Administración Trump refuerza orden que prohíbe inversiones de EE.UU. en empresas militares chinas

Por Mimi Nguyen Ly
29 de Diciembre de 2020
Actualizado: 29 de Diciembre de 2020

La administración Trump reforzó una orden ejecutiva que prohíbe la inversión estadounidense en empresas militares chinas. El anuncio se hizo el lunes por medio de un aviso publicado por el Departamento del Tesoro.

El aviso describe más detalles sobre la orden ejecutiva (EO) 13959, que el presidente Donald Trump emitió en noviembre. La publicación decía que la administración Trump prohibiría que fondos índices y ETFs financien a compañías militares comunistas chinas (CCMC) y a cualquier subsidiaria que sea propiedad o esté controlada por el ejército chino.

“[La prohibición] garantiza que capital estadounidense no contribuya al desarrollo y modernización de los servicios militares, de inteligencia y de seguridad de la República Popular China (RPC)”, dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo, en un comunicado.

El sitio web del Tesoro dice que las prohibiciones en la E.O. 13959 “se aplican a cualquier subsidiaria de una CCMC, después de que dicha subsidiaria sea listada públicamente por el Tesoro”.

El portal también dice que el Tesoro tiene la intención de listar públicamente como subsidiarias a “cualquier entidad que emita valores que cotizan en bolsa” y que sea “50 por ciento o más propiedad de una o más compañías militares comunistas chinas” o “determinada como controlada por una o más compañías militares comunistas chinas identificadas en o de conformidad con EO 13959″.

Agrega que el Secretario de Defensa “puede determinar que una entidad, incluida una subsidiaria, es una compañía militar china comunista que opera directa o indirectamente en Estados Unidos o en cualquiera de sus territorios o posesiones, y por lo tanto se podrá listar como tal… hasta el momento en que el secretario de Defensa elimine a esa entidad de dicha lista”.

El Departamento del Tesoro también dijo que su Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) ha publicado hasta ahora una lista en su sitio web (pdf) que nombra a las entidades identificadas en, o de conformidad, con la orden ejecutiva como CCMC, junto con información de identificación adicional.

En un comunicado, Pompeo dijo que la orden ejecutiva “se aplica a todas las transacciones de personas estadounidenses, incluidos individuos, inversores institucionales, fondos de pensiones, donaciones universitarias, bancos, emisores de bonos, firmas de capital de riesgo, firmas de capital privado, firmas de índices y otras entidades, incluidas las que operan en el extranjero”.

“Esto debería disipar las preocupaciones de que los inversores estadounidenses puedan apoyar sin saberlo a las CCMC a través de inversiones directas, indirectas u otras inversiones pasivas, incluidas aquellas vinculadas a educación, ETF, fondos de riesgo, capital privado, fideicomisos de inversión inmobiliaria, materias primas, donaciones, pensiones o cualquier otra inversión en bonos, préstamos, líneas de arrendamiento, índices de deuda o acciones que incluyen valores de las CCMC o subsidiarias que cotizan en bolsa para el gobierno de Estados Unidos”, agregó.

“A partir del 11 de enero de 2021, los inversores estadounidenses ya no podrán realizar transacciones con valores de renta variable o de deuda del mercado privado o que coticen en bolsa, o cualquier valor que se derive de ellos, independientemente del porcentaje de propiedad de las CCMC, con una desinversión completa requerida para el 11 de noviembre de 2021”.

Roger Robinson, un exfuncionario de la Casa Blanca, que apoya la restricción del acceso chino a los inversores estadounidenses, dijo a Reuters que el último aviso del Tesoro “representa una clara victoria para la comunidad de seguridad de EE.UU. en su decidido esfuerzo por preservar las fuertes sanciones a los mercados de capital asociadas [a la orden ejecutiva], la primera de su tipo”.

La orden ejecutiva de noviembre (pdf) buscaba darle fuerza a una ley de 1999, que ordenaba que el Departamento de Defensa compile una lista de compañías militares chinas.

El Pentágono, que solo cumplió con el mandato este año, ha catalogado hasta ahora a 35 empresas, incluida la petrolera CNOOC Ltd y el principal fabricante de chips de China, Semiconductor Manufacturing International Corp, como empresas militares chinas que operan directa o indirectamente en Estados Unidos, incluidas las de propiedad o que son controladas por el Ejército Popular de Liberación (EPL).

El Partido Comunista Chino (PCCh), a través de su agresiva estrategia nacional llamada “fusión militar-civil”, utiliza empresas chinas para fortalecer el EPL, afirma la orden ejecutiva de Trump.

El secretario de Estado Mike Pompeo dijo en una declaración el 8 de diciembre: “Bajo el gobierno Xi Jinping, el PCCh ha priorizado algo llamado ‘fusión militar-civil’… Las empresas e investigadores chinos deben… bajo pena de la ley – compartir tecnología con el ejército chino. El objetivo es garantizar que el Ejército Popular de Liberación tenga el dominio militar. Y la misión principal del EPL es mantener el control del poder por parte del Partido Comunista Chino”.

El secretario de Estado Mike Pompeo habla con la prensa antes de reunirse con el ministro de Relaciones Exteriores de Kuwait, en el Departamento de Estado en Washington, DC, el 24 de noviembre de 2020. (SAUL LOEB/POOL/AFP vía Getty Images)

La lista del Pentágono incluye empresas como Aviation Industry Corp. de China, Huawei y Hangzhou Hikvision. Muchas de las empresas de la lista cotizan en bolsas de valores de todo el mundo, y millones de inversores estadounidenses, a través de sus fondos de pensiones, transfieren involuntariamente riqueza de Estados Unidos a estas entidades.

La orden ejecutiva de noviembre también señaló que las empresas, “aunque siguen siendo aparentemente privadas y civiles, apoyan directamente los aparatos militares, de inteligencia y de seguridad de la República Popular China y ayudan en su desarrollo y modernización”.

Agrega: “Al mismo tiempo, esas empresas recaudan capital vendiendo valores a inversores estadounidenses que cotizan en bolsas públicas, tanto aquí como en el extranjero, presionando a los proveedores de índices y fondos estadounidenses para que incluyan estos valores en las ofertas de mercado y participando en otros actos para asegurar el acceso al capital de Estados Unidos”.

“De esa manera, la República Popular China se aprovecha de los inversionistas estadounidenses para financiar el desarrollo y la modernización de sus fuerzas armadas”, advirtió el presidente.

Desde la orden de noviembre, los proveedores de índices comenzaron a eliminar de sus índices a algunas de las empresas señaladas.

El senador Marco Rubio (R-Fla.), un destacado halcón contra China, aplaudió la orden ejecutiva. En una declaración del 12 de noviembre, dijo: “La explotación del Partido Comunista Chino a los mercados de capital de Estados Unidos es un riesgo claro y continuo para la seguridad económica y nacional de Estados Unidos, y la acción de hoy de la administración Trump es un buen comienzo para proteger nuestros mercados e inversores”.

“Es importante destacar que la acción de hoy también establece un marcador claro para la política de Estados Unidos en el futuro: nunca podremos poner los intereses del Partido Comunista Chino y de Wall Street por encima de los trabajadores estadounidenses y de los inversionistas familiares”, dijo.

Sigue a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Le puede interesar

Cómo el comunismo en China hace 20 años intenta eliminar a 100 millones de chinos

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS