Acusan a médico de Texas por defraudar en USD 240 millones al sistema de salud

Por EFE
17 de Mayo de 2018 Actualizado: 17 de Mayo de 2018

El Gobierno anunció esta semana cargos contra un médico radicado en el área de McAllen (Texas) que defraudó en 240 millones de dólares al sistema de salud y luego lavó ese dinero ilícito en varios países, informó hoy el Departamento de Justicia.

Se trata de Jorge Zamora-Quezada de 61 años, nacido en México y que se hacía pasar por un doctor especializado en reumatología. Las consultas al supuesto médico eran realizadas en las localidades texanas de Brownsville, Edinburg y San Antonio, según figura en el escrito de acusación, presentado en la división de McAllen en la corte del Distrito Sur de Texas.

La Fiscalía del Distrito Sur de Texas lo acusa de siete delitos: uno de asociación ilícita para cometer fraude al sistema de salud, cinco cargos de fraude al sistema de salud y otro cargo de asociación ilícita para llevar a cabo el lavado de dinero.

“Jorge Zamora-Quezada presuntamente organizó una estratagema de fraude masivo que puso en peligro la salud y el bienestar de niños inocentes, personas de tercera edad y víctimas con discapacidad,” dijo en un comunicado el fiscal general adjunto John P. Cronan de la División Criminal del Departamento de Justicia.

Según detalló Cronan, Zamora-Quezada supuestamente administró quimioterapia innecesaria y otros medicamentos tóxicos a sus pacientes, incluso a aquellos más vulnerables, como ancianos y niños.

Según el escrito de acusación, en el año 2000, Zamora-Quezada y sus cómplices pusieron en marcha un esquema para defraudar a diferentes seguros médicos de EE.UU., como Blue Cross Blue Shield; a programas de salud administrados por el Gobierno, como “Medicare” destinado a los mayores de 65 años y “Medicaid” dirigido a aquellos con bajos ingresos.

Para hacer el desfalco, Zamora-Quezada diagnosticaba erróneamente a sus pacientes, entre ellos, ancianos, personas con discapacidad, o personas con enfermedades degenerativas como la artritis reumatoidea.

Tras diagnosticarles erróneamente, Zamora-Quezada les prescribía tratamientos para enfermedades que no padecían y llegaba a someterlos a métodos agresivos como la quimioterapia, con el solo objetivo de pedir a las aseguradoras el dinero de esos cuidados para apropiárselo.

Con ese dinero, según el Gobierno, se financió un estilo de vida “lleno de lujos” que incluía un avión privado con el que se desplazaba entre sus consultas de Brownsville y Edinburg, en la zona fronteriza del Valle del Río Grande, y la ciudad de San Antonio.

Debido a esa gran cantidad de bienes y su doble nacionalidad mexicana-estadounidense, el Gobierno considera que existe riesgo de fuga y pidió que permanezca en prisión preventiva a la espera de juicio.

Zamora Quezada tuvo que comparecer ayer ante el juez Ricardo H. Hinojosa de la corte del Distrito Sur de Texas y por orden de ese magistrado, debe permanecer encarcelado.

El acusado perpetuó este supuesto fraude durante 18 años, entre enero del 2000 y mayo de 2018, un período especialmente amplio en el que podría haber causado daño a cientos de personas.

Por eso el FBI está buscando identificar a posibles víctimas de Zamora Quezada y sus cómplices, para ello abrió una línea de contacto directa en el número 1-833-432-4873 (opción 8 y opción 9), así como mediante el correo electrónico (ZamoraPatient@fbi.gov).

TE RECOMENDAMOS