Administración Biden presenta nuevo plan de reducción de emisiones de metano para 2030

Por Katabella Roberts
02 de Noviembre de 2021 12:45 PM Actualizado: 02 de Noviembre de 2021 12:45 PM

La administración Biden está preparada para anunciar un nuevo plan ambicioso que reducirá las emisiones mundiales de metano en un 30 por ciento para 2030, comenzando con los pozos de petróleo y gas.

El nuevo Plan de Acción de Reducción de Emisiones de Metano de EE.UU. utilizará “regulaciones de sentido común, incentivos financieros catalíticos, transparencia y divulgación de datos procesables y asociaciones públicas y privadas” para identificar y reducir las emisiones de metano de una manera rentable en todas sus fuentes principales, dijo la Casa Blanca en un comunicado el 2 de noviembre.

La administración dice que esto ayudará a “proteger la salud pública, promover la innovación estadounidense en nuevas tecnologías” y ayudar a crear puestos de trabajo para decenas de miles de trabajadores calificados en todo Estados Unidos.

En concreto, introducirá una nueva normativa que “ampliará y reforzará significativamente la reducción de las emisiones de metano para las nuevas instalaciones de petróleo y gas” y exigirá a los estados que elaboren planes para reducir las emisiones de metano de las fuentes existentes en todo el país, entre las que la administración calcula que se encuentran unos 300,000 pozos de petróleo y gas.

La industria del petróleo y el gas es la mayor fuente industrial de emisiones de metano en Estados Unidos y es responsable de aproximadamente el 30 por ciento de las emisiones totales de metano.

La Casa Blanca afirma que el nuevo requisito reducirá las emisiones de esas fuentes en aproximadamente un 75 por ciento.

Las chimeneas se elevan desde la refinería Shell Deer Park el 12 de agosto de 2005, en Deer Park, Texas. La planta es la sexta mayor refinería de Estados Unidos, con una capacidad de producción de 340,000 barriles diarios de petróleo. Produce gasolina, diésel y combustible para aviones, además de otros subproductos del crudo. (Dave Einsel/Getty Images)

La Administración de Tuberías y Materiales Peligrosos y Seguridad del Departamento de Transporte también está implementando la Ley PIPES bipartidista al actualizar y expandir las reglas de tuberías. Esas reglas requerirán que los operadores de petróleo y gas reduzcan las fugas de metano. El Departamento del Interior (DOI) también abordará el tema de la quema de metano en las operaciones de petróleo y gas y el cierre de pozos en tierras y aguas públicas.

Las emisiones de metano de los rellenos sanitarios, que son la segunda fuente industrial de metano más grande en Estados Unidos, también se reducirán como parte del plan. Además, la Agencia de Protección Ambiental “intensificará una iniciativa para reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos que sirve como un contribuyente principal a las emisiones de metano de los vertederos”, dijo la Casa Blanca.

Mientras tanto, el DOI lanzará un “programa agresivo” para taponar cientos de miles de pozos de petróleo y gas abandonados, incluidos muchos que todavía están ventilando metano, que según la administración conducirá al empleo de más trabajadores sindicalizados en todo el país.

La presentación del nuevo plan por parte del presidente Joe Biden coincide con el segundo día de la cumbre climática COP26, en Glasgow, Escocia.

Líderes como el presidente de Indonesia, Joko Widodo, el presidente de Colombia, Iván Duque, y el presidente de la República Democrática del Congo, Félix Tshisekedi, asisten actualmente a la cumbre del clima para debatir cuestiones clave relacionadas con el calentamiento global y establecer nuevos objetivos de reducción de emisiones.

Biden se ha fijado el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en más del 50 por ciento para 2030, pero está luchando por obtener la aprobación del Congreso de su paquete de gastos socio-climáticos de 1,75 billones de dólares.

“El momento de esto es crítico. Mientras hablamos, los líderes mundiales se están reuniendo ahora mismo en Glasgow y esperan que Estados Unidos tenga un verdadero liderazgo”, le dijo a Reuters el administrador de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU., Michael Regan, en una entrevista sobre el plan. “Esta propuesta es absolutamente audaz, agresiva y completa”.

En una vista aérea, se ven tanques de almacenamiento de combustible en la estación Dorsey Junction de Colonial Pipeline, en Washington, el 13 de mayo de 2021. (Drew Angerer/Getty Images)

Aunque muchos han defendido el ambicioso impulso de Biden hacia la energía verde, el presidente también se ha enfrentado a las críticas de quienes trabajan en la industria del petróleo y el gas.

Jerry Simmons, presidente de la Alianza de Productores de Energía Nacional (DEPA, por sus siglas en inglés) dijo el mes pasado que las políticas de Biden están impidiendo que las compañías de petróleo y gas de EE.UU. produzcan productos energéticos, lo que aumenta los precios, lo que a su vez hace que los consumidores paguen más.

De la DEPA hacen parte a nivel nacional 39 asociaciones de coalición que representan a individuos y empresas que participan en la exploración y producción de petróleo y gas natural en tierra firme.

Simmons señaló que, en su primer día en el cargo, Biden revocó el contrato del oleoducto Keystone XL, un oleoducto de 1,700 millas que fue diseñado para transportar aproximadamente 800,000 barriles de petróleo por día desde Alberta hasta la costa del Golfo de Texas, pasando por Montana, Dakota del Sur, Nebraska, Kansas y Oklahoma.

“Alentaron a la banca a no conceder préstamos al sector petrolero, de gas y también a las empresas de carbón. Así que nuestro acceso al capital se agotó este año, y se volvió muy difícil… es una serie de cosas que han sucedido y que han provocado que estos precios suban”, dijo.

“La idea de que haya un gobierno federal que ha dicho que quiere acabar con el petróleo, el gas y el carbón para 2050 hace que sea muy difícil para la gente pensar en él como un recurso futuro”, continuó Simmons.

“La administración Biden ha hecho todo lo posible para obstaculizarnos. Tenemos algunas deducciones de impuestos que obtenemos por hacer negocios en este país que están tratando de eliminar, y nuevamente, eso aumenta el costo y cuando aumentan los costos, la gente deja de hacer ciertos negocios o al hacer ese negocio pasan los incrementos al consumidor, que es exactamente lo que está sucediendo”, agregó el presidente de la DEPA.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.