Acusan a 6 sospechosos de complot para secuestrar a la gobernadora de Michigan

Por Zachary Stieber
08 de Octubre de 2020
Actualizado: 08 de Octubre de 2020

El FBI desbarató una conspiración para secuestrar a la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, según autoridades federales y estatales.

Seis hombres que fueron arrestados y acusados “conspiraron para secuestrar a la gobernadora en su casa de vacaciones en el Distrito Occidental de Michigan antes de las elecciones de noviembre”, dijo el jueves a los periodistas el fiscal general del Distrito Occidental de Michigan, Andrew Birge.

El agente especial del FBI, Richard Trask II, escribió en una declaración jurada que los agentes se enteraron a principios de este año que un grupo de personas estaban discutiendo el derrocamiento violento de ciertos componentes del gobierno y de las fuerzas del orden. El grupo incluía a Ty Garbin, Adam Fox y Barry Croft, residentes en Michigan y Delaware, respectivamente.

Fox y Croft se conectaron en línea y acordaron unir sus fuerzas para unirse en una acción violenta contra múltiples gobiernos estatales que pensaban que estaban violando la Constitución de Estados Unidos, según la declaración jurada.

Los hombres y alrededor de otros 13 participantes se reunieron en Dublin, Ohio, el 6 de junio, para una junta. Una fuente confidencial o un espía del FBI, estaba presente.

El grupo supuestamente discutió sobre la creación de una nueva sociedad y las formas de hacerla nacer, algunas pacíficas y otras no.

“En un momento dado, varios miembros hablaron de gobiernos estatales que creían que estaban violando la Constitución de Estados Unidos, entre ellos el gobierno de Michigan y la gobernadora Gretchen Whitmer”, una demócrata, escribió Trask. Varios miembros hablaron de “asesinar ‘tiranos’ o ‘tomar’ un gobernador en funciones”.

Decidiendo que necesitaban más personal, Fox se puso en contacto con un grupo de milicianos de Michigan que ya era conocido por el FBI porque estaban tratando de obtener direcciones de los agentes de policía locales. En ese momento, un grupo de miembros entrevistados por el FBI dijo que estaban preocupados por los planes del grupo y aceptaron convertirse en espías.

Fox, en coordinación con Croft, se reunió con miembros del grupo en el mes de junio. En un encuentro del 18 de junio, según el audio grabado por el segundo informante, Fox le dijo a Garbin y al espía que planeaba atacar el Capitolio Estatal en Lansing y que quería ayuda de la milicia.

Durante una llamada telefónica cuatro días antes, Fox dijo que necesitaba 200 hombres para asaltar el Capitolio y tomar rehenes, incluyendo a Whitmer. A lo cual añadió que la juzgarían por traición y planeaban ejecutarla antes de las elecciones del 3 de noviembre.

A continuación ese mes, Fox y su novia, y otros dos hombres que fueron acusados en el complot —Kaleb Franks y Brandon Caserta, ambos de Michigan— junto con el informante, asistieron a un ejercicio de entrenamiento en Munith, Michigan, en la casa de un miembro de la milicia.

Franks se fue después del entrenamiento. A otras personas se les dijo que se fueran si no estaban dispuestos a participar en ataques contra el gobierno y en el secuestro de políticos. Ellos no se fueron.

Otros entrenamientos se llevaron a cabo, que incluyeron discusiones de cómo ejecutar la violencia contra el gobierno y los políticos. El plan cambió más tarde para dirigirse a la residencia de verano de Whitmer, con Fox describiéndolo como un hombre que “arrebata y agarra”. Los individuos llevaron a cabo la vigilancia de la casa de vacaciones y miraron las áreas donde podían colocar un explosivo en el camino.

Planeaban llevarla a un lugar seguro en Wisconsin para el “juicio”.

Múltiples órdenes de registro fueron ejecutadas como parte de la investigación del complot, dijo a los periodistas el fiscal general de Michigan, Dana Nessel, en la conferencia de prensa del 8 de octubre.

“Nuestros esfuerzos descubrieron planes elaborados para poner en peligro las vidas de los oficiales de la ley, los funcionarios del gobierno y el público en general”, dijo.

El otro hombre acusado fue identificado como Daniel Harris, de Michigan.

Otros siete individuos vinculados al grupo de la milicia Wolverine Watchmen se enfrentan a cargos de terrorismo, anunció Nessel.

No se pudo encontrar información de contacto del grupo.

La gobernadora Whitmer planeó una conferencia de prensa más tarde para abordar los cargos.

El líder de la mayoría del Senado Estatal, Mike Shirkey, un republicano, dijo en una declaración que “una amenaza contra nuestro gobernador es una amenaza contra todos nosotros”.

“Condenamos a los que conspiraron contra ella y nuestro gobierno. No son patriotas. No hay honor en sus acciones”, agregó. “Son criminales y traidores, y deben ser procesados con todo el peso de la ley”.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Cómo el comunismo socavó la moralidad de la ley de Estados Unidos

Lea la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS