incidente ocurrió durante un proceso habitual de la corte y en ese momento no había presente ningún jurado. Philidor estaba sentado muy cerca de la jueza Walsh, quien “fue sacada del local mientras un guardia le gritaba que corriera”.

“Fue algo tremendo”, dijo Allen Ríos según Herald, quien colgó un corto video de lo ocurrido en su cuenta de Instagram. Varios testigos relataron que el acusado comió incluso de sus propios excrementos.

“Los guardias y los agentes de la policía llegaron en masa. Había como 60 de ellos”, añadió Ríos. “Le dijeron a todo el mundo que saliera y uno no podía entrar de nuevo. Era como un área contaminada”.

El juicio no fue suspendido por Walsh, quien lo trasladó a otro lugar en el segundo piso mientras la sala del tribunal estaba siendo desinfectada.

Philidor finalmente fue declarado no culpable por los jurados en el caso de robo por el cual estaba citado, pero a pesar de ser liberado de ese cargo, el condado todavía lo está reteniendo a la espera de otro juicio por un cargo de robo de automóviles.

Además Philidor podría enfrentar cargos por su arrebato en la sala de audiencias.

No era la primera vez

De acuerdo al reporte de Herald, el día anterior Philidor logró detener un juicio con la misma estrategia, defecando en el peor momento.

Por la tarde, mientras la corte pidió un receso para almorzar, con los alegatos finales programados para comenzar al regreso, Philidor, que estaba en una celda cerca de la sala, defecó y luego se embadurnó el cuerpo y la celda con los excrementos, dijo un portavoz, según Herald.

Mientras los guardias lo sacaban de la celda a través de un pasillo público, el lugar quedó lleno de olores. La mitad del segundo piso se cerró para ser desinfectada.

Los abogados y la corte preguntaron a un médico si fingió tener una enfermedad mental y el profesional lo encontró suficientemente bien como para enfrentar los alegatos finales.

La policía había acusado a Philidor por entrar a la fuerza en una casa de North Miami Beach con la dueña dentro. Además pesan sobre el numerosas condenas.

Es un delincuente habitual que enfrenta por lo 15 años de cárcel en caso que sea hallado culpable.

***

¿Sabía?

El libro chino más traducido en la historia se lee en 40 idiomas pero está prohibido en China

TE RECOMENDAMOS